La técnica de yoga Tum-mo

El Tum-mo es técnica antigua de meditación tibetana que ayuda a elevar la temperatura corporal y a manejar el estrés. Veamos en que consiste.
La técnica de yoga Tum-mo
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 26 abril, 2022

En un monasterio al norte de la India, monjes tibetanos que practican  la técnica de yoga Tum-mo, son capaces de controlar su temperatura corporal. Según los testimonios de la periodista y budista Alexandra David-Néel, en su libro Magic and Mystery in Tibet, los monjes que practicaban ésta técnica eran capaces de meditar desnudos en temperaturas heladas, mientras una sábana húmeda les cubría hombros.

Cualquier persona que evidencia este escenario supondría que los monjes sufrirían una hipotermia y posteriormente fallecerían. Sin embargo, la realidad contada por David-Néel fue otra, pues el calor emanado por el cuerpo de los monjes en ese estado de meditación, no sólo los mantuvo con vida, sino que consiguió secar las sábanas en una hora.

Dicho esto, veamos en qué consiste esta técnica y las investigaciones que se han hecho al respecto.

¿En qué consiste la técnica de yoga Tum-mo?

También conocida como Tummo o Tummó, es una técnica antigua de respiración practicada originalmente por monjes budista tibetanos. La traducción al español es “fuego interior” y su manifestación más evidente es la capacidad para subir a voluntad la temperatura del cuerpo.

Según la maestra de respiración e instructora de yoga Gwen Dittmar, la técnica Tum-mo refiere a una antigua meditación tántrica que combina un patrón de respiración específico con la visualización de una llama que sube por la columna vertebral.

Además de elevar la temperatura corporal, se cree que ayuda a las persona a manejar el estrés, mejorar la cognición, activar los chakras y, en general, facilita la transformación interna hacia una especie de liberación interior.

Mujer haciendo meditación

¿Cómo poner en práctica la respiración Tum-mo?

Según Dittmar, el proceso es muy sencillo y se puede realizar a través de los siguientes pasos:

  1. Siéntate en un una postura cómoda y cierra los ojos. Luego, coloca tus manos  sobre tu estómago y déjalas allí durante toda la práctica.
  2. Intenta relajar tu mente, permitiendo que los pensamientos fluyan y evitando quedarte estancado en uno de ellos.
  3. Una vez que tu mente se haya clamado, visualiza un fuego en tu estomago, alrededor de tu ombligo. Mientras lo haces, imagina que eres un gran globo hueco que posee una bola de fuego en su interior e intenta mantener esta imagen durante todo el ejercicio.
  4. Inhala profundamente a través de tu nariz, arqueando tu espalda ligeramente, y expandiendo tu torso y el pecho. Imagina que el oxígeno que respiras está alimentado el fuego dentro de ti, ayudándolo a crecer más grande y más caliente.
  5. Exhala fuerte por la boca con los labios redondeados y enroscándote ligeramente hacia adelante, redondeando la columna vertebral. Mientras lo haces, imagina que la llama y su calor están expandiéndose por todo tu cuerpo.
  6. Repite este patrón de respiración cinco veces más y observa cómo el calor comienza a acumularse.
  7. Después de la quinta inhalación, traga suavemente y siente cómo el calor sostiene la inhalación debajo del diafragma. A su vez, contrae los músculos del suelo pélvico para que empuje la respiración hacia arriba. La idea es que el diafragma empuje la respiración hacia abajo, mientras que los músculos del suelo pélvico lo hacen hacia arriba.
  8. Exhala luego de contener la respiración durante el mayor tiempo posible, relajando tus músculos al mismo tiempo.

Al repetir esta respiración varias veces, empezarás a notar cómo tu temperatura corporal se eleva. Además, al familiarizarte con la practica serás capaz de hacerla de pie o incluso andando.

¿Investigaciones realizadas con monjes tibetano?

Ahora bien, es válido preguntarse ¿qué dice la ciencia sobre esta técnica de meditación? ¿realmente eleva la temperatura corporal?

Herbert Benson, profesor de medicina en Harvard y presidente del Instituto Médico Mente/Cuerpo en Boston, ha estudiado la técnica Tum-mo durante 20 años. Para ello, realizó un asombroso experimento en donde midió la temperatura corporal de tres mojes que han practicado esta técnica por más de seis años. 

Los resultados arrojaron que los monjes tenían la capacidad de aumentar la temperatura de los dedos, de las manos y los pies hasta 8,3 °C.

A raíz de estos y otros hallazgos, Benson considera que esta forma avanzada de meditación tibetana puede ayudarnos a tratar mejor las enfermedades relacionadas con el estrés y conseguir que la mente controle procesos fisiológicos que antes parecían imposibles de modificar.

Por tanto, desarrolló un método denominado “La respuesta de relajación”, por el cual utilizando determinados recursos (repetición de palabras, frases, oraciones cortas, sonidos, etc.) se consigue alcanzar un estado fisiológico contrario al estrés, liberando nuestra mente de pensamientos nocivos para la salud.

Dicho método modifica notablemente niveles de presión sanguínea, actividad cardiaca y vascular, actividad pulmonar, etc. En la actualidad, Benson y su equipo médico, emplean “La respuesta de relajación”, como método para tratar patologías diversas, (hipertensión, ansiedad, depresión, insomnio esterilidad).

Te podría interesar...
Cuerpo, mente y meditación: ¿cómo interactúan?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Cuerpo, mente y meditación: ¿cómo interactúan?

Los beneficios probados de la práctica de la meditación son muchos, pero vamos a ver como se relacionan cuerpo, mente y meditación



  • Benson H, Lehmann J, Malhotra M, Goldman R, Hopkins J y Epstein M. Body temperature changes during the practice of g Tum-mo yoga. Nature [Internet]. 1982 [consultado 26 abr 2022]; 295: 234–236. Disponible en:
  • https://www.nature.com/articles/295234a0
  • David-Néel A. Magic and Mystery in Tibet. Estados Unidos: Courier Corporation; 2012