Mi pareja es muy egoísta: ¿qué hacer?

02 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana
¿Estás con una pareja egoísta -que se comporta sistemáticamente de manera egoísta- y no sabes qué hacer? Te dejamos 4 ideas clave que quizás te orienten sobre cómo actuar.

¿Estás con una pareja egoísta y no sabes qué hacer? El primer paso será intentar comprender bien esto que estás sintiendo e identificar esas conductas que te han hecho saltar la alarma. Si realmente tu pareja es egoísta, deberás plantearte un cambio. ¿Cómo?

Para ayudarte a gestionar esta situación, te traemos 4 ideas clave sobre cómo actuar si sentimos que nuestra pareja es egoísta y no nos gustan sus actitudes o comportamientos. A través de ellas, quizás encuentres un poco de luz a tu problema y entiendas cómo habéis llegado hasta aquí y por qué. Además, esta puede convertirse en una experiencia para conocerte un poco mejor (y para decidir qué quieres realmente para ti).

Mi pareja es muy egoísta: ¿qué hacer?

¿Tienes una pareja egoísta? Te proponemos 4 ideas clave que pretenden guiar y acompañar, aunque cada persona deberá encontrar su propio camino. Estos pequeños consejos te permitirán analizar la situación, comprenderla, conectar con lo que sientes, despejar dudas y decidir qué quieres hacer realmente.

Mujer pensando: "mi pareja es muy egoísta"

Analiza los comportamientos

Sientes que estás con una pareja egoísta, de acuerdo… pero, ¿realmente has analizado sus comportamientos o estás influenciado por tu estado de ánimo, tu situación vital u otras variables? Aquí no tiene sentido hablar de culpa, sino de responsabilidad; nadie es el culpable de nada, simplemente tienes que ver si la manera de ser de tu pareja (objetivamente) es la que deseas en una pareja.

Piensas en todos esos detalles o actitudes que te hacen creer que tu pareja es egoísta. Intenta comprender qué tipo de egoísmo hay detrás de ellos (y por qué se produce, en qué contextos se da, si es recíproco…) y si realmente ahí está, no le des más vueltas y habla con tu pareja. No se trata de que te trasformes en Sherlock Holmes, sino de situarte y entender la realidad.

Habla con ella

Has detectado una serie de comportamientos egoístas en tu pareja; puede que sean comportamientos recientes o que vengan apareciendo desde hace mucho. En cualquiera de los casos, lo mejor que puedes hacer es hablar con ella.

Plantéale tus preocupaciones, expresa tu malestar; en definitiva, dile lo que piensas y cómo te sientes. De todas formas, es importante remarcar aquí que tú no vas a cambiar a tu pareja. Las personas no se cambian (en todo caso, eso es un proceso que deben hacer ellas mismas); así que, ten en cuenta que hablar con ella te permitirá desahogarte, entender sus motivos y aclarar posibles dudas que te hayan surgido.

Pero una vez lo hables con él/ella, deberás decidir si seguir (si es algo puntual) o replantearte la relación (si es algo que forma parte de su personalidad y que no pretender cambiar). Lo importante es que pienses en lo que tú quieres para tu vida,y en qué tipo de persona quieres a tu lado.

“Escoger un camino significa abandonar otros. Si pretendes recorrer todos los caminos posibles acabarás no recorriendo ninguno”.

-Paulo Coelho-

Utiliza la empatía

Intenta comprender por qué tu pareja está actuando así. ¿Realmente es por egoísmo o es por otras causas? Entender a tu pareja puede ser el primer paso para descubrir qué puedes hacer y cómo sentirte (y sentiros) mejor.

Además, conocer su realidad (por qué actúa así o qué es lo que hace que esos comportamientos se mantengan) te ayudará a decidir, con conocimiento de causa, si realmente existe posibilidad alguna de arreglar la relación o si es mejor darla por terminada. Puedes reflexionar sobre ello.

Es importante mencionar aquí, que en casos extremos (por ejemplo, de maltrato), la prioridad será ponernos a salvo. El esfuerzo por comprender los posibles traumas que pueden estar contribuyendo a que nuestra pareja actúe así. Es decir, en estas situaciones, entender su comportamiento será lo menos importante (¡lo primero somos nosotros!).

Mira hacia adentro

Si realmente estás con una pareja egoísta, puede que sea el momento de mirar hacia adentro de ti mismo y de comprender qué estás haciendo y por qué. La realidad es que una relación de pareja saludable es aquella en la que el amor te hace grande, no te disminuye. Si este no es tu caso, ¿Por qué sigues en esta relación?

Antes de cambiar a la otra persona, piensa que cambiarse uno mismo es el primer paso hacia el autoconocimiento y el amor propio. En línea con lo comentado, te dejamos una interesante reflexión de Cristina Lago:

Recuerda que tus relaciones son un espejo de ti. Si estás con alguien que no te quiere, que no te muestra amor, ni interés, ni cuidado, ni preocupación, ni implicación, ¿te estás queriendo tú?“.

Mujer con los ojos cerrados relajada

La pareja egoísta: ¿puede cambiar?

¿Realmente las personas pueden cambiar? ¿Puede cambiar mi pareja si es egoísta? Según el psicólogo Luis Muiño, podemos limar pequeños aspectos de la personalidad, pero no su estructura central. Es decir, somos como somos y evolucionamos con la vida, está claro, pero nuestra personalidad es bastante estable; esto no quiere decir que no podamos cambiar pequeños hábitos y actitudes.

Pero si tu pareja realmente es egoísta, seguramente lo habrá sido desde siempre contigo (o quizás los primeros meses no, por eso que hacemos cuando intentamos conquistar o gustar); y en estos casos, es muy difícil que cambie. Por otro lado, aunque pudiera cambiar, piénsalo… Es muy probable que su egoísmo (y no el amor), sea el que le haya llevado a establecer una relación en concreto (es decir, contigo). Por lo que, es probable que para su cambio verdadero sea necesario abandonar esa relación que inició desde la carencia y no desde una sana elección de amar.

Finalmente, os dejamos un dato curioso sobre el egoísmo: ¿sabías que, según un estudio publicado en el Journal of personality and Social Psychology, las personas egoístas ganan menos dinero que las altruistas? Los autores del estudio, desarrollado en la Universidad de Estocolmo, analizaron los datos de 60 000 personas de EE.UU. y Europa.

  • Bermúdez, J. (1996). Teoría personalística de G.W. Allport. En J. Bermúdez (Ed.). Psicología de la Personalidad. Madrid: UNED.
  • Bermúdez, J. (2004). Psicología de la personalidad. Teoría e investigación (Vol. I). Unidad Didáctica de la UNED. Madrid.
  • Wallace, J.B. (1999). El Poder de las Relaciones Humanas. ExiEditores.