Las 3 fases del grooming que no se deben ignorar

Raquel Lemos Rodríguez·
19 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
19 Septiembre, 2020
Es importante que los más jóvenes sepan los peligros que corren en Internet si hacen un uso irresponsable de la tecnología. Uno de los riesgos es que se conviertan en víctimas del grooming.

¿No te suenan de nada las fases del grooming? Esta es la manera en la que se explica el acoso que un adulto le hace a un menor utilizando, por lo general, alguna vía relacionada con la tecnología. Así, aprovechando la utilización de redes sociales como Facebook o Instagram, entre otras, algunos adultos acosan a menores de edad. Debido a la facilidad para camuflar su identidad o adulterarla de acuerdo con sus intereses, estas personas contactan con jóvenes para llegar a un fin muy específico: el abuso sexual.

La Asociación Española de Pediatría (AEPED) no solo trata con profundidad este nuevo término para definir este tipo de acoso en redes, sino que indica cuáles son las fases del grooming que no se deben ignorar. Además, aprovechamos para hacer hincapié en la importancia que tiene que los progenitores eduquen a sus hijos en el buen uso de las tecnologías y gestionen el tiempo que sus hijos pasan en Internet o en las redes sociales. Esto es fundamental.

Asimismo, sería ideal que en casa hubiese una buena comunicación con el fin de que los menores pudiesen hablar sin problemas de cualquier tipo de acoso o persona que hayan podido conocer por las redes sociales. Sabemos que esto no es nada fácil, sobre todo cuando los jóvenes se encuentran en plena adolescencia, pero conviene hacer el esfuerzo para evitar el acoso por Internet.

Niña miedo por grooming

1. Fase de la amistad, clave para obtener información vital

La primera de las fases del grooming es la de la amistad. Detrás de un perfil falso, la persona que está detrás intenta entablar una relación de amigos con el menor de edad.

Según la AEPED, los acosadores suelen ser hombres casados que aprovechan la inocencia y confianza de los más jóvenes para engatusarlos. De hecho, suelen tardar en decir su edad para que los menores piensen que no son tan mayores y así iniciar fácilmente una conversación. En ocasiones, si deciden decir su edad, lo hacen como si fuera una muestra de confianza. Así, van avanzando en esta fase.

En esta fase, el acosador conoce los gustos de los jóvenes, qué lugares suelen frecuentar y, al mismo tiempo, analiza sus puntos débiles. De esta manera, prepara el terreno para en un futuro usar toda la información que los menores le están proporcionando para manipularlos. Además, la persona le dirá al menor que no cuente nada de esto a sus padres porque no lo entenderían. Por eso, es tan importante la comunicación en la familia, para que esto no suceda y se cuente.

“El grooming ha aumentado en los últimos años”.

-ABC-

2. Fase de relación, confesiones personales e íntimas

La segunda de las fases del grooming va más allá. La persona que está en contacto con el menor comienza a hacer confesiones e incluso a mandar fotos de su rostro o con la excusa de que el menor le diga si el nuevo modelito que se ha comprado le queda bien. Todo esto, lo hace para ganarse su confianza y pedirle reciprocidad. Pero estas irán subiendo de tono.

Esta es una fase muy importante, ya que aquí es donde los menores comenzarán a creer que realmente la persona que hay al otro lado de la pantalla es su amigo. Le darán todavía más información sobre ellos mismos, gustos, preferencias… Se trata de la etapa previa antes de llegar a donde el acosador quería desde un principio. La fase con componente sexual.

“El agresor acaba por ejercer un control emocional del menor y, finalmente, pasa al chantaje con fines sexuales”.

-El País-

3. Fase con componente sexual, empieza la manipulación

Hemos llegado a la última de las fases del grooming y la más delicada. Aquí el acosador ya empieza a pedirle al menor fotografías de su cuerpo desnudo, en posiciones sexuales explícitas, incluso vídeos. Este material le ayudará al acosador a manipular al joven para que no cuente nada. Sin embargo, en todo momento los jóvenes deben saber que están protegidos. La Ley condena estas prácticas, ya que como bien explica la AEPED, esto es un delito.

Hablar con los niños desde que son pequeños y educarles en un uso responsable de la tecnología es fundamental. Asimismo, conviene que los menores sepan que están amparados por la Ley y que, en cualquier momento pueden hablar con sus progenitores y explicarles lo que está pasando.

Ahora que los menores tienen a Internet deben saber los riesgos que pueden correr. No aceptar invitaciones de desconocidos y menos de perfiles falsos (sin fotografías, con imágenes sacadas de Google, etc.) es indispensable para evitar el grooming.

Para concluir, queremos compartir un vídeo de hace unos años que tuvo una importante repercusión y que causa un impacto necesario. Hablar con los jóvenes, enseñarles a usar las tecnologías con responsabilidad y que sean conscientes de las consecuencias de un mal uso es necesario. Este es el vídeo. Se titula El engaño de las redes sociales: