Los diferentes tipos de comportamiento introvertido

26 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera
Académicos, como Jonathan Cheek y Jennifer Grimes, han identificado diferentes tipos de introvertidos y han demostrado que existen gran variedad de preferencias y formas de comportamiento. Por eso, las definiciones o intuiciones clásicas o mitológicas son muy imprecisas.
 

Lo que define un comportamiento como introvertido va mucho más allá de las actitudes que una persona adopte en la socialización.

Así lo demuestra el test de introversión-extroversión de 10 ítems en el sitio de Susan Cain, The Quiet Revolution. Al examinar las dimensiones de la de introversión en la descripción que da el test, somos conscientes de que la definición de introversión afortunadamente se ha actualizado.

La investigación sobre la introversión hace años que superó la diferenciación en base a “me gusta estar solo/me gusta estar con gente“. El comportamiento introvertido puede tener tantos o más matices que el comportamiento extrovertido.

Así, en el grupo de los introvertidos pueden existir preferencias de socialización que no suelen estar disponibles habitualmente, por lo que pueden preferir quedarse en casa.

Pueden disfrutar mucho de la compañía de los demás, pero de otra forma en la que lo hacen los extravertidos. Y sobretodo, su preferencia hacia determinadas actividades puede ir variando a lo largo del tiempo, tanto como ocurre con el resto de personas.

Mujer oliendo girasol en el campo

Comportamiento introvertido y sus distintas formas

 

En la década de 1920, Carl Gustav Jung creó la distinción introvertido/extrovertido. A pesar de su existencia, no fue hasta la década de 1940 cuando se empezó a utilizar en psicología de una forma más común.

Comenzó a investigarse sobre todo en el campo de la personalidad. Jung también identificaba un tercer tipo de personalidad, aunque nunca llegó a categorizarla.

Actualmente existe el término ambivert. Cae justo en el medio del plano introvertido-extrovertido. En muchos sentidos, los ambiverts tienen lo mejor de ambos mundos, capaces de aprovechar las fortalezas de los introvertidos y extrovertidos en función de las circunstancias.

Académicos, como Jonathan Cheek y Jennifer Grimes, han estado identificando diferentes tipos de introvertidos. El primer tipo es el que sonará más familiar: los introvertidos sociales.

1. Los introvertidos sociales

Este es el perfil que más se parece a la visión generalizada que se tiene sobre la introversión. Son personas que valoran más quedarse leyendo en casa que ir de compras.

Un introvertido social valora mucho su espacio vital y sus relaciones más cercanas, prefiriendo ir a tomar algo con sus amigos de toda la vida antes que ir a Tomorrowland.

Aunque podrían confundirse con personas tímidas, existe una diferencia esencial. Mientras los tímidos sienten ansiedad cuando -o ante la posibilidad- de ser foco de atención, los introvertidos sociales se sienten mejor en grupos más reducidos en los que el nivel de estimulación y cambio puede no ser tan alto.

 

2. Los introvertidos introspectivos

Otro tipo identificado por Cheek y Grimes es lo que llaman los “introvertidos introspectivos”. Esa dimensión pone el foco o la atención en un elemento o composición más interna. Al contrario que los sociales, los introvertidos introspectivos no tienen ningún problema en socializar.

Este tipo de introvertidos se caracteriza por ser personas con un gran mundo interior, capaces de perderse en horizontes de fantasía y aprovechar su imaginación para plasmarla en oficios creativos.

El profesor Cheek afirmó que estos introvertidos son “capaces de perderse en un mundo de fantasía interno, pero no de una manera neurótica, sino de una manera imaginativa y creativa“.

Un ejemplo que Cheek pone es Luna Lovegood, la maga de Harry Potter. Su locura interna, que la hace misteriosa a la par que trastornada, es la que definiría a la perfección a un introvertido mental.

Luna Lovegood

3. Los introvertidos restringidos

El tercer tipo de introvertido que Jonathan Cheek ha planteado se define más por un estilo de hacer que de pensar. Son los “introvertidos restringidos”, que plantean su escalado de acciones o la ejecución de las mismas a un ritmo más lento.

 

Los introvertidos restringidos o reservados prefieren pensar antes de hablar o actuar, pudiendo tardar más tiempo en ponerse en marcha. El profesor Cheek afirma que “nunca antes había pensado en la introversión de esta manera, por lo que estoy interesado en ver qué nos dicen las investigaciones futuras sobre de la introversión restringida y cómo se correlaciona con las otras variedades”.

Se toman su tiempo antes de hacer cualquier cosa, planifican cada cosa que harán durante el día y les gusta tener la situación bajo control. Al contrario que los ansiosos, no tienen por qué ser inseguros. Simplemente son personas que analizan el mundo y dejan de lado su impulsividad.

4. ¿Introvertidos ansiosos o ansiedad social?

El Profesor Cheek señala a otro tipo de introvertido, el introvertido ansioso. Responden en los ítems con afirmaciones como: “me siento dolorosamente cohibido cuando estoy cerca de extraños” o “incluso cuando estoy en un grupo de amigos, me siento muy solo e inquieto”.

Ante un perfil que puede parecer similar, unas veces hablamos de introversión y otras de ansiedad social.

Reflexiones sobre la introversión

Los introvertidos son personas que disfrutan de la soledad y suelen tener una vida interior activa. Adoptan un enfoque más deliberado hacia el crecimiento personal y se sienten agotados por entornos sobreestimulantes.

En diferentes personas, los diferentes componentes podrían ser más o menos importantes, pero en general todos se asemejan bastante en estos puntos.

 

Lo que sorprende de las variedades o componentes diferentes de la introversión es lo enriquecedores que pueden ser todos. Los extrovertidos siempre han tendido a beneficiarse de la suposición de que su forma de hacer la vida era la psicológicamente saludable.

Investigadores como Caín y Dembling nos demuestran con su estudio lo variado y adaptativo que puede ser el comportamiento introvertido.