¿Las personas de izquierdas son más inteligentes?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 3 agosto, 2015
Pedro González Núñez · 24 julio, 2015

 

Todos los días la gente se arregla el cabello, ¿por qué no el corazón?”. ¿Os parece una frase inteligente? Estas palabras salieron de la mente de Ernesto Che Guevara, el famoso revolucionario. Hay otras muchas sentencias épicas de este mito que han sobrevivido hasta nuestros días. ¿Tiene esto algo que ver con su ideologia de izquierdas? Un estudio de la Universidad de Brock dice que sí.

Estudio de la Universidad de Brock, en Ontario

Según arrojan los resultados obtenidos por investigadores de la Universidad de Brock, en Ontario, Canadá, personas poco inteligentes durante su infancia tienen ideología de derechas y crean tendencias racistas y homófobas frente a las de izquierdas, que son más abiertas y comprensivas.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores se basaron en sendos estudios llevados a cabo en los años 1958 y 1970 en Reino Unido. En ellos se computó el nivel de inteligencia de miles de niños de 10 y 11 años, que respondieron a cuestiones políticas cuando llegaron a la edad de Jesucristo, los 33 años.

Inteligencia

Entre las preguntas a las que debían contestar los chicos ya adultos, se les hacían cuestiones sobre sus prejuicios a la hora de ser vecinos de personas de una raza diferente o su preocupación a la hora de compartir trabajo.

Otras preguntas a las que debieron responder los chicos tenían que ver con temas de ideología política conservadora, como endurecer las penas a infractores o mostrar a los niños la necesidad de obedecer a la autoridad.

¿Las personas de izquierdas son más inteligentes en realidad?

Las conclusiones a las que llegan los investigadores de la Universidad de Brock muestran aseveraciones como que los políticos conservadores facilitan la aparición de prejuicios, por ejemplo.

Según afirman los investigadores, a raíz de los resultados de las investigaciones británicas, las personas menos inteligentes se posicionan en el espectro derecho de la política, puesto que se sienten más seguras.

Para los científicos creadores de este estudio, es la inteligencia innata la que determina el nivel de racismo de una persona, mucho más allá de su educación. Tampoco el estatus social juega un papel básico en este punto. Simplemente dice que la ideología conservadora es la vía para convertir a chicos con poca capacidad para razonar en racistas.

Las capacidades cognitivas son clave para tener una menta abierta. Esto quiere decir que aquellas personas que las tienen bajas o muy bajas se decantan por ideologías conservadoras debido a la sensación de orden que aporta. Esta es otra de las conclusiones del estudio.

Inteligencia innata

Es decir que según las investigaciones publicadas por la Universidad de Brock, la inteligencia innata es muy determinante en la ideología que finalmente adopta una persona. ¿Significa esto que ser de derechas es sinónimo de estupidez? Ni mucho menos.

Hoy en día, las ideologías andan un poco enmarañadas por el mundo. Ya nada es lo que parece. ¿Podemos considerar un régimen comunista como el que sufren en Corea del Norte, de izquierdas? Finalmente, sus gentes se han acostumbrado a vivir bajo el orden de un dictador que se hace llamar de ideología progresista, pero maneja los destinos de millones con mano de hierro.

Inteligencia

Hay otros ejemplos en el mundo donde han intentado instaurar regímenes de izquierdas y comunistas con escaso éxito. Rusia o Cuba acabaron sufriendo enormes represiones poblacionales durante la fase de la dictadura del pueblo, que finalmente acaba siendo el mandato de un líder como Stalin o Castro con poco acceso a la libertad o el pensamiento.

¿Significa esto que hay camuflada gente entre la izquierda mundial que realmente son de derechas? ¿Puedes ser que en la ideología progresista se hayan inmiscuido personas poco inteligentes que realmente son conservadores? No hay una respuesta clara para este tipo de preguntas, ya que las ideologías cada vez tienen menos peso en un mundo que se mueve por intereses meramente económicos y partidistas.

En realidad, lo importante es tener una mente abierta y curiosa. Aprende de todas las personas que tengan algo que aportar a tu vida. Incluso aquella gente que consideras malvada o estúpida te puede mostrar los caminos que tú no has de seguir.

Si no tienes una inteligencia innata que te lleve a abrir tu mente, al menos estimula tu inteligencia emocional. Sé sensible a todo tipo de tendencias y formas de ser y vive una vida plena y feliz. Como decía Ernesto Che Guevara, si eres capaz de tener un cabello bonito, también puedes tener un corazón noble y bello.