Memorias de destello: el recuerdo parpadeante de los eventos traumáticos

06 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Ante algo inesperado y de elevada intensidad emocional, siempre recordarás dónde estabas, con quién estabas y qué estabas haciendo. El efecto flashbulb define un tipo de impacto en nuestra memoria en el cual, los recuerdos perduran toda una vida.
 

De repente, nuestra tranquilidad se rompe. Sucede algo y la calma se fragmenta en mil pedazos: una mala noticia, un imprevisto doloroso, un accidente, un desafío que no esperábamos… Ante esas circunstancias es común que experimentemos lo que se conoce como «memorias de destello» un proceso por el que el cerebro crea recuerdos que guardaremos para siempre de manera persistente.

Ahora bien, hay un matiz. Esos recuerdos nunca son del todo exactos, milimétricos o fotográficos. Son el resultado de un impacto, es como quedar cegado de pronto por una luz muy intensa. Las emociones nos inundan, nos dejan paralizados y sentimos desde angustia, miedo hasta incomprensión. Una parte de esas memorias serán verídicas, otras, algo más imprecisas.

De ahí que podamos describirlo también como un recuerdo parpadeante, hay detalles que vemos con claridad y otros que, simplemente, se quedan a oscuras. Esto es muy común entre quienes son testigos de algún accidente de tráfico o cualquier otro hecho de relativa gravedad. Uno recuerda el sonido, el olor del ambiente, los rostros y las expresiones de las víctimas y de quienes estaban con nosotros.

Sin embargo, no siempre estamos seguros de cuántas personas había, de cómo estaban vestidas, de si hacía sol o estaba nublado… En ocasiones, la mente se queda en blanco ante esas incertezas y otras veces, inventa y llena esos huecos de manera inconsciente con informaciones que no son del todo ciertas. El universo mental en situaciones complejas o adversas actúa de manera curiosa.

 

Profundicemos un poco más en este concepto.

Destello

Memorias de destello ¿en qué consisten?

Las memorias de destello son un tipo de proceso muy estudiado por el campo de la psicología. En 1977, Roger Brown y James Kulik ya las describieron en una investigación, denominándolas flashbulb memory o recuerdos bombilla. No obstante, es interesante saber que a raíz del asesinato de John F. Kennedy, empezó a analizarse con mayor interés este fenómeno y se descubrieron varias cosas.

La primera es que ante un mismo evento, cientos de personas pueden recordarlo de muy diversas maneras. Otro dato es que ese tipo de experiencias dejan un impacto notable en el cerebro; tanto que podemos evocar determinadas imágenes a modo de flash durante mucho tiempo.

Algunos científicos lo definen como si una bombilla estallara en nuestra mente y nos quemara, hay imágenes que recordamos con una nitidez absoluta y otras quedan suspendidas en la semioscuridad. Como dato curioso cabe destacar un estudio que realizado durante cerca de 15 años a raíz de los atentados del 11 de septiembre.

En esa investigación, llevada a cabo por un gran número de universidades estadounidenses, se demostraron diferentes aspectos; los cuales, pueden correlacionarse con cualquier otra situación y resultan cuanto menos, curiosos. Son los siguientes:

 

Las 4 características de las memorias de destello

Hay una serie de detalles que son definitorios de las memorias de destello. No importa el evento que vivamos, hay una serie de aspectos que siempre se repiten. Son los siguientes:

  • Recordarás dónde estabas y con quién. Nunca falla. Ver un accidente, escuchar una noticia impactante, ver algo fuera de lo común, experimentar algo inusual en piel propia… Siempre recordaremos en el lugar en el que estábamos y quién nos acompañaba.
  • Recordarás lo que estabas haciendo. Ese es otro elemento recurrente en las memorias de destello o flashbulb.
  • Tu memorias guardará para siempre quién te dio esa noticia o qué palabras escuchaste en ese momento. En ocasiones, los malos momentos nos llegan con una llamada de teléfono, con un encuentro con alguien o también compartiendo una misma circunstancia con una persona que reacciona diciendo unas palabras concretas. Ese tipo de estímulos y circunstancias se recuerdan siempre.
  • Tu memoria será menos precisa en algunos aspectos meses después. Hay detalles concretos que permanecen en la memoria poco tiempo. No obstante, nosotros creeremos que lo podemos recordar todo y que nuestra memoria es fiable hoy, mañana y siempre.

Sin embargo, no es así y esto pudo verse en la investigación del 11-S. Muchos testigos dieron detalles días después sobre lo visto que no coincidían demasiado con lo evocado meses más tarde. La memoria había recreado y rellenado ciertos aspectos.

 
Mariposa iluminada

Emociones intensas, memorias eternas

Las memorias de destello son fogonazos de imágenes cargadas de sensaciones. Evocar esos recuerdos a veces duele, otras vienen acompañados de inquietud, de miedo o angustia. De algún modo, no solo nos viene a la mente lo visto, lo sentido también hace acto de presencia y de ahí que a veces esos flashbulb puedan resultar muy dolorosos.

Todo ello se debe a un hecho: cuando experimentamos esas circunstancias se produce una alta producción de dopamina. Este neurotransmisor, se concentra de manera muy intensa en el área del hipocampo, esa estructura cerebral relacionada con la memoria y las emociones. Algo así genera que los recuerdos creados tengan un impacto neurológico más profundo; son casi como fotografías que quedan tatuadas en la mente de por vida.

Habrá quien se esfuerce a menudo para que ese recuerdo no vuelva. Las memorias de destello no siempre son complacientes o amables, de hecho es común que traigan consigo la sombra de la tristeza o del sufrimiento pasado. De ahí que muchos intenten bloquearlas. Aunque esto no siempre funciona ni nos beneficia; siempre será mejor manejar y afrontar esos hechos del ayer.

 

Para concluir, si las memorias de destello nos enturbian, si tenemos plena conciencia de que esos hechos van mermar nuestra calidad de vida, no debemos dudarlo: hay que solicitar ayuda experta. Tengámoslo presente.

  • Brown, R. Kulik, J. (1977) Flashbulb memories. Cognition. https://doi.org/10.1016/0010-0277(77)90018-X
  • Hirst, W., Phelps, EA, Meksin, R., Vaidya, CJ, Johnson, MK, Mitchell, KJ, Buckner, RL, Budson, AE, Gabrieli, JDE, Lustig, C., Mather, M., Ochsner, KN, Schacter, D., Simons, JS, Lyle, KB, Cuc, AF y Olsson, A. (2015). Un seguimiento de diez años de un estudio de memoria para el ataque del 11 de septiembre de 2001: recuerdos de flashbulb y recuerdos de eventos de flashbulb. Revista de psicología experimental: general, 144 (3), 604-623. https://doi.org/10.1037/xge0000055