Mi pareja me ha pedido tiempo para pensar, ¿qué hago?

Cuando nuestra pareja nos dice que necesita tiempo, podemos empezar a imaginar el peor escenario: la ruptura de la relación. Ahora, ¿cómo son de ciertas nuestras expectativas?
Mi pareja me ha pedido tiempo para pensar, ¿qué hago?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 18 agosto, 2021.

Última actualización: 18 agosto, 2021

“Mi pareja me ha pedido tiempo… ¿Es el final? ¿Qué puedo hacer?”. Pocas frases son más temidas que el clásico necesito tiempo o necesito espacio. Casi al segundo vislumbramos en nuestra mente lo inevitable: ¡ojo! Hemos llegado a un momento delicado. Entonces podemos entrar en pánico y que en nuestro cerebro se enciendan todas las alarmas. Sin embargo… ¿este tipo de puntos de inflexión son realmente el final?

Lo primero: cada pareja y cada persona es un mundo. Todos arrastramos circunstancias que, en un momento dado, pueden abocarnos a actuar de una manera determinada. Así, cuando alguien expresa una necesidad o una decisión determinada debemos respetarla, pero también es importante comprender el fondo, eso que en muchas ocasiones no se expresa con palabras. La comunicación y la buena interpretación de las señales van a tener mucho que decir.

Necesitar un tiempo para replantear la relación de pareja implica muchas veces, ansiar de un espacio propio para ver con perspectiva en qué punto se encuentra vínculo de pareja. Esto no tiene por qué ser necesariamente malo. En ocasiones, pueden tomarse valiosas decisiones que sirvan para mejorar ese lazo afectivo.

El amor es el espacio y el tiempo medido por el corazón

(Marcel Proust)

Mujer triste porque mi pareja me ha pedido tiempo para pensar

Mi pareja me ha pedido tiempo para pensar ¿cuál puede ser la causa?

Cuando mi pareja me ha pedido tiempo para pensar, es común que —tras caerme el corazón a los pies— le pregunte qué ocurre. «¿Has dejado de quererme? ¿Estás pensando en dejar la relación? ¿Te has agobiado… Estas suelen ser normalmente las cuestiones que más suelen aflorar en medio de estos contextos tan angustiantes.

Hay quien piensa que, efectivamente, el pedir tiempo es poco más que un eufemismo, un recurso poco hábil para dar fin a ese vínculo afectivo sin decirlo de manera abierta y sincera. No obstante, insistimos. Puede haber otros motivantes que debamos considerar. Asimismo, hay otro hecho. Si estamos realmente ante una ruptura hay evidencias previas que debían ponernos ya en preaviso.

Trabajos de investigación como los realizados en la Universidad de Princeton nos señalan que antes de que surjan estas demandas de tiempo espacio, la persona siempre da pistas hasta 3 meses antes de que la relación no va bien. Es decir, hay reacciones que no siempre tienen por qué cogernos tan de sorpresa. Analicemos, por tanto, esas causas que pueden estar tras el hecho de que nos pidan tiempo para pensar.

Tiempo para uno mismo, cuando todo nos sobrepasa

Hay épocas complicadas en que casi cualquier área de nuestra vida nos sobrepasa: trabajo, economía, pareja… En realidad, lo que se necesita en esos momentos es clarificar la propia situación de uno mismo en el mundo. ¿En qué punto me encuentro? ¿Estoy feliz con lo que tengo? ¿Qué debería hacer para sentirme mejor?

Cuando la relación ha ido demasiado deprisa

Cuando mi pareja me ha pedido tiempo para pensar tal vez se deba a que hemos ido muy rápido en nuestra relación. Este es otro aspecto que debemos considerar. Puede que hayáis tomado decisiones de manera precipitada y la otra persona necesite quizá, dar un paso atrás. Eso no significa que quiera dar fin a ese vínculo, pero sí, no quemar etapas de manera tan apresurada.

Miedo al compromiso

La inseguridad a la hora de mantener un compromiso serio y responsable con alguien es otra variable que considerar. No todo el mundo está preparado o quiere una relación estable. Tal vez tu pareja haya llegado a ese ecuador en el cual, está obligado a tomar una decisión firme. ¿Me comprometo al 100% o vuelvo a mi zona de confort y recupero mi autonomía nuevamente?

Mi pareja me ha pedido tiempo: el desamor y el miedo a decir la verdad

Es inevitable. Carecemos de estudios para saber qué porcentaje de casos son los que terminan en ruptura cuando una persona le pide tiempo a la otra. Sin embargo, es evidente que un factor que debemos considerar es que nuestra pareja haya perdido la ilusión, el amor y las ganas por seguir luchando por esa relación.

chico pensando en cuando mi pareja me ha pedido tiempo para pensar

¿Qué debemos hacer en estos casos?

¿Qué debo hacer si mi pareja me ha pedido tiempo para pensar? ¿Cómo actuar cuando la otra persona necesita alejarse un tiempo determinado? Es evidente que, en estos casos, lo más importante es conocer qué es lo que siente el otro y qué ha mediado en esa decisión. La buena comunicación es la mejor herramienta en estos casos.

Trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Georgia, nos recuerdan que saber comunicar, saber dialogar, comprender y favorecer esta competencia media en la satisfacción de la pareja. Es recomendable, por tanto, buscar el momento adecuado y hablar de manera empática a la vez que asertiva.

Asimismo, también es recomendable tener en cuenta lo siguiente.

Respetemos la decisión de nuestra pareja

Evitemos convertirnos en perseguidores y perseguidos, en figuras que anhelan retener a la pareja mientras esta, reclama tiempo y espacio. Mantengamos la dignidad. Aceptar la decisión del otro tras haber mantenido esa conversación previa es siempre la mejor decisión.

Clarificar cuánto tiempo durará esa distancia (no podemos esperar de manera infinita)

Si mi pareja me ha pedido tiempo para pensar, es bueno trazar un plan de gestión de esta petición que despertar tantos fantasmas. Hacerlo es el punto de partida para gestionar mejor la situación, sabiendo que llegará un momento en el que sabremos qué ha decidido la otra persona: si continuar o no continuar con la relación.

No podemos esperar de manera infinita. Si pasan semanas, meses y, simplemente se aleja, estamos en nuestro derecho de intentar buscar una resolución final a esa situación de espera.

Aprovecha también para pensar en tu relación de pareja

Por último, y no menos importante, hay otro aspecto que es bueno tener en cuenta. Si nuestra pareja nos pide tiempo y espacio para pensar, podemos hacer lo mismo. Reflexionemos sobre ese vínculo, valoremos cómo nos vemos en ese escenario afectivo y qué vamos a querer que haya de nuevo o se mantenga en un posible nuevo escenario.

Los instantes de crisis son buenas oportunidades para meditar en cosas que quizá, no habíamos tenido en cuenta hasta ese momento. Tal vez salgamos fortalecidos como pareja o puede que quizá, sea el momento de tomar otras decisiones.

Te podría interesar...
¿Por qué me siento inferior a mi pareja?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Por qué me siento inferior a mi pareja?

¿Por qué me siento inferior a mi pareja? Es probable que tenga que ver con la autoestima, pero también con otras variables. ¡Conócelas!



  • Sarah SerajKate G. BlackburnJames W. Pennebake (2021) Language left behind on social media exposes the emotional and cognitive costs of a romantic breakup.
  • Lavner, J. A., Karney, B. R., & Bradbury, T. N. (2016). Does Couples' Communication Predict Marital Satisfaction, or Does Marital Satisfaction Predict Communication?. Journal of marriage and the family78(3), 680–694. https://doi.org/10.1111/jomf.12301