La importancia de la relajación para mejorar la productividad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 9 enero, 2016
Eva Maria Rodríguez · 9 enero, 2016

Para muchos productividad y relajación son términos completamente incompatibles. Pero nada más lejos de la realidad. De hecho, relajarse es fundamental para “resetear” la mente y prepararse para un periodo de productividad eficaz y satisfactorio.

El cansancio y el estrés se van acumulando a lo largo de la semana. Por eso es conveniente descansar el fin de semana. Lo mismo ocurre a lo largo del día, y por eso es necesario parar y relajarse, de modo que el tiempo empleado a las tareas dé mejores frutos.

“Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones.”

-Sócrates-

La importancia de buscar el equilibro en el tiempo libre

Algunas investigaciones muestran que las personas tienden a requerir más tiempo libre cuando están estresados.  Este extra de relajación se utiliza para compensar la caída en el estado de ánimo que puede provocar el exceso de estrés. Esta compensación ayuda a reducir el estrés y favorece el aumento de la productividad y el equilibrio personal.

Disfrutar de tiempo libre es una buena manera de aliviar el estrés y ser más productivos.

Sin embargo, el principal problema con el uso del tiempo libre para el alivio del estrés es que solo disponemos de una cantidad limitada de este tiempo en el día. Es más, muchas personas apenas incluyen tiempo libre en su agenda. Incluso el tiempo para comer está limitado.

Mucha gente cree que aumentar el tiempo de ocio puede ser contraproducente cuando se está muy ocupado, que relajarse es perder el tiempo y que este tiempo es tiempo perdido que solo ayuda aumentar el estrés pensando que todavía queda mucho por hacer.

Pero el tiempo libre es fundamental para mantener el equilibrio, liberar la tensión acumulada y prepararse para afrontar el siguiente reto. Descansar es vital para cargarse de energía y maximizar la productividad.

“La hormiga es sabia, pero no lo suficiente para tomarse unas vacaciones.”

-Clarence Day-

Banco en el campo

¿Conoces realmente tus necesidades?

Saber cuáles son tus metas en tu tiempo de ocio y tener en mente una lista de cosas que puedes hacer para cumplir con estos objetivos te ayudará a valorar más tu tiempo de ocio y planificar el tiempo suficiente para conseguirlos.

Tus objetivos para tu tiempo libre pueden ser aliviar una mente fatigada o mejorar tu estado de ánimo, por ejemplo. Nadie mejor que tú sabe lo que necesita y cuánto tiempo requiere para lograrlo.

“Hay más en la vida que ganarse la vida. No trabajes más de lo que vives.”

-Mokokoma Mokhonoana-

Busca actividades que en poco tiempo te ayuden a relajarte

Uno de los problemas para beneficiarse del tiempo libre es que la mayoría de la gente tiene agendas muy apretadas. Por eso es importante encontrar formas de relajarse que no requieran mucho tiempo y que sean del gusto de cada uno. Así, en poco tiempo, se pueden obtener grandes beneficios. Estas actividades pueden ser ver o escuchar un programa de humor, leer, pasear o correr o salir a tomar un café fuera del lugar de trabajo, entre otras muchas posibilidades.

“La risa son unas vacaciones instantáneas.”

-Milton Berle-

Mujer caminando por el campo con su perro

Motívate de manera positiva

Para muchos, parar y descansar es todo un logro, ya que tienen que vencer muchos prejuicios acumulados a lo largo de los años. Pero ese descanso te va a ayudar a rendir más y a sentirte mucho mejor al terminar, a no desgastarte y a encontrar mayor satisfacción y motivación en lo que haces.

Si eres de esos, haz el esfuerzo de motivarte a ti mismo en positivo. Descansar te ayudará a evitar la sensación de agotamiento y a profundizar mejor en lo que tienes que hacer, a aclarar tu mente y a encontrar soluciones más creativas y eficaces los problemas que te encuentres.

Relajarse para ser menos reactivo al estrés

Cuando los niveles de estrés son más bajos, somos menos propensos a necesitar tanto tiempo libre para equilibrar esos días estresantes. Creando el hábito de tomar pequeños momentos libres podemos evitar la acumulación del estrés y también aumentamos la capacidad de controlar las reacciones cuando el estrés aumenta. Algunos de estos hábitos son los siguientes:

  • Hacer ejercicio regularmente (si es posible, todos los días).
  • Practicar la meditación
  • Mostrarse agradecido para alimentar el pensamiento positivo