La repetición de curso escolar, ¿un acierto o un error?

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Laura Rodríguez
30 junio, 2019
La repetición se considera una medida extraordinaria que se lleva a cabo cuando ya se han intentado varios tipos de actuaciones educativas sin éxito (apoyo escolar, clases particulares). Sin embargo, ¿es la mejor decisión? En este artículo echamos un vistazo a los últimos estudios que han intentado responder a esta cuestión.

La repetición de curso escolar es esa tormenta que amenaza en el horizonte de muchos hijos, padres y profesores. En este sentido, aunque repetir curso suele verse como algo negativo, lo cierto es que no tenemos certeza de que así sea; existen controversia y división de opiniones acerca de la repetición.

Los profesionales a favor de la repetición creen que repetir puede ser una auténtica oportunidad para el alumno, una ocasión para enfrentarse a los mismos desafíos con un mayor nivel de desarrollo.

Por otro lado, en contraposición, algunos profesionales opinan que la repetición de curso escolar aumenta la probabilidad de abandono. Asimismo, perjudicaría la autoestima del alumno al verse inferior al grupo de iguales, que sí promocionan al curso siguiente.

Cabe destacar que según la ley actual, la LOMCE, la repetición es un mecanismo al que acudir como último recurso, cuando el refuerzo y apoyo no han servido para superar las dificultades. En definitiva, aunque la LOMCE la considera como un mecanismo necesario para algunos casos, existen diversas opiniones acerca de los efectos que produce.

Por lo que esta paridad de creencias acerca de la misma nos invita a cuestionarnos «¿realmente se consigue los beneficios que se pretenden al repetir de curso?» Destacamos, a continuación, ciertos trabajos de autores que consideramos relevantes sobre este tema.

«Partiendo de la repetición como mecanismo positivo para el alumnado, repetir de curso supone una segunda oportunidad en muchos casos para que el alumno alcance la madurez y motivación necesarias».

Niño aburrido en clase de matemáticas

Tras la repetición, es probable que el alumno alcance cierta madurez

Los efectos positivos que se le adjudican a la repetición parten de este mecanismo como una ayuda al alumno para que adquiera cierta madurez y desarrolle habilidades y competencias básicas, tal y como indican expertos del Instituto de evaluación e investigación educativa en su trabajo “Efecto de las repeticiones de curso en el proceso de enseñanza-aprendizaje del alumnado».

Así, parten de la idea de que realizar de nuevo el mismo curso escolar daría el tiempo suficiente al alumno como para alcanzar la madurez suficiente que le permitiera repetir curso.

¿La repetición aumenta o reduce el fracaso escolar?

Es cierto que con la repetición el sistema educativo pretende evitar que la desmotivación y el abandono gane terreno en el rendimiento académico del alumno al intentar alcanzar el nivel de los compañeros y no conseguirlo. Por esta razón, el sistema educativo considera el hecho de repetir como una nueva oportunidad para superar las dificultades y verse «capaz» de conseguir los objetivos necesarios.

Ahora bien, ¿se consigue evitar la desmotivación y, en consecuencia, el abandono escolar? En este sentido, según el estudio “Repeating and dropping out of school” de Grissom, Shepard y Jimersonde existe una fuerte asociación entre repetición y abandono escolar.

Según este estudio, se podría afirmar que la repetición aumenta el riesgo de abandono, pese a ser el objetivo principal de la LOMCE, que busca con esta medida evitar precisamente que suceda este abandono.

La OCDE asegura en el estudio basado en los resultados del Informe PISA «Are disadvantaged students more likely to repeat grades?» que repetir curso supone una estigmatización entre el alumnado y puede afectar a su autoestima. Por consiguiente, en función de los resultados del informe PISA, la repetición de curso escolar podría conllevar una baja autoestima al no verse «capaz» de aprobar al nivel de los compañeros.

Niños en clase

La repetición de curso escolar, ¿acierto o un error?

Tras hacer una revisión de los trabajos de expertos acerca de la repetición, no existe un consenso en la respuesta. Esto es, un grupo de expertos defensores de la repetición del Instituto de evaluación e investigación educativa, nombrados anteriormente, argumentan que la promoción del alumnado con bajo rendimiento supone enviarlo a una situación educativa para la que no está preparado.

Por este motivo, mantienen que la repetición escolar puede ser un estímulo para favorecer la disposición al estudio y aumentar la autoestima al mejorar destrezas básicas no conseguidas hasta ese momento.

Sin embargo, los detractores de la repetición escolar afirman «que los estudiantes repitan es un fallo del sistema, no de los estudiantes”, tal y como destaca Andreas Schleicher, director de Educación de la OCDE y principal impulsor del informe PISA. A su vez, el académico neozelandés John Hattie llegó a la conclusión en su trabajo sobre el rendimiento académico que la repetición era la una de las peores medidas educativas.

Para concluir, tal y como hemos nombrado anteriormente, no existen evidencias claras acerca de si la repetición produce mayor efectos positivos o negativos. Lo que sí está claro, tal y como afirma Westbury en su trabajo “The effect of elementary grade retention on subsequent school achievement and ability”, que aunque la repetición es beneficiosa para algunos alumnos, no lo es para la mayoría, y no es posible saber de antemano a qué alumnos o alumnas va a beneficiar». Es decir, solo podríamos conocer con cierta seguridad los resultados de la medida después de tomarla.

«En la práctica, esta medida extraordinaria suele llegar cuando ya se han agotado otro tipo de actuaciones y se considera que es la mejor decisión. En este sentido, es necesario valorar cada caso: circunstancias personales, adaptación al grupo, contexto, adquisición de competencias básicas, capacidad de ajuste al curso siguiente, otras».