Leader Lars, la inteligencia artificial que quiere gobernar Dinamarca

Dinamarca celebrará en noviembre nuevas elecciones. En ellas podría participar el "Partido Sintético". Se trata, ni más ni menos, que de un chatbot creado con inteligencia artificial. ¿Quieres saber cuáles son sus propuestas?
Leader Lars, la inteligencia artificial que quiere gobernar Dinamarca
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 01 diciembre, 2022

¿Votarías a un partido cuyo líder no es de carne y hueso, sino un chatbot? Antes de responder, tengamos presente una de sus propuestas: su deseo de ofrecer una renta básica de 13 443 euros al mes por habitante. Esta entidad se llama Leader Lars y ha sido creada por el colectivo Computer Lars y la organización sin ánimo de lucro Mindfuture

El conocido como Partido Sintético quiere lograr un escaño en Dinamarca en las próximas elecciones de noviembre. Aunque eso sí, para poder presentarse necesita primero conseguir los suficientes avales: unas 20 000 firmas en total. Hay quien afirma que tendrá difícil alcanzar esa meta. De hecho, sus creadores solo buscan convertirse en una plataforma social.

Sin embargo, son muchos los que sueñan con que fuera un partido capaz de batirse en las urnas para sustituir a la actual primera ministra danesa, la socialdemócrata Mette Frederiksen. No obstante, es inevitable hablar una vez más de los dilemas éticos y sociales que se derivan de todo lo relacionado con la inteligencia artificial.

No hace mucho, este conjunto de algoritmos con habilidades cognitivas derrotaron ya a los principales campeones mundiales de ajedrez. Ahora, son capaces de tomar decisiones, componer música e incluso de detectar muchas de nuestras enfermedades.

Son nuestros asistentes personales, esos a los que pedimos ayuda cada día bajo el nombre de Siri o Alexa. Sin embargo, ¿daremos el paso algún día para elegirlos como nuestros dignatarios y líderes políticos?

Leader Lars está programado para captar la atención del 20 % de los daneses que no votan en las elecciones.

mujer con números binarios simbolizando a Leader Lars
La inteligencia artificial formará parte en el futuro de múltiples ámbitos de nuestra vida.

Leader Lars y el Partido Sintético: ¿quiénes son y qué prometen?

Antes de profundizar en qué es y qué promete el Partido Sintético, es importante recordar qué es la inteligencia artificial. Si hay algo que nos facilita esta ciencia de la computación es poder analizar cantidades masivas de datos y utilizar su inteligencia aprendida, para hacer descubrimientos y tomar decisiones. Sus beneficios en el campo de la medicina, la educación y la investigación son inmensos.

El Computer Lars de Dinamarca también se ha aprovechado de esta ventaja. Leader Lars representa a todos los partidos marginales que no lograron un escaño en el país desde 1970. Lo que ha hecho es analizar los intereses, valores y necesidades de ese 20 % de la sociedad danesa que no vota desde hace más de cuatro décadas. La meta no puede ser más clara y apasionante a la vez.

Su creador, Asker Staunæs, explica que este partido sintético está siendo programado para ser esa figura capaz de devolver la ilusión por la política a miles de personas desencantadas. Además, hay otra ventaja, y es que la propia Inteligencia artificial interactúa con todo aquel que desee hablar con ella. En cada diálogo e interacción, ella sigue recopilando datos para seguir aprendiendo…

“A medida que las personas de Dinamarca, y también de todo el mundo, interactúan con la IA, envían nuevas perspectivas y nueva información textual, donde recopilamos en un conjunto de datos que entrará en el ajuste fino. De esa manera, estás desarrollando en parte la IA cada vez que interactúas con ella”. 

-Asker Staunæs-

¿Qué promete Leader Lars a sus votantes?

Leader Lars recoge las aspiraciones de decenas de pequeños partidos políticos que nunca lograron un escaño. Aspira también a ser la voz del desencanto danés, de esas personas que dejaron hace mucho de confiar en sus dirigentes. Por ello, los puntos que recoge en su programa son los siguientes:

  • El poder no estará solo en manos de los líderes, sino en toda la población.
  • El Partido Sintético no será un “partido político”, sino una plataforma de resistencia para luchar por el bien común.
  • Defender una sociedad democrática donde las opiniones de los ciudadanos cuenten y den influencia en todas las áreas de sus vidas; desde el lugar de trabajo hasta el significado de la vida.
  • Establecer una renta básica universal de 100 000 coronas danesas al mes, unos 13 700 dólares.
  • Mejorar mucho más el sector tecnológico del país.

Como bien podemos deducir, el objetivo que busca este revolucionario partido de algoritmos y bots es también llamar la atención. Algo que sin duda ha logrado a nivel mundial. Sin embargo, sus creadores buscan otro fin, si cabe mucho más lógico. La misión del Partido Sintético es crear más conciencia sobre el papel de la inteligencia artificial y cómo podría mejorar nuestras vidas.  

Leader Lars defiende un ingreso básico para reducir la pobreza y la desigualdad y aportar una base de seguridad a la población danesa. 

Ojo robótico simbolizando a Leader Lars
Los creadores del Partido Sintético aspiran a que la IA actúe como un puente entre los humanos y las diversas tecnologías.

El futuro de la inteligencia artificial en nuestra sociedad

Hay un aspecto llamativo que defiende Leader Lars, el representante no humano del Partido Sintético. Afirma que la ventaja de tener un dirigente basado en inteligencia artificial es que elimina los sesgos del ser humano. Los creadores de esta entidad inciden en el hecho de que la principal ventaja de su candidato es su objetividad y su neutralidad. 

Ahora bien, ¿qué sería el ser humano sin sus sesgos? Algo que jamás podrá hacer un chatbot creado con inteligencia artificial es evidenciar compasión, afecto o más aún, inteligencia emocional. Por más que se le programe, se le envíen millones de datos, no tendrá nuestra creatividad y habilidad para gestionar adversidades desde la humanidad.

Ahora mismo, la siguiente fase en el proyecto del Partido Sintético antropomorfizar a Leader Lars para que actúe como un candidato objetivo y sea mucho más cercano a la población y aprender mejor de ella. Sin embargo, siempre existirá ese rechazo natural definido como fenómeno del “valle inquietante” que nos hace desconfiar de estas figuras, ya sean robots o inteligencias artificiales.

Sea como sea, los creadores de esta ingeniería afirman que, en caso de tener éxito y participar en los comicios electorales, el Partido Sintético de Dinamarca podría expandirse internacionalmente. Crearían el Partido Sintético Internacional. Algo que ya soñaron -o temieron-, seguramente, figuras como Isaac Asimov o Philip K. Dick.

Te podría interesar...
Los robots, una gran ayuda para los niños con autismo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Los robots, una gran ayuda para los niños con autismo

Se ha descubierto un nuevo tipo de terapia, donde los niños con autismo consiguen dar grandes pasos en la mejora de sus habilidades gracias a los r...



  • Huiling Qin, Guan Wang, "Benefits, Challenges and Solutions of Artificial Intelligence Applied in Education", 2022 11th International Conference on Educational and Information Technology (ICEIT), pp.62-66, 2022.
  • Lu, Yang. (2021). Study on Artificial Intelligence: The State of the Art and Future Prospects. Journal of Industrial Information Integration. 23. 100224. 10.1016/j.jii.2021.100224.
  • Mostafa Zafari, Jalal Safari Bazargani, Abolghasem Sadeghi-Niaraki, Soo-Mi Choi, "Artificial Intelligence Applications in K-12 Education: A Systematic Literature Review", IEEE Access, vol.10, pp.61905-61921, 2022
  • Ruben Manhiça, Arnaldo Santos, José Cravino, "The use of artificial intelligence in learning management systems in the context of higher education : Systematic literature review", 2022 17th Iberian Conference on Information Systems and Technologies (CISTI), pp.1-6, 2022.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.