Me preocupa cómo me ven los demás

Okairy Zuñiga · 15 noviembre, 2015

¿Cuándo fue la última vez que te despertaste y no te sentiste bien y feliz nada más verte al espejo? Me refiero a sentirte plenamente feliz con lo que eres. No te diré que eres raro por no sentirte estupendamente bien contigo, ¡qué va! A mi también me preocupa cómo me ven los demás y es común si tomamos en cuenta que el ser humano siempre se está comparando.

No importa para dónde veas, seguro que te encuentras en todo momento con una chica más delgada o un amigo con mejor posición económica. La sensación de infelicidad y de temor por cómo nos vean los demás no es otra cosa que el miedo a ser juzgados.

Y es que parece que nunca es suficiente: que si eres demasiado gordo o flaco, que si tienes un buen auto o vas a pie, que si te has casado o vives la soltería a plenitud. En fin, el asunto es que siempre habrá algo que te puedan criticar.

crítica

Me preocupa cómo me ven los demás… cada día más

Todos sabemos que ser juzgados es algo muy natural y aún así no podemos evitar un cierto temor. La clave en todo esto es elegir si te vas a ofender cuando te den un crítica negativa o si vas a aceptarte tal cual eres.

Me he encontrado en situaciones en las que no solo me preocupa cómo me ven los demás, sino que cada día se hacía más grande este temor. El problema con dejarte llevar por la crítica es que si le das importancia se vuelve una bola de nieve.

Por suerte, existen dos opciones: aprovechar tus aspectos positivos y sacarles partido o permitir que las comparaciones te hundan en un ciclo negativo. Si estás en esta disyuntiva yo te recomendaría que encuentres talentos y cualidades que te gusten de ti mismo y te enfoques en ellos. Luego puedes crear un plan para cambiar lo que no te gusta. Lo importante es que no te dejes llevar por cómo te ven los demás y comiences a pensar en cómo te quieres ver tú mismo.

¿Por qué me preocupa cómo me ven los demás?

No todas las opiniones tienen el mismo peso y por eso necesitas preguntarte cuáles son las que realmente te importan y hasta dónde llega su peso. Si aún tienes la creencia de que podrás gustarle a todo el mundo, debes ser realista cuanto antes. Incluso las personas que más quieren te criticarán en algún momento y debes aprender a diferenciar entre la crítica honesta que puedes aprovechar y la negativa que no sirve de mucho.

Por eso hay que tener claro quiénes son las personas que en verdad tienen cierta autoridad o peso en sus críticas. A partir de ahí, define otro punto importante: hasta dónde te afectará su opinión.

Algunas personas le dan más importancia a las palabras de quien los rodea que a sus propias necesidades, opiniones e ideas. No se trata de que no te importe cómo te ven los demás, sino de darle valor a lo que tú piensas.

Ámate y acéptate

vivir con el corazón roto es respirar a pedazos

Cuando me preocupa cómo me ven los demás pierdo la noción de quién soy. Me di cuenta de que si dejas que esto pase comienzas a verte a través de los ojos de esas personas y en poco tiempo te has olvidado de las cosas que te importan y deseas. El mayor problema es que comenzarás a adoptar la ideas y compromisos de los demás como tuyos. El resultado es que sentirás el peso de una gran carga sobre tus hombros.

Lo mejor que puedes hacer para evitar este sentimiento es comenzar cada día recordando que la persona más importante de tu mundo eres tú mismo. Aceptarte como persona con todos los defectos y cualidades que tienes es el mejor escudo contra la inseguridad y el miedo que te pueden generar las opiniones externas. Necesitas aprender a reconocerte como alguien especial con cualidades únicas en el mundo.

Después de todo, no hay otro con las mismas experiencias y conocimientos que tú ¿No tienes el sueldazo de tu primo ni el cuerpo de modelo de revista? Seguro que tienes algo que ellos desearían y ya va siendo hora de verlo y valorarlo.

Vive tu vida

Cuando me preocupa cómo me ven los demás me conviertes en un ser infeliz y hambriento de aceptación. Esto no es sano ni agradable y con el tiempo sentirás que eres alguien distinto. Evita perderte y mejor concéntrate en valorar lo que tienes. Vive tus relaciones, mejora tu salud, busca tu felicidad y deja que los demás hablen. Si igual habrá críticas por cómo vives tu vida, al menos vívela como desees.