La traumática vida del creador de Peter Pan

Yamila Papa · 2 marzo, 2014

Si bien nació en el seno de una familia de la alta sociedad británica victoriana, su infancia no fue muy alegre. El creador de Peter Pan, James Matthew Barrie, cuando tenía 6 años, su hermano David, de 13, murió al caer con sus patines en un lago congelado. Era el preferido de su madre (eran 10 hermanos en total) y nunca se recuperó de esta pérdida tan trágica.

Cuando la mujer estaba en su habitación y James o cualquiera de los otros niños entraba, ella siempre se pensaba que se trataba de David. Cuando se percataba que esto no era cierto, los trataba muy mal. Además, el padre no tenía ningún tipo de contacto con sus hijos.

“La vida es una larga lección de humildad”

-James Matthew Barrie-

Un niño que se convirtió en adulto demasiado pronto

James quiso siempre agradar a su madre y ocupar el lugar que había dejado su hermano. Ella lo educó y le inculcó el amor por los libros y por el estudio. Siempre lo trataba como si fuera más grande de su edad (pensando quizás que estaba hablando con David).

De esta manera, James se convirtió en un niño con pensamiento y comportamiento de adulto. Era muy enfermizo, tenía miedo a crecer, no se relacionaba con otros pequeños, estaba obsesionado con la idea de que casarse era una desgracia y era muy melancólico.

Sombra niño en árbol

Las únicas alegrías que tuvo en su niñez se relacionan a los libros de aventura de Robert L. Stevenson y a pasar ratos muy breves con sus hermanos, vecinos y amigos más pequeños que él. Otro de los problemas que tuvo que afrontar fue que su estatura no aumentaba en relación a los años que iba cumpliendo, llegando al metro y medio de alto en su adultez.

Juventud, Londres y su matrimonio

La vida del creador de Peter Pan cambiará rotundamente cuando viaja a la capital inglesa y se establece allí, donde abrirá su mente y podrá desarrollarse y escribir mejor. Entre sus amigos de la Universidad se encuentran Arthur Conan Doyle y Robert L. Stevenson, quiénes a su vez trabajaron en el periódico de la facultad.

También forjó una amistad con Charles Frohman, productor de sus obras y víctima del navío Lusitania que fue hundido en la Primera Guerra Mundial, hecho que marcó a James considerablemente.

En cuanto a su vida personal, se casó en 1894 con la actriz británica Mary Ansell pero se divorciaron a los pocos años. Hay diversas teorías en relación al fin de su matrimonio, una de las más fuertes es que ella contrajo enlace con él por su posición social y la fama que podía ofrecerle. Otra hipótesis habla de que nunca llegó a consumarse el matrimonio porque él no buscaba una pareja sexual sino una madre. Al momento de la separación Mary salía con otro hombre.

La creencia del creador de Peter Pan sobre que el amor era una desgracia pudo provocar el fin de su matrimonio

Tras el divorcio, James buscó consuelo en la amistad con unos hermanos que conoció en un paseo por Kensington. Estos niños se llamaban George, Jack, Nico, Peter y Michael. Cuando sus padres murieron él los adoptó y de allí se inspiró para luego escribir la novela más importante de su carrera, “Las aventuras de Peter Pan”, que se publicó a principios del siglo XX.

Peter pan

Pero también hay tragedia en esta historia, ya que George murió en la Guerra, Michael se suicidó ahogándose en un lago con su amante (era homosexual) y Peter se lanzó bajo un vagón del metro algunos años más tarde.

La carrera literaria del creador de Peter Pan

Varias de sus obras se ambientaron en sus años en Kirriemuir, Escocia y era común que algunos diálogos de las historias estuvieran escritos en escocés. Luego escribió obras teatrales como “Calle Quality” (1901), “Lo que saben todas las mujeres” (1908) y “El admirable Crichton” (1932). La última de este estilo se llamaba “David” y la realizó en 1936.

También se especializó en novelas, que tuvieron mucho éxito en su época. Algunas de ellas son “Auid Licht Idylls” (1888), “A window in Thrums” (1889), “el pequeño ministro” (1891) y “El sentimental Tommy” (1896) con “Tommy y Grizel” (1902), relacionados a lo que luego sería el personaje de Peter Pan.

Esta fue sin dudas su obra más conocida, la cuál se representó por primera vez en diciembre de 1904 pero tenía el nombre de “Wendy”, inspirándose en una niña que había muerto a los cinco años en 1894, que él conocía.

Sin embargo, Peter Pan como personaje había aparecido antes, en un libro de cuentos llamado “Little White Bird”. En esta obra, finalizada en 1904, trata sus temas preferidos: el instinto femenino de la maternidad y la conservación de la inocencia infantil.

El eterno adolescente era el protagonista de la historia, quién se fue de la casa familiar para no convertirse en adulto. En los jardines de Kensington, Londres, se puede ver la estatua de este personaje. El mismo lugar donde Barrie conoció a los hermanos Llewalyn Davies, en los que se basó para escribir el cuento.

Peter Pan volando

“Nunca digas adiós, porque adiós significa irse lejos, e irse lejos significa olvidar”

-James Matthew Barrie (Peter Pan)-

James Matthew Barrie falleció en junio de 1937 de neumonía y fue enterrado en su ciudad natal escocesa, Kirriemuir junto a sus padres y dos de sus 9 hermanos. El creador de Peter Pan dejó todo su patrimonio (a excepción de lo ganado por Peter Pan que se destinó al Hospital Great Ormond Street) a su secretaria Cynthia Asquith.