La meditación puede renovar tu cerebro en 8 semanas - La Mente es Maravillosa

La meditación puede renovar tu cerebro en 8 semanas

Raquel Aldana 15 enero, 2016 en Actualidad y psicología 8224 compartidos
Meditación con cubo de rubik

La meditación puede transformar nuestro cerebro en 8 semanas. Las zonas que parece modificar son aquellas relacionadas con la memoria, la empatía y el estrés, así como las encargadas de la atención y de la integración emocional.

Esto no lo dice un grupo de aficionados o de amantes de la pseudociencia, sino que hay detrás un equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts que ha documentado el hallazgo.

Este estudio se publicó en la revista Psychiatric Research; en él se puso en práctica un programa de meditación de ocho semanas a partir del que se esperaba medir los beneficios que la meditación tiene sobre nuestras emociones, nuestras conductas y nuestros pensamientos.

mujer-meditando

Los cambios cerebrales que nos proporciona la meditación

Aunque es de sobra conocido que los beneficios de la meditación son múltiples, hasta ese momento no se había constatado que los cambios se produjesen tan rápido y, mucho menos, que el alcance fuese tal.

Se ha visto que la meditación produce modificaciones en regiones cerebrales que están relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés. O sea, que aquello que entendemos con tintes de espiritualidad, realmente mejora nuestro estado de salud físico y mental.

Cuando alguien medita no solo se siente mejor porque se siente relajado, sino también porque la estructura de su cerebro ha modificado sus conexiones hábilmente. Al parecer no hace falta ser un experto en meditación para disfrutar de sus beneficios y sentir que un aumento en nuestra capacidad de integración emocional y atencional.
Compartir

De hecho, los participantes del estudio pasaron solo 27 minutos cada día practicando los ejercicios de meditación. Bastaron 8 semanas para observar modificaciones cerebrales como el incremento en la densidad de materia gris del hipocampo (zona relacionada con la memoria) y en otras áreas relacionadas con la autoconciencia, la compasión y la introspección.

Además también se observó una disminución de densidad en la amígdala, estructura responsable de estados emocionales como el estrés, la ansiedad o el miedo. O sea, que gracias a la plasticidad de nuestros cerebros tenemos la posibilidad de ser cada día mejores personas tanto para los demás como para nosotros mismos.

Mujer con plumas a su alrededor

La meditación, una costumbre que nos permite vivir en el presente

Si meditamos con asiduidad uno de los cambios que antes vamos a poder apreciar es la habilidad para vivir en el presente, en el aquí y ahora, dejando a un lado los pensamientos perturbadores sobre el pasado o sobre el futuro.

Como hemos comentado, no solo induce un estado de relajación, sino que nos permite conseguir mayor control sobre nosotros mismos. Gracias a la meditación lograremos dominar nuestras palabras y nuestros pensamientos, así como el diálogo que mantenemos con nosotros mismos.

Esta práctica redundará en un gran beneficio, pues podremos comprender mejor nuestras emociones al no nublarlas de pensamientos negativos y, como consecuencia, actuar con mayor templanza.

Esto se traduce en éxito emocional y social, pues el autocontrol sobre nosotros derivará en una mejora de nuestras relaciones, de nuestros proyectos y de nuestro día a día.
Compartir

Mujer sentada meditando

Antes de comenzar a practicar meditación debemos de ser conscientes de que hay que ser muy respetuosos con el tema, pues a pesar de que abundan los expertos y los consejos para hacerlo, estos no siempre son verdaderos, pues es una disciplina que requiere de un gran ejercicio intelectual y de la ayuda de un instructor capacitado.

Como hemos adelantado, la meditación disuelve y libera nuestros pensamientos, haciendo que nos concentremos en el presente y venzamos al estrés y a las preocupaciones. Nuestra mente siempre querrá demostrar que la consciencia está latente, por lo que es posible que al principio se haga difícil lidiar con los cosquilleos, la picazón del cuerpo cabelludo o cualquier otra molestia.

En cualquier caso, si aún no conoces ninguna práctica de meditación y quisieras adentrarte en este mundo que tantos beneficios aporta, debes dedicar un tiempo a informarte y a reflexionar sobre el tipo de meditación que más se adecua a ti, a tus valores, a tus creencias y a tus necesidades. Este, sin duda, será el primer paso que debes dar para convertir en costumbre este maravilloso y beneficioso hábito.

Raquel Aldana

La psicología no es solo mi profesión, es mi vida y mi pasión. Creo que comprender nuestras emociones nos ayuda a girar con el mundo y estoy convencida de que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Ver perfil »
Te puede gustar