Los 5 lenguajes del amor según Gary Chapman

Gary Chapman, reconocido consejero matrimonial, distingue 5 formas básicas en las que las personas transmitimos y recibimos amor. Averigua cuáles predominan en ti y en tu pareja, y cómo ponerlas en práctica.
Los 5 lenguajes del amor según Gary Chapman
Adriana Díez

Escrito y verificado por la psicóloga Adriana Díez.

Última actualización: 30 mayo, 2024

El amor es una emoción universal. Trasciende barreras culturales, lingüísticas y geográficas. Sin embargo, lo que no es global es la manera en que las personas expresan y necesitan recibir afecto para sentirse queridas. Esta diversidad se refleja en la teoría de los 5 tipos de lenguajes de amor: el contacto físico, las palabras de afirmación, el tiempo de calidad, los regalos y los actos de servicio.

En este artículo, exploramos las características de cada uno de estos idiomas e incluimos un sexto: el amor propio. Además, abordamos la pregunta común sobre qué sucede si no se comparte el mismo lenguaje amoroso con la pareja. Sigue leyendo para obtener herramientas valiosas en el arte del amor.

¿Qué son los lenguajes del amor?

Gary Chapman, conocido escritor y consejero matrimonial, alcanzó la cima de las listas de ventas con su libro Los 5 tipos de lenguajes del amor. Allí, explica que los idiomas del amor son las formas específicas en las que cada persona suele expresar y recibir amor. 

Es posible tener uno o varios de estos lenguajes, pero es probable que algunos predominen sobre otros. También pueden cambiar con el tiempo o variar según la situación.

Leer su obra nos acerca a un mayor conocimiento sobre nosotros mismos y sobre las personas que nos rodean. Nos hace conscientes de cómo amamos, qué esperamos de los demás y cómo encontrar equilibrio en nuestras relaciones. Chapman identifica 5 tipos de lenguaje del amor, cada uno con características propias.



1. Contacto físico

Desde nuestra más tierna infancia, este lenguaje es fundamental: nos brinda seguridad, consuelo y afecto. El contacto físico libera hormonas como la oxitocina, que promueven el bienestar y refuerzan los lazos afectivos. Las personas que tienen este lenguaje de amor como principal, experimentan una profunda conexión emocional a través de la interacción física.

Para ellos, recibir caricias, besos y abrazos es una forma esencial de sentirse amados y valorados. También, disfrutan de otras gestos como tomarse de la mano, dar y recibir masajes o tener sexo. La falta de contacto corporal puede hacerles sentir que no son queridos en la relación.

2. Palabras de afirmación

Las palabras que nos dicen tienen un poder increíble e impactan en nuestro autoconcepto, es decir, en la manera en la que nos vemos a nosotros mismos. Frases como «te amo», «me encanta tu sentido del humor», «eres muy inteligente» son ejemplos claros de este idioma del amor. Incluye mensajes genuinos que transmiten orgullo, halagos y afecto.

Para poner en práctica este lenguaje con tu pareja u otra persona que ames, podrías:

3. Tiempo de calidad

El tiempo de calidad es un lujo que escasea en las relaciones de hoy en día. Las pantallas y la vida agitada contribuyen a ello. Además, a veces, cuando amamos lo damos todo por sentado. Pensamos que nuestros hijos siempre estarán ahí o que nuestra pareja no tendrá dudas.

Dedicar tiempo de calidad a las personas que amamos es una forma de expresar lo que sentimos por ellas. Esto implica estar presente en cuerpo y alma. Podemos demostrar nuestro amor reservando tiempo especial para estar juntos, planificando actividades para disfrutar o sumergiéndonos en conversaciones profundas.

4. Los regalos

Hay personas que se sienten amadas cuando reciben obsequios y expresan afecto cuando son ellos mismos quienes los entregan. No nos confundamos; no tienen por qué ser objetos materiales o muy costosos. Lo importante es el significado detrás del regalo y el gesto de consideración que representa.

Para las personas con este lenguaje del amor, pocas cosas son tan gratificantes como ver el rostro de felicidad y sorpresa de alguien que aman cuando reciben su regalo. De la misma forma, recibir un presente y pensar «qué bonito, pensó en mí» es una experiencia reconfortante.



5. Actos de servicio

Este lenguaje implica un compromiso activo con el bienestar del otro a través de acciones concretas. Esto sí; no tiene sentido hacerlo con mala cara. No se trata de hacer las cosas por deber o conveniencia, sino de hacerlas porque de verdad quieres. La buena energía es imprescindible. Algunos ejemplos podrían ser;

  • Tener detalles atentos.
  • Preparar la comida con amor.
  • Cuidar el hogar que se comparte.
  • Cuidar del otro cuando se enferma.
  • Hacer favores sin esperar nada a cambio.

Algunos expertos reconocen un sexto lenguaje del amor: el amor propio. La premisa detrás de esta idea es que toda historia de amor sana y placentera comienza con el amor hacia uno mismo. Así, trabajar en sanar heridas del pasado, valorarse más allá de la opinión externa y practicar el autocuidado es una forma de decir: «te amo por lo que eres, no porque necesite encontrar mi valía en alguien más».

¿Aún tienes dudas sobre cuál es el tuyo? Puedes realizar el test autoadministrable que el mismo Gary Chapman creó para que cada persona detecte cuál es de los 5 lenguajes del amor predomina en su caso.

Mi pareja y yo tenemos idiomas de amor distintos, ¿debería preocuparme?

Lo que es importante para uno puede no serlo para el otro. Cada persona tiene su propio idioma emocional. ¿Tu pareja y tú comparten el mismo léxico amoroso? ¡Enhorabuena! Eres del selecto grupo privilegiado.

Ahora bien, si este no es tu caso, debes saber que no por ello deberías preocuparte. De hecho, es bastante común que las parejas no coincidan en las formas de expresar o recibir afecto. Basta con que ambos sean conscientes de estas diferencias y estén dispuestos a entender e intentar satisfacer las necesidades del otro.

Imagina este escenario: Para Juan, los regalos son una manera natural de demostrar afecto, mientras que para Ana, su pareja, el tiempo de calidad es lo más importante. Esto genera tensión. Ana se siente desvalorizada y poco amada. Por otro lado, Juan se siente frustrado porque cree que está haciendo un esfuerzo para expresar su amor de la manera que sabe: sorprender a su pareja con regalos materiales.

La clave para resolver este conflicto está en la comunicación abierta y el compromiso mutuo. Necesitan ser honestos al comunicar sus necesidades y adaptarse a las necesidades del otro para alcanzar un equilibrio en el que ambos se sientan satisfechos.

El amor requiere de franqueza y empatía

El libro Los 5 lenguajes del amor de Gary Champan nos recuerda que para construir relaciones sólidas y significativas, debemos ser capaces de identificar nuestras preferencias emocionales y comunicarlas con honestidad, además de estar abiertos a comprender las de los demás, incluso si difieren de las propias.

La empatía es crucial porque nos permite reconocer que cada persona tiene una historia única, experiencias de vida distintas y una forma particular de percibir el mundo y las relaciones.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.