Así manejan el estrés los introvertidos

Las personas introvertidas suelen experimentar bastante estrés. Tener que socializar cuando no lo desean, por ejemplo, puede imponerles una presión extra.
Así manejan el estrés los introvertidos
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 20 marzo, 2022

¿Cómo manejan el estrés los introvertidos? Por término medio, con gran dificultad. Suelen pasar bastantes años hasta que alguien con un estilo de personalidad más tendente a la introversión logre conocer sus fortalezas y también sus puntos débiles. Esos por donde se cuela el agotamiento, la carga mental y ese desgaste suscitado, sobre todo, por situaciones sociales que cuesta manejar.

Desde que Carl Jung introdujera en 1920 su teoría sobre la extroversión/introversión a través de su trabajo Los tipos psicológicos ha pasado bastante tiempo. Sin embargo, este enfoque prevalece y son muchos los que se identifican en un punto del espectro. A pesar de ello, conviene recordar que casi ninguno de nosotros somos 100 % introvertidos o extravertidos.

Están los ambivertidos, por ejemplo, una tipología que combina ambas dimensiones y que definió el psicólogo estadounidense Edmund S. Conklin, en 1923. Son perfiles sin una necesidad excesiva por socializar, pero que tampoco se centran en exceso en sí mismos. A pesar de ello, y más allá de dónde nos situemos en ese rango de características, hay algo indudable.

Quienes tiendan en mayor grado hacia el polo de la introversión se ven expuestos a situaciones sociales que procesan de manera abrumadora. No poder disponer de instantes de soledad, silencio y equilibrio en su día a día se vive de manera estresante. ¿Qué se puede hacer ante estas situaciones? Lo analizamos.

“Las personas tranquilas tienen las mentes más ruidosas”.

-Stephen Hawking-

Mujer pensando
Las personas introvertidas necesitan tener el control para elegir cuándo quieren relacionarse con otras personas, y cuándo no.

¿Cómo manejan el estrés los introvertidos?

Una de las características que más estresan a los introvertidos es la interacción humana. Esto no significa que la rechacen. Tampoco que evidencien un estilo de personalidad asocial, es decir, sin motivación para interactuar en sociedad. Porque no es cierto.

Sin embargo, esto no siempre es posible. Por ello, una de las fuentes más comunes de agotamiento psicológico es el trabajo. Por otro lado, son muchos los estudios que evidencian algunas singularidades a nivel cerebral.

Investigaciones, como las realizadas en la Universidad de Iowa, por ejemplo, destacan algo interesante. La introversión está asociada a una mayor actividad en las regiones del lóbulo frontal. Asimismo, también se ha visto que disponen de una materia gris más densa, lo que puede ser una consecuencia de pasar más tiempo reflexionando, planificando o analizando variables para tomar decisiones.

El estrés puede bloquear todos esos procesos. Por tanto, es esencial que se lleven a cabo estrategias adecuadas  al respecto.

Planifican los días con tiempos de descanso, desconexión e intimidad

Un introvertido está obligado a exponerse a situaciones de interacción social durante gran parte del día. Para evitar la sobrecarga mental, establecen pequeños tiempos de desconexión durante la jornada laboral. Después de ello, se dan una franja más amplia de descanso y soledad, para recobrar las energías.

Además, suelen darse unos 5 o 10 minutos de descanso a solas. Esto les permite recobrar la calma mental y recobrar energías. Por otro lado, suelen dejar actividades enriquecedoras y relajantes para el final del día.

Disponen de un espacio personal y establecen límites

Ya sea en el trabajo o en casa, tratan de disponer de un espacio propio y exclusivo en el que trabajar o estar sin que nadie se inmiscuya, ya que les proporciona tranquilidad.

Al fin y al cabo, son refugios de intimidad sobre los que se tiene pleno control y en lo que es más fácil ser productivos al disfrutar de la soledad.

Son asertivos para dejar claro cómo son, qué quieren y qué necesitan

Hay una estrategia infalible que siempre llevan en el bolsillo: la asertividad. Es prioritario actuar según las propias necesidades y esencias. Si no se desea acudir a un evento social, por ejemplo, debe dejarse claro de manera sincera. Forzarse a ser lo que uno no es ocasiona un gran malestar.

Por ello, si somos introvertidos, es prioritario que el entorno tenga claro cómo somos lo antes posible. Que las personas que nos rodeen nos acepte tal y como somos es una clave de respeto y de bienestar que beneficia a todas las partes.

Realizan actividades periódicas de autocuidado

El bienestar reside en poder hacer más de lo que nos gusta; siempre que sea posible.

La persona introvertida necesita actividades de “autorrecarga”, es decir, experiencias de conexión consigo misma en armonía y tranquilidad. Por ello, siempre suelen dar paseos por la naturaleza, hacer viajes en soledad, tener tiempos de lectura, introspección, relajación, etc.

Practican la escritura terapéutica

La escritura, bien a modo de diario o de expresión emocional, es un recurso catártico para la mente introvertida. Puede alzarse como un ejercicio relajante y útil para desahogar preocupaciones, plasmar sueños y necesidades y después, trabajar en ellos.

Tienen en cuenta sus fortalezas

Los introvertidos son autocríticos, suelen interiorizar sus emociones y lidian a menudo con una baja autoestima. Esto son factores que trabajan y regulan en su día a día.

Asimismo, para lidiar con el estrés, se focalizan en sus fortalezas:

  • Son personas comprometidas, introspectivas y altamente creativas.
  • Su capacidad de análisis les permite tomar decisiones más acertadas.
  • Son independientes y tienen claras sus prioridades.
  • Tiene pocas amistades, pero estas son sólidas y valiosas.
Mujer meditando en casa
Los introvertidos meditan para tener un momento de conexión con ellos mismos.

Practican técnicas de relajación y meditación

El modo en que manejan el estrés los introvertidos parte de sus características y rasgos particulares. Muchos de ellos se benefician de técnicas como el mindfulness. Otros prefieren el yoga, la respiración profunda o incluso el deporte de alta intensidad.

En esencia, cada cual debe encontrar ese recurso que más beneficio le reporte a todos los niveles. Lo importante es atender el autocuidado a diario y ofrecerse tiempo de reconexión y calma con uno mismo.

Te podría interesar...
El liderazgo introvertido, una magnífica forma de guiar
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El liderazgo introvertido, una magnífica forma de guiar

El liderazgo introvertido es aquel que no está fundado en el carisma personal, sino en la capacidad de guiar a otros, incluso con baja notoriedad.



  • Cabello R, Fernandez-Berrocal P. Under which conditions can introverts achieve happiness? Mediation and moderation effects of the quality of social relationships and emotion regulation ability on happiness. Peer J. 2015;3:e1300. doi:10.7717/peerj.1300
  • Lei, X., Yang, T., & Wu, T. (2015). Functional neuroimaging of extraversion-introversion. Neuroscience bulletin31(6), 663–675. https://doi.org/10.1007/s12264-015-1565-1
  • Johnson DL, Wiebe JS, Gold SM, Andreasen NC, Hichwa RD, Watkins GL, Boles Ponto LL. Cerebral blood flow and personality: a positron emission tomography study. Am J Psychiatry. 1999 Feb;156(2):252-7. doi: 10.1176/ajp.156.2.252. PMID: 9989562.