Los 5 lenguajes del amor según Gary Chapman - La Mente es Maravillosa

Los 5 lenguajes del amor según Gary Chapman

Adriana Díez 17 noviembre, 2017 en Teorías 0 compartidos
Pareja mirándose a los ojos para representar los lenguajes del amor

Todos sabemos que el amor tiene mil formas de expresarse, y que en ocasiones, el modo en que la otra persona lo hace no siempre se parece a la nuestra. Sin embargo, esto no significa que nos quieran menos. Porque el amor tiene formas, maneras singulares e idiomas propios que hay que saber comprender para dar forma a esta emoción intensa pero tan llena de fabulosos matices.

El amor es universal pero al igual que el propio lenguaje, puede llegar a expresarse de modos que no siempre sabíamos. Es por ello que Gary Chapman, conocido escritor y filósofo llegó a ser un éxito superventas en el año 1995 con el libro “Los 5 tipos de lenguajes del amor”. Fue él quien nos quiso enseñar a comprender mucho mejor esta dimensión, a expresarla y también a saber recibirla.

Así, tal y como nos revela este autor, cada uno solemos tener entre uno y dos tipos de lenguaje con los que nos sentimos más cómodos para expresarnos y con los que captamos mejor el amor que nos viene de fuera. Conocerlos, saber cuál encaja con nosotros nos permitirá por ejemplo comprendernos mucho mejor a nosotros mismos. Solo así sabemos de qué manera amamos, cómo esperamos que el otro lo haga, y de qué manera podemos llegar a un equilibrio perfecto en la propia relación.

“Amor real”. Este tipo de amor es de naturaleza emocional pero no obsesivo. Es un amor que une la razón y la emoción. Implica un acto de la voluntad y requiere disciplina, y reconoce la necesidad del crecimiento personal. ”

-Gary Chapman-

1. Contacto físico

El contacto físico es uno de los lenguajes del amor más sencillos para comunicarse, ese que no necesita palabras. Las personas que prefieren este lenguaje disfrutan con las caricias, los abrazos y se sienten reconfortadas en los brazos de otros o con las manos unidas. Así, en nuestra primera infancia este es el tipo de lenguaje que más nos nutre, el que nos ofrece alivio, seguridad, y afecto. A medida que crecemos esa necesidad no se desvanece: seguimos sintiendo alivio al ser sostenidos o cogidos en brazos, disfrutamos con ese contacto físico de las personas que amamos.

Entre todos los lenguajes del amor este es sin duda uno de los más poderosos. Aún más, estudios como el llevado a cabo en la Universidad Carnegie Mellon nos indican que gestos como los abrazos o las caricias elevan nuestras defensas, y nos ayudan a combatir numerosas enfermedades e infecciones. Un dato sin duda interesante que vale la pena tener en cuenta.

Pareja abrazada en el campo

2. Palabras de afirmación

Las caricias dan forma al amor, lo sabemos. Sin embargo las palabras le dan expresión, sentido y dirección. Aquí están las personas que necesitan las palabras de afecto, los elogios, la calma a través de un buen discurso, la motivación con fragmentos bien escritos. Su forma de expresar estará más definida con cartas de amor, en el que se sientan libres de expresar a través de las palabras todo lo que sienten.

Las palabras tienen un poder en nosotros increíble y dejan su huella en nuestro comportamiento aunque solo aparezcan de forma fugaz. Hacernos conscientes del poder que tenemos con el lenguaje del amor a través de palabras, nos hace crear un nuevo mundo para expresar y recibir afecto y cariño.

3. Tiempo de calidad

Dedicar tiempo a las personas que amamos es una forma de expresar lo que sentimos por ellas. Buscar en nuestras agendas tiempo de calidad, completo y lleno, dedicado en cuerpo y alma a la persona que nos acompaña no es solo algo aconsejable, es necesario.

Sin embargo, por curioso que nos parezca a menudo descuidamos esta dimensión. Cuando amamos a veces, lo damos todo por sentado. Pensamos que nuestros hijos siempre estarán ahí, que nuestra pareja no tendrá dudas,  que la rutina no tiene por qué erosionar los pactos y los compromisos.

Sin embargo, los lenguajes del amor como sabemos difieren de persona a persona. Lo que para nosotros puede no ser relevante sí lo es para los demás, para aquellos que nos quieren. El amor, recordemos, se expresa compartiendo vida y pequeños momentos. De hecho a veces no basta solo con “estar”, nuestra presencia debe ser significativa.

4. Los regalos

Hay personas que disfrutan cuando reciben obsequios y también cuando son ellos mismos quienes los dan demás. Ahora bien, no tienen por qué ser objetos materiales o de un coste económico alto. Un detalle se ofrece y expresa de muchas maneras pero siempre debe cumplir unas normas: ese regalo será una forma de expresar amor por el otro y nunca un fin para conseguir algo.

Mujer que seduce a un hombre

5. Actos de servicio

En este apartado se describen los actos o tareas que el otro realiza como forma de comunicar lo que siente. Los ejemplos que se nos ocurren son diversos: preparar la comida con amor, tener detalles sorprendentes, cuidar el hogar en el que se vive, cuidar del otro cuando enferma… Son simples actos, pero que demuestran interés por el otro y que todos necesitamos sentir.

Así, tal y como nos explica en un estudio la doctora Jacqueline Olds, profesora asociado de psiquiatría en el Harvard Medical School, en nuestra vida diaria a veces descuidamos estas dimensiones. El trabajo, el estrés, los hijos si se tienen y otros factores hacen que descuidemos estas dimensiones tan básicas, tan esenciales…

Conocidos los cinco lenguajes del amor que este Gary Chapman describió en su día, ahora puede que resulte más fácil ver que no siempre el amor se expresa de la misma forma para todos. Sin embargo, siempre estamos a tiempo de dominarlos todos para saber cómo amar con más letras y con mas mundo.

Adriana Díez

Adriana Díez, psicóloga y profesora de música. Todos podemos potenciar nuestras habilidades si hacemos buen uso de las herramientas que tenemos. Con energía y positivismo, ¡siempre adelante!

Ver perfil »
Te puede gustar