4 metáforas terapéuticas para la depresión que te harán reflexionar

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 28 marzo, 2019
Las metáforas terapéuticas para la depresión facilitan que la persona reflexione sobre su situación a partir de una idea, historia o posibilidad a partir de la cual, tener una perspectiva diferente. Es un modo de despertar o alumbrar una nueva toma de conciencia.

Las metáforas terapéuticas para la depresión se utilizan con frecuencia en enfoques como la terapia de aceptación y compromiso. El objetivo de las mismas es conseguir que el paciente tenga una perspectiva diferente de su situación y pueda analizar su realidad de un modo más profundo, reflexivo y original.

Cabe señalar, eso sí, que estos recursos lingüísticos no harán que la persona supere de un día para otro su depresión. Es un paso, una estrategia más del conjunto de herramientas que un psicólogo tiene a su alcance para favorecer el proceso terapéutico con su paciente. No obstante, es interesante comprobar su efecto.

Asimismo, no importa la edad de la persona, estos ejercicios dialécticos despiertan ideas, invitan a la confrontación y a menudo, hasta rompen esquemas de pensamiento negativos.

Uno de los auténticos gurús de las metáforas terapéuticas es sin duda Sheldon Kopp. En su libro Metáforas terapéuticas de un psicoterapeuta, recoge un amplio surtido de estos recursos. También George W. Burns nos facilita un trabajo profundo y más reciente sobre este tema en su libro Sanando con historias: casos para usar metáforas terapéuticas.

Este tipo de estrategias llevan usándose desde hace décadas. De hecho, Milton Erickson, pionero en hacer uso de la relajación muscular y de la hipnosis en el proceso terapéutico, solía señalar que en sus sesiones nunca podían faltar las metáforas terapéuticas. Era un modo de «encender» la mente del paciente, de posicionarle en situaciones que pudiera generar una confrontación y un descubrimiento…

«En general, una metáfora se define como una forma de hablar donde una realidad, se expresa en términos de otra. De este modo, podemos arrojar luz sobre aquello que está viviendo el paciente para que lo vea de otro modo».

-Sheldon Kopp-

Perfiles de hombres con la mente transparente simbolizando las metáforas terapéuticas para la depresión

Metáforas terapéuticas para la depresión

Un primer aspecto a tener en cuenta sobre las metáforas terapéuticas para la depresión es que, en ocasiones, pueden no resultar útiles. No lo serán si el paciente padece, por ejemplo, una depresión mayor y es incapaz de atender, de centrar la atención y de llevar a cabo un proceso de reflexión.

Por tanto, todo dependerá de cómo se encuentre la persona en un momento dado, algo que debe valorar el profesional. Veamos qué tipo de metáforas pueden resultar útiles en estos casos.

1. La metáfora del pantano

Imagina que tu propósito en la vida es conquistar la cumbre de una hermosa montaña. Ahora bien, cuando inicias tu viaje hasta ese mágico destino te encuentras de pronto con un obstáculo: un pantano. Caes en él, tus pies se hunden, intenta avanzar pero a cada paso notas como profundizas más en ese frío fango.

Reflexión⇒ En el viaje de la vida estamos obligados a sortear obstáculos. La depresión es una parte más del camino hacia tu realización personal, hacia la cumbre de esa montaña. Lo quieras o no, estás obligado a salir de ese pantano para seguir caminando hasta tu cima. Es un proceso más, uno del que tarde o temprano acabarás saliendo con ayuda de la terapia.

2. La metáfora de la gárgola

La depresión es como llevar una pesada gárgola en tu hombro. Una piedra que te susurra de forma constante lo poco que vales, lo oscuro de todo aquello que te rodea. Es hábil para traerte fatalidades casi a cada instante y lo peor de todo es que esa gárgola nunca se calla y cada vez te pesa más.

Reflexión⇒ debes quitarle poder a esa gárgola, retirarla de tu hombro, de tu vida. Esa criatura que te susurra es tu diálogo interno, esa dimensión psicológica que debes empezar a controlar, a higienizar, a poner a tu favor.

gárgolas simbolizando las metáforas terapéuticas para la depresión

3. Metáforas terapéuticas para la depresión: el interruptor de la luz

De entre las metáforas terapéuticas para la depresión, aquella que hace referencia la luz es de las más interesantes. En este caso, vuelve a incidir en la idea de los pensamientos negativos. Para entenderla, piensa en esas veces en que se ha fundido la luz en alguna habitación de tu casa.

De manera automática, y cada vez que cruzas el umbral a esa habitación, llevas tu mano al interruptor de la luz para abrirla. Sabes que está fundida, pero tu cerebro intenta darle al interruptor porque está acostumbrado a ello.

Reflexión⇒ Con la depresión ocurre lo mismo. Nuestros pensamientos negativos también son automáticos. Los activamos casi a cada instante. Piensa en ello, reflexiona en esta metáfora e intenta controlarlos.

4. Los mensajes de mi ordenador

Imagina que te sientas un día a trabajar ante tu ordenador y ocurre algo inusual. De pronto empiezan a salir mensajes como «eres inútil», «todo te va a salir mal», «siempre vas a ser infeliz», «mereces la soledad», «no hay solución a tus problemas», etc. Te sientes alarmado y asustado.

Sabes que es un troyano, que tu ordenador está infectado. Ahora bien, lejos de pararte a hacer algo, a pedir ayuda para que alguien elimine ese virus, tú te limitas a intentar trabajar.

Tienes muchas cosas que hacer, los demás esperan que entregues esos informes, esos trabajos. Así que intentas aceptar esos mensajes mientras llevas a cabo con tu tarea con gran dificultad. Ahora bien, al cabo de dos días te sientes incapaz. Esos mensajes están minando tu ánimo.

Reflexión⇒ a veces, estamos obligados a detenernos y a pedir ayuda. No importa lo que los demás esperan de ti. No importa tu trabajo o las presiones que te envuelven. Cuando algo no va bien en tu vida debes detenerte y pedir ayuda. Dejar para mañana el problema que tienes hoy no hará más que incrementar el malestar.

Niña tapándose la cara simbolizando las metáforas terapéuticas para la depresión

Para concluir, las metáforas terapéuticas para la depresión, no son solo útiles para esta condición psicológica. De algún modo, nos invitan a todos nosotros a reflexionar, a profundizar en nuestras realidades personales para tomar otras perspectivas. Su poder es inmenso, así que tengamos presente estos recursos y aprovechemos su beneficio.

  • Burns, G. (2009). Healing with Stories: Your Casebook Collection for Using Therapeutic Metaphors. Australian and New Zealand Journal of Family Therapy (Vol. 30, pp. 315–316). https://doi.org/10.1016/S0014-5793(99)00327-0
  • David Gordon (1978) Metáforas terapéuticas para el cambio. Ariel
  • Grinder, R. Bandler, R (1981) Trance-Formations. Explore Press
  • Kopp, Sheldon (2009) Metáforas de un psicoterapeuta. Gedisa.
  • Witztum, E., van der Hart, O., & Friedman, B. (1988). The use of metaphors in psychotherapy. Journal of Contemporary Psychotherapy18(4), 270–290. https://doi.org/10.1007/BF00946010