La lucidez terminal, ¿por qué ocurre?

Se sabe que algunas personas con demencia, de pronto, recobran la conciencia justo antes de morir. A este fenómeno se le conoce como lucidez terminal y la ciencia todavía no logra explicarlo por completo.
La lucidez terminal, ¿por qué ocurre?
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 24 mayo, 2022

La lucidez terminal es un fenómeno del que se habla desde la época de Hipócrates, el médico griego que vivió cuatro siglos antes de nuestra era. Curiosamente, se trata de uno de los eventos menos estudiados por la ciencia, a pesar de su relevancia. El grueso de la información sobre este tema es anecdótico, aunque también hay investigaciones al respecto.

Se habla de lucidez terminal cuando un paciente con demencia, en particular con alzhéimer, recupera repentinamente la conciencia poco antes de morir. De un momento a otro, recuerda todo aquello que habían olvidado y se comportan con la mayor naturalidad, como si jamás hubiesen tenido algún problema. Poco después, mueren.

Este fenómeno tiene gran importancia, pues sería un indicio de que las demencias son reversibles. De que el problema está en el acceso a la información, no en la pérdida de la información. Hasta el momento no se ha logrado explicar por qué se produce la lucidez terminal, pero hay varias hipótesis al respecto. Sobre todo esto hablaremos enseguida.

Yo digo que debemos disfrutar. El paciente está hablando. Que diga lo que quiera decir, que escuche lo que tienen que decirle. Porque este momento transforma la vida. Es casi un regalo. Si mañana llega la muerte o la mejora, viviremos el día de mañana”.

-Suelen Medeiros-

La lucidez terminal: algunos testimonios

Marido despidiéndose de su mujer en el hospital
La lucidez terminal suele aparecer en algunas personas con demencia.

Los testimonios sobre la lucidez terminal abundan entre los familiares de personas con distintas demencias. También en los hogares geriátricos y los hospitales. Incluso algunas de esas situaciones se han compartido en periódicos y redes sociales, volviéndose famosos.

Uno de ellos es el de una mujer que padecía la enfermedad de Alzheimer y era cuidada por su hija y sus nietos. Un día cualquiera, y ante el asombro de la familia, recuperó la lucidez. Le dijo a su hija que todo estaría bien el día 31. Justo el 31 de agosto, esta mujer murió, después de dos días de hablar con su familia, que se sintió feliz al haber podido despedirse de ella.

Otro caso muy conocido fue el de otra mujer en estado terminal que poco antes de morir, como es usual, mostraba tener mucho sueño. La familia esperaba que no muriera antes de que llegaran dos de sus nietos, pues querían que ellos lograran despedirse, aunque ella no fuera consciente de esto. De manera sorprendente, cuando los nietos llegaron, ella abrió los ojos, dijo una plegaria por cada uno de ellos y luego murió.

¿Por qué se recupera la lucidez?

No hay certezas sobre las razones por las cuales algunas personas presentan la lucidez terminal. Tampoco se conoce la frecuencia de este fenómeno, ya que parecen muchos más quienes mueren sin haber pasado por este estado de conciencia recuperada.

Algunos investigadores piensan que hay una intensa liberación de hormonas, como la adrenalina y otras, cuando el organismo está cerca de la muerte. Esta sobreproducción podría provocar unos efectos poderosos en el cerebro, al punto en que activaría neuronas y esto conduciría a la recuperación de la lucidez.

Sin embargo, esta hipótesis tiene un problema. Se supone que en enfermedades como el alzhéimer, hay neuronas que están dañadas de forma irreversible. ¿Cómo es que de pronto funcionan? Está descartado que se produzca una regeneración de tales neuronas. Entonces, ¿de dónde viene esa lucidez?

La mente y el cerebro

Neuronas en el cerebro
La activación de ciertas neuronas parece que influye en la lucidez terminal.

Otra hipótesis frente al fenómeno de la lucidez temporal señala que esto sería una expresión de la distancia que hay entre mente y cerebro. El cerebro no es la mente, ni la mente es el cerebro. El neuropsiquiatra Peter Fenwick, autor del libro El arte de morir, indica que la mente es una realidad que forma parte de una conciencia universal.

El cerebro, por su parte, es comparable a un aparato de televisión. Vendría a ser como el dispositivo que capta las señales de esa conciencia universal, pero no tiene la capacidad de producirlas. Y así como un televisor, muestra tales señales como si provinieran de él, aunque no sea así.

Por lo tanto, cuando el cerebro no funciona de manera correcta, transmite las señales de forma distorsionada. Así las cosas, poco antes de morir, el cerebro se conecta con esa conciencia universal y entonces deja de distorsionar las señales. De este modo, emerge lo que se conoce como lucidez terminal, que vendría a ser una reconexión entre cerebro y mente.

El punto es que ninguna de estas hipótesis se puede comprobar por completo, al menos de momento. La lucidez terminal suele ser muy pasajera y no da tiempo para observarla. Tampoco sería ético, ya que la persona involucrada no está en condiciones de dar su consentimiento. Así mismo, una investigación podría interferir con ese momento casi “sagrado” en el que una persona a punto de morir logra reconectarse con el mundo y con los seres que ama.

Te podría interesar...
El cerebro se apaga 10 minutos después de la muerte del cuerpo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El cerebro se apaga 10 minutos después de la muerte del cuerpo

Desde siempre los seres humanos se han preguntado por lo que sucede después de la muerte. Hoy se sabe que puede haber conciencia por un breve lapso...



  • Arráez, V., Barneto, C., & Arráez, E. (2021). Atendiendo el proceso de morir. Human@ s-Enfermería en Red, (2), 22-24.
  • Parnia, S., & Fenwick, P. (2002). Near death experiences in cardiac arrest: visions of a dying brain or visions of a new science of consciousness. Resuscitation52(1), 5-11.