La triada luminosa de la personalidad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 6 mayo, 2019
Sonia Budner · 6 mayo, 2019
En psicología, es conocida la triada perversa de la personalidad. Además, como complemento a ella, y para generar un paisaje mucho más rico, está cobrando forma un nuevo concepto teórico: la triada luminosa de la personalidad.

Quizás hayas escuchado el término “triada oscura de la personalidad”. Es un concepto que se utiliza en psicología para medir los aspectos más siniestros de la personalidad: narcisismo, maquiavelismo y psicopatía. Recientemente un equipo de investigación ha elaborado una prueba que define los rasgos al otro lado del espectro: la triada luminosa de la personalidad.

Esta prueba, desarrollada por Scott Barry Kaufman, David Yaden, Elizabeth Hyde, y Eli Tsukayama se creó con el propósito de investigar en qué aspectos destaca una persona en referencia a tres rasgos positivos: kantismo, humanismo y fe en la humanidad.

Todos los seres humanos tienen un lado oscuro y otro luminoso. Lo que diferencia a unos de los otros es en qué medida mostramos patrones de pensamientos, conducta y emociones oscuros frente a los luminosos. En realidad, parecen existir dos perfiles diferentes de naturaleza humana.

Lo que se ha hecho con esta nueva escala es buscar en cierta manera la orientación antagónica cotidiana de aquellos que exhiben puntuaciones altas en rasgos oscuros. De esta manera, se pretendió explorar los contrastes en el lado oscuro y luminosos de la personalidad.

Mujer con una luz en la mente

Triada oscura vs triada luminosa

La triada oscura, compuesta por narcisismo (primacía absoluta de los intereses personales), maquiavelismo (explotación de otros para beneficio propio) y psicopatía (desprecio por los sentimientos ajenos) ha sido estudiada con detalle. Las tres dimensiones interrelacionadas que miden la escala de triada oscura muestran la tendencia al rencor y a la instrumentalización de los demás.

Respecto a la escala de la triada luminosa de la personalidad, aquellos que tienen una mayor puntuación en el área del kantianismo parecen tener más tendencia a ver a una persona como persona y no como un medio para conseguir un fin.

Los participantes en el estudio que obtuvieron un alto nivel en humanismo son muy propensos a valorar la dignidad y el valor real de otras personas. Finalmente, aquellos que sus puntuaciones más altas están en el terreno de la fe en la humanidad son aquellos que tienden a pensar que las personas con esencialmente buenas.

Escala de la triada luminosa de la personalidad

Basándose en la literatura científica sobre la triada Oscura de la personalidad, Scott y su equipo decidieron cambiar un poco el campo de juego. La Triada Oscura demostró ser un modelo útil a la hora de predecir comportamientos. Por ese motivo, Scott y su equipo buscaron un conjunto de rasgos y atributos que puedan predecir conductas y tendencias prosociales.

Aunque el concepto pueda parecer, a priori, complejo, lo cierto es que la mejor manera de entender qué es la Triada luminosa de la personalidad es pensar en tres sencillas afirmaciones para comenzar:

  • Creo que la mayoría de las personas son buenas.
  • Me gusta escuchar a la gente de todos los ámbitos de la vida.
  • Cuando hablo con la gente, rara vez pienso en lo que quiero de ellos.

Esta escala de la triada luminosa de la personalidad está compuesta de 12 preguntas diferentes. Las respuestas se presentan en una escala que va desde “totalmente en desacuerdo” hasta “totalmente de acuerdo”.

Los rasgos psicológicos

El resultado del trabajo de Scott y su equipo apunta a que hay ciertos rasgos psicológicos asociados a las personas que puntúan alto en la escala de la Triada luminosa de la personalidad. Estas personas tenderían a:

  • Ser intelectualmente curioso.
  • Estar seguros en sus apegos a los demás.
  • Demostrar tolerancia a otras perspectivas.
  • Baja necesidad de tener poder sobre otros.
  • Mostrar humildad.
  • Tener una naturaleza agradable.

Mujer con un diente de león mostrando humildad

Trazado de perfiles

Con los resultados de esta investigación también se han construido perfiles de la triada luminosa en contraposición a los perfiles de la triada oscura. El perfil de la triada luminosa de la personalidad parece asociarse a personas mayores, sobre todo mujeres.

Personas que han experimentado un bajo nivel de imprevisibilidad durante su infancia. Todas experimentaban un mayor nivel de espiritualidad, satisfacción con la vida, aceptación de los demás, compasión, empatía y apertura de conciencia y hacia la experiencia.

La psicología, a través de esta escala, ha aunado rasgos positivos en torno a una dimensión capaz de ser útil a la hora de predecir conductas o establecer direcciones de intervención con un único objetivo: mejorar la calidad de vida de las personas y de quienes les rodean.

En cualquier caso, los autores del estudio han indicado que la conclusión pasa también por entender que la ausencia de oscuridad no indica necesariamente la presencia de luz. Afirman que parece haber cierto grado de independencia entre la Triada oscura y la Triada luminosa de la personalidad. Así, coincide con la idea de que cada persona es una mezcla única de luz y de oscuridad.

  • Geher, G. (2019). The Light Triad of Personality. How Kantianism, Humanism, and faith in humanity shape one’s psychological world. Psychology Today. Recuperado de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/darwins-subterranean-world/201903/the-light-triad-personality
  • Schley, L. (2019). The Light Triad: Psychologists Outline the Personality Traits of Everyday Saints. Science of the curious Discover. Recuperado de http://blogs.discovermagazine.com/crux/2019/04/05/light-triad-traits/#.XM6CUvkzbtR
  • Barry Kaufman, Scott. Yaden, David. Hyde, Elizabeth. Tsukayama, Eli. (2019). The Light vs. Dark Triad of Personality: Contrasting Two Very Different Profiles of Human Nature. Frontiers in Psychology
  • Delroy L, Paulhus. Kevin M, W. (2002). The Dark Triad of personality: Narcissism, Machiavellianism, and psychopathy. Journal of Research in Personality Volume 36, Issue 6, Pages 556-563