El lenguaje positivo te hará más feliz

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 5 julio, 2016
Pedro González Núñez · 5 julio, 2016

Si te dan a elegir entre la frase de Jorge Luis Borges, que dice que “la belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica”, y la de Jean Cocteau al postular que “los espejos deberían pensárselo dos veces antes de devolver algunas imágenes”, ¿con cuál te quedarías? Probablemente con Borges, ¿verdad? Pues esa predilección por el lenguaje positivo tiene en realidad una base psicológica importante.

A continuación conoceremos el estudio de Luis Castellanos, quien postula que el lenguaje positivo es una herramienta de gran eficacia para ser más feliz y productivo. No obstante, digan lo que digan los expertos, hablar de la belleza y la bondad siempre debería ser más enriquecedor que tratar otros temas como la inmoralidad o la corrupción… ¿o tal vez no?

El estudio sobre las bondades del lenguaje positivo

Como bien hemos citado, nos centraremos en el estudio que el experto en neurociencia cognitiva, Luis Castellanos, ha llevado a cabo junto con su equipo investigador para dilucidar la conveniencia del uso del lenguaje positivo a la hora de ser más felices y plenos.

Los trabajos llevados a cabo se basan en la interpretación de los datos obtenidos de las reacciones de un grupo de individuos ante las palabras positivas frente a otras neutras o negativas. Para confirmar la validez del estudio, se les realizaron encefalogramas durante el proceso.

Palabra positivo en unos dados

El resultado ha sido más que satisfactorio. Según Castellanos, el tiempo de reacción del cerebro se activa frente a palabras positivas. Así pues, concluye que este tipo de lenguaje permite al ser humano estar más atento, ser más creativo y tener una mayor perseverancia frente a todo tipo de tareas, tanto cotidianas como extraordinarias.

Así pues, si eres una persona que hace deporte, evita el estrés excesivo, tiene una alimentación sana y trata de hacer descansos suficientes para mantener una actitud optimista, puedes añadir esta nueva técnica. El lenguaje positivo te hará más feliz.

El pensamiento y el lenguaje positivo

Castellanos está convencido de que el lenguaje positivo es capaz incluso de cambiar la línea de pensamiento de un individuo. Para ello, ha trabajado con diferentes personalidades, como deportistas de élite de la talla de Sergio Rodríguez o Nani Roma, o incluso afamados chefs como Mario Sandoval.

En todos los casos en que ha trabajado Castellanos, se ha detectado que el aporte del lenguaje positivo a su vida personal y profesional ha sido muy productivo, obrando cambios importantes en el pensamiento de las personas que han optado por seguir su método.

Mujer feliz viviendo con entusiasmo

Además, dado el éxito de sus técnicas, Castellanos decidió publicar su obra en el libro “La ciencia del lenguaje positivo”, donde ha recopilado todos sus estudios y casos de éxito y ofrece consejos y ejercicios para practicar esta mentalidad y sus beneficios.

“Todo se resume en que si cuidas tu lenguaje, él cuidará de ti”

-Luis Castellanos-

Cómo aplicar el lenguaje positivo

Si deseas aplicar el lenguaje positivo a tu vida, Castellanos propone diferentes ejercicios. Uno de ellos es el reconocimiento de los fallos. Para ello es necesario de tomar conciencia y consciencia de cada palabra que pronunciamos.

Escribiendo o grabando conversaciones se puede ser consciente de la cantidad de “noes” que podemos pronunciar, así como muletillas, adjetivos negativos o positivos, etc. Podemos hacer una valoración propia y personal de nuestro lenguaje e incluso una externa que venga de parte de un amigo o especialista.

Otro buen ejercicio que se propone es el cuidado del lenguaje. Una vez hemos analizado nuestra forma de hablar, una buena idea es ir añadiendo cambios progresivos que resten negatividad y aumenten la positividad en cada frase que construimos.

Cartel con frase en inglés que dice el poder de las palabras

Pese a que el lenguaje negativo puede ser una forma de supervivencia, es importante variar y virar hacia la positividad para encontrar una mayor vitalidad dentro de nosotros mismos. Tenemos un mapa lingüístico muy rico y un entorno natural lleno de belleza, tanto basada en personas como en paisajes, pasajes, actividades… así que aprovechemos esta maravillosa herramienta a nuestro favor.

“Deseamos que la historia de nuestra vida sea una buena historia”

-Daniel Kanheman-

Si deseas que tu historia vital mejore, recuerda que el lenguaje positivo puede ser una herramienta con un potencial enorme para ti y para los que te rodean. Gracias a ella podrás mejorar tu actitud, tu alegría y tu desarrollo óptimo. La ciencia lo ha confirmado, ahora solo falta que lo pongas en práctica. Ánimo y a por todas.