Por qué es mejor la calidad de vida que el nivel de vida - La Mente es Maravillosa

Por qué es mejor la calidad de vida que el nivel de vida

Pedro González Núñez 14 agosto, 2016 en Actualidad y psicología 5796 compartidos

Muchas personas, especialmente aquellas que pertenecen a algo que conocemos como Primer Mundo, están abiertamente preocupadas por mejorar su nivel de vida. Es prioritario para ellas. Sin embargo, “primero tienes que aprender las reglas del juego, y después jugar mejor que nadie”, decía Albert Einstein. Por eso, es bueno saber que la calidad de vida debería ser prioritaria para todos los individuos.

Si te falta dinero, quieres tener más. Si tienes grandes ingresos, te pueden parecer pocos. Si tienes una vida social amplia, puede llegar a aburrirte. Si sueñas, quieres realidades. Si, si y si… son muchos los síes de nuestro mundo. Condicionales por desear constantemente un nivel de vida superior al que tenemos.

¿Realmente crees que el tener un nivel de vida alto te va a hacer más feliz? ¿Consideras que ganar más dinero y poseer un determinado estatus social te permitirá lograr la existencia que siempre soñaste? Antes de contestar, sé tan amable de leer estas consideraciones.

¿Qué es nivel de vida y calidad de vida?

Ciudad sin calidad de vidaEn una de mis búsquedas por internet tropecé con un grupo de analistas llamado “El Orden Mundial en el Siglo XXI”. Ellos se encargan de estudiar la realidad social, humana y geográfica de nuestro mundo.

En uno de sus artículos relacionado con el nivel de vida, definen el concepto como la posibilidad de un sujeto para obtener más y mejores bienes, así como servicios de mayor calidad y en cantidad superior. Es decir, que relacionan directamente la renta y la capacidad adquisitiva. Cuanto más ganas, más puedes consumir.

En este mismo sentido, definen la calidad de vida como el aporte al mundo de elementos que una persona realiza que favorecen el bienestar social. Es decir, todo cuanto aporta felicidad, tranquilidad y satisfacción, tanto a nivel personal como colectivo, entra dentro de este concepto. Puede ser una renta alta, un viaje o una simple charla agradable con unas sonrisas.

Calidad de vida vs. nivel de vida

Pareja caminando

La parte que me parece más gráfica sobre el análisis de la gente del “Orden Mundial en el Siglo XXI” es una interesante comparativa entre diferentes zonas del mundo. En ella comparan el nivel de vida y la calidad de vida entre varias ciudades.

Por un lado, encontramos Calcuta o Dacca, ciudades de la India que cada día tienen más presencia a nivel mundial en el mundo globalizado. Así pues, el nivel de vida de sus habitantes aumenta al año de forma exponencial, pues es desarrollo es veloz e impresionante.

Enfrente sitúan a Timbú, una población a pocos kilómetros del corazón económico de la India. Esta es la capital de Bután, un país pequeño alejado del bullicio de la enorme globalización, los mercados financieros y demás preocupaciones económicas.

Mientras que las ciudades de la India viven en un ambiente cada día más industrial y contaminado, pero con mayor nivel de vida en la población, las gentes de Bután viven en un medio natural, entre ríos, trabajando mayoritariamente en la agricultura y con una renta per cápita de 1300 dólares.

¿Quién tiene mayor calidad de vida?

Butan, un país con gran calidad de vidaAhora llega la gran pregunta. ¿Quién crees que tiene mayor calidad de vida? Un habitante de Bután vive tranquilo, trabajando en medio de un valle natural, sin demasiado estrés. No necesitan ni buscan más de lo que tienen.

Es más, incluso un rey del país promulgó hace años el FNB, siglas de la Felicidad Nacional Bruta. En este estudio se cuestiona el bienestar psicológico, el uso del tiempo, la cultura, salud, educación, vitalidad de la comunidad o satisfacción con el gobierno, entre otros factores.

Mientras, países como Brasil, India o China, en constante y veloz desarrollo, e incluso naciones europeas como España, Alemania o Francia, ya desarrolladas, sufren de niveles de estrés preocupantes. Todas las grandes naciones del concierto internacional, tanto desarrolladas como en vías de ello, obtienen según los estudios un nivel de vida elevado o en crecimiento. Pero, ¿a costa de qué?

“No cambies la salud por la riqueza, ni la libertad por el poder”

-Benjamin Franklin-

Y ahora llega el momento en que tienes que contestar. ¿Prefieres tener nivel de vida o calidad de vida? ¿Crees que es mejor acumular dinero y riquezas, o tiempo de valor y felicidad? Yo lo tengo claro, me quedo con la calidad de vida. ¿Y tú?

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar