Lo que nos enseña Cortázar sobre el amor

Arantxa Alvaro Fariñas · 13 junio, 2016

Cortázar fue uno de los escritores más innovadores de su tiempo. Experimentó de forma continua con relatos cortos, prosa poética, narración breve y novela. Rompió todas las reglas clásicas de la escritura y la literatura con narraciones como la de Rayuela. Reflexionó mucho sobre el amor y hoy en día sus frases siguen siendo fuentes de inspiración para todos. Por eso, lo que nos enseña Cortázar sobre el amor es algo muy valioso.

A lo largo de la historia se ha escrito mucho y de temas muy diversos, pero si ha habido una constante en ámbitos como la filosofía y la literatura, hablamos del amor. Miles de palabras se han derramado en textos de todas las épocas y nos han hecho soñar.

Lo que nos enseña Cortázar sobre el amor en algunas de sus frases es un ejemplo más de esa necesidad tan humana de entender el amor, de saber cómo amar, de no sufrir por amor. Cortázar convierte las palabras en poesía y nos enseña su visión del amor, del desamor, del recuerdo, del olvido.

Aprende a irte cuando es el momento

“Todo dura siempre un poco más de lo que debería”.

Lo que nos dice Cortázar sobre el amor en esta de sus primeras frases es que uno de los errores más comunes en una relación de pareja cuando las cosas ya no van bien y no hay solución posible, es intentar continuar con esa relación que hace aguas y que ya no nos hace felices. Las rupturas y reconciliaciones se suceden durante un tiempo como un intento desesperado de salvar algo que ya no tiene salvación.

marchar

Poner fin a una relación requiere valentía y saber cuál es el momento oportuno. Si una persona no nos hace felices, seguir a su lado es un sufrimiento innecesario que no debemos alargar. Frena a tiempo, no dejes que la relación se deteriore, sé valiente y pon fin en el momento oportuno.

El amor es complicidad y reciprocidad

“Si te caes te levanto y si no me acuesto contigo”.

Si en tu relación de pareja das amor y recibes a cambio indiferencia y desprecio, no es una relación equilibrada o en la que exista una reciprocidad entre ambos. El amor es reciprocidad, estar al lado de la otra persona cuando lo necesita y que esa persona nos apoye en nuestros momentos más bajos.

El amor es también complicidad porque no puede sobrevivir solo de la pasión, sino que necesita la amistad, la confianza más profunda para asentarse sobre bases sólidas. Si tu pareja no confía en ti o tú en ella, si hay solo sexo y no ha intimidad en todos los sentidos, algo no está funcionando bien y es hora de reflexionar.

Qué ocurre cuando el amor se termina

“Cada vez iré sintiendo menos y recordando más”.

En esta tercera de las frases de Cortázar sobre el amor se nos habla del desamor. Algo muy difícil de asumir porque afecta directamente a nuestro ego. Sin embargo, a veces el amor se termina por muy distintos motivos y llega el momento de aprender y de saber que no se acaba todo, que la vida sigue adelante y que es hora de estudiar la lección y aprender de los errores que hayamos podido cometer.

El sentimiento inicial de tristeza, las inmensas ganas de llorar tras una ruptura, poco a poco se irán sustituyendo por buenos recuerdos. El dolor irá desapareciendo y con el paso del tiempo, lento pero inexorable, cada vez nos sentiremos mejor.

El amor no vive solo de palabras y promesas

“Pero un cariño no vive de palabras bonitas y promesas a la distancia”.

En ocasiones nos aferramos a las palabras y a las promesas que nos hacen, pero con el tiempo vuelan y desaparecen si no se ven acompañadas de acciones. El amor no se alimenta de palabra sino de hechos, no valen solo las caricias, sino la demostración de sentimientos en todos los sentidos.

Hombre y mujer rosa

 

Un amor construido sobre promesas que nunca se cumplen inevitablemente nos acabará decepcionando, por lo que debemos ser muy realistas en estas situaciones y ver lo que hay, no lo que queremos que haya. Si no existe una demostración de amor en todos los sentidos no hay amor.

El amor se da en el momento oportuno

“Eres la persona perfecta en la distancia equivocada”.

A todos nos ha ocurrido que conocemos a una persona que es perfecta, es lo que buscábamos o esperábamos, pero no es el momento o el lugar oportuno. Se pueden dar miles de circunstancias, que esa persona viva en otra ciudad, que tenga pareja o que simplemente no queramos pareja en ese momento.

La distancia, el lugar, el momento, pueden ser los equivocados, por lo que se trata de aprender de esa situación, sacar una lección y continuar con nuestra vida. No sabemos lo que puede ocurrir en el futuro y esa persona perfecta podrá reaparecer o no. ¿Con cuál de estas frases de Cortázar sobre el amor te quedarías?