Los sorprendentes hallazgos en personas que tienen solo medio cerebro

Edith Sánchez·
24 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
24 Diciembre, 2019
El caso de personas con medio cerebro no es nuevo, ya que desde tiempo atrás, y por diversas razones, los médicos se han visto en la necesidad de extirpar uno de los hemisferios cerebrales. Lo sorprendente es que todo indica que tienen sus capacidades intactas.
 

Hay personas que tienen solo medio cerebro y logran llevar una vida normal. Por sorprendente que parezca, así es. Lo que demuestran, en principio, es que realmente estamos lejos de comprender del todo este complejo órgano, que sigue dándonos sorpresas. Así lo concluyó un equipo del Instituto Tecnológico de California (Caltech), en Estados Unidos.

Las razones por las que hay personas que tienen solo medio cerebro son muy variadas. A veces, tiene que ver con accidentes, otras veces con defectos de nacimiento y también en muchas ocasiones se debe a intervenciones quirúrgicas. Hay enfermedades, como la epilepsia, que algunas veces requieren la extirpación de parte del cerebro.

El equipo del Instituto Tecnológico de California (Caltech) se dio a la tarea de investigar a seis personas que tienen solo medio cerebro.

Su objetivo era verificar hasta qué punto esta condición limitaba las habilidades y capacidades de estas personas. Para comprobarlo, las compararon con otras seis que tenían su cerebro completo. Los resultados fueron publicados en la revista Cell Reports.

 

Pensar que se va a comprender la conciencia humana al ver qué zonas del cerebro se activan, es como pensar que se va a comprender el trabajo de un Ministerio al ver en qué ventanas se enciende la luz”.

-José Ramón Ayllón-

Cerebro desintegrándose

Personas que tienen solo medio cerebro

Hay más personas que tienen solo medio cerebro de lo que nos imaginamos. En el caso del estudio al que nos referimos, los sujetos de estudio eran individuos que habían perdido uno de sus hemisferios cerebrales durante la infancia.

En todos los casos se trataba de individuos que durante su infancia habían padecido epilepsia severa, y esta les causaba varios y violentos ataques diariamente.

En esos casos, lo más habitual es que se opte por la cirugía, ya que este problema se origina en un daño localizado del cerebro. Por lo general, al extirpar el hemisferio cerebral correspondiente, los ataques cesan.

 

Claro está que este tipo de cirugías también causan efectos indeseables. Tan pronto como se practican, la persona pierde la movilidad de la mano opuesta al hemisferio. Es decir, que si se extirpa el hemisferio derecho, se pierde la movilidad en la mano izquierda. También se pierde la visión en ese ojo y a veces aparecen limitaciones en el habla.

Los hallazgos en California

Los investigadores reclutaron a seis personas que tienen solo medio cerebro para evaluar todo su desempeño, muchos años después de haber sido sometidos a cirugías como la que se mencionaba en el apartado anterior. Lo que pudieron comprobar enseguida es que todos tenían sus capacidades lingüísticas intactas.

También verificaron que el control de la visión, el movimiento, el razonamiento y las emociones funcionaban perfectamente. Los resultados no eran los esperados, ya que de antemano suponían que la ausencia de uno de los hemisferios cerebrales iba a manifestarse a través de algún tipo de limitación o deficiencia.

 

Para su sorpresa, esto no ocurrió. De hecho, uno de los aspectos más llamativos es que las regiones cerebrales del mismo hemisferio estaban más y mejor conectadas entre sí en estas seis personas con medio cerebro que en quienes tenían el cerebro completo.

Esto indicaría que tienen mayor capacidad cognitiva, más habilidades sociales y mejor desempeño en general. En todo caso, como solo se estudiaron seis personas, el resultado no se puede generalizar.

Hombre con una pieza de un puzzle en el cerebro

Un avance en el conocimiento del cerebro

Lo que muestra este estudio es que el cerebro es mucho más que una suma de partes o un órgano que funciona como una máquina.

Echa por tierra la idea difundida de que tenemos diferentes regiones cerebrales y que cada una de ellas se ocupa de unas funciones específicas, exclusivamente. Por el contrario, esto evidencia que el cerebro opera de una forma flexible e integral.

 

Esto quiere decir que diferentes zonas del cerebro tienen la capacidad de realizar múltiples funciones. Por lo mismo, cuando una de las partes falla, o ya no está como en este caso, las demás zonas se modifican y encuentran la manera de suplir esa falta.

Hay que tener en cuenta que los individuos estudiados sufrieron esa falta desde niños y fueron evaluados como adultos. En ese lapso, sus cerebros se habían adaptado perfectamente a la falta de un hemisferio.

Aunque este es uno de los primeros estudios que han llevado a cabo, están reportados muchos casos similares. Recientemente se reseñó el caso de una mujer de 24 años sin cerebelo que llevaba una vida completamente normal. Esto nos recuerda que el cerebro es un órgano extraordinario, al que apenas estamos empezando a conocer.

 
Rebolledo, F. A., Avanzada, A. C., & Núm, D. A. (2005). Razones biológicas de la plasticidad cerebral y la restauración neurológica. Plasticidad y restauración neurológica. 4(1-2), 5-6.