Miedo a no volver a encontrar trabajo, ¿qué podemos hacer?

Son muchas las personas que temen no volver a encontrar trabajo nunca más. Es una angustia soterrada propiciada por la actual coyuntura social y que les aboca a situaciones de elevado desgaste mental.
Miedo a no volver a encontrar trabajo, ¿qué podemos hacer?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 05 Junio, 2021.

Última actualización: 05 Junio, 2021

Hay un tema cada vez más recurrente en los foros de Internet: el miedo a no volver a encontrar trabajo. La recesión económica, los cambios estructurales y el impacto evidente de la situación actual ha dejado y dejará a millones de personas en una situación de desempleo. La vulnerabilidad psicológica que perfila esta realidad es, en muchos casos, devastadora.

Asimismo, existe un aspecto que va más allá incluso del factor económico. Es evidente que si en un hogar no entran ingresos resulta imposible afrontar el día a día. Ahora bien, no podemos olvidar que el trabajo también confiere al ser humano una sensación de significado, propósito y realización personal. Cuando esto falla la fractura mental puede ser inmensa.

Esta última realidad es especialmente habitual entre la población más joven y entre aquellos de mayor edad. Los primeros temen no poder realizar nunca un proyecto de vida. Los segundos sienten que ya no son útiles a la sociedad y, por tanto, tampoco a sí mismos. Todo esto traza un lienzo para la salud mental tan problemático como peligroso ante el que deberíamos tomar medidas. Lo analizamos.

El impacto del desempleo en épocas de crisis puede ser especialmente lesivo para la salud psicológica: son muchas las personas que llegan a pensar que nunca encontrarán un trabajo.

Hombre triste con miedo a no volver a encontrar trabajo

El miedo a no volver a encontrar trabajo, una realidad cada vez más común

Hay muchos tipos de desempleo. El cíclico o coyuntural, por ejemplo, responde a los años de recesión, a las crisis económicas y a esas épocas en las que un evento tiene un gran impacto en la micro y macroeconomía. Tenemos, también, el desempleo estacional, el asociado a esa demanda de mano de obra dependiendo de la época del año (verano, campañas de navidad, etc.).

Ahora bien, el miedo a no volver a encontrar trabajo responde, sobre todo, a lo que se conoce como desempleo estructural. Son esas situaciones en las que hay un desajuste entre la oferta y la demanda. La segunda supera en la primera y esto se traduce en un exceso de personas que buscan empleo en relación con las ofertas reales del mercado de trabajo existente.

Al miedo al no encontrar un empleo, se le añade quizá otro factor: la angustia por no salir nunca del ciclo del empleo temporal y precario, ese que no permite tener ni perspectivas de presente ni de futuro. Todo esto tiene unas serias consecuencias.

Desempleo y salud mental

Estudios, como los publicados hace unos meses en la revista The Lancet, ofrecen un dato tan ilustrativo como alarmante: la tasa de suicidios ha aumentado en el último año entre un 20 y un 30 %. Los problemas de salud mental asociados a la falta de empleo podrían aumentar aún más en los próximos meses.

Es evidente que la falta de trabajo tiene una relación directa con la depresión y la pérdida de satisfacción con la propia vida. Así, cuanto más se cronifica esta situación y cuanto más pasa el tiempo sin que la persona perciba un cambio o una mínima esperanza de que su situación pueda cambiar, no solo se eleva el drama financiero, la indefensión psicológica aumenta de manera exponencial.

Por otro lado, estudios, como los realizados por los doctores Karsten Paul y Klaus Moser del departamento de psicología organizacional y social de la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Nürnberg en Alemania, indican algo importante. El desempleo también afecta al entorno, de manera que muchas veces las relaciones familiares y sociales se ven afectadas.

Mujer triste y apática por el Miedo a no volver a encontrar trabajo

El temor al desempleo crónico: ¿qué podemos hacer?

¿Quiénes somos si no podemos hacer nada con nuestra vida, ni cuidar de nuestras familias ni de nosotros mismos?… Esto es lo que piensa día a tras día quien tiene miedo a no volver a encontrar trabajo. Por tanto, las principales dimensiones que integra esta realidad psicológica son la impotencia por un lado, la indefensión, la baja autoestima y la depresión.

Tarde o temprano, la persona mira al futuro sin esperanza y cuando ya no atisba sensación de cambio ni de mejora se deriva en ese abismo oscuro del trastorno depresivo tan peligroso. ¿Qué deberíamos hacer en estas circunstancias? Reflexionamos en ello. 

El desempleo mantenido en el tiempo genera emociones tales como la angustia, el miedo, la desesperanza y esa sensación de inutilidad que tarde o temprano trae consigo la depresión.

Evitar el aislamiento

La falta de empleo se vive a menudo con humillación o vergüenza. Son muchos los que optan por no salir de casa, por relacionarse cada vez menos y sumirse a esa búsqueda de trabajo de forma online, de manera que pueden pasarse muchas horas ante el ordenador. Esa falta de socialización y de estímulos incrementa aún más el malestar.

Un primer paso esencial en estos casos es hablar con amigos, familiares y conocidos a diario. Salir y mantener una vida social activa, nos ayudará a reforzar los ánimos, a tener la mente activa, fuerte y esperanzada.

Tener una rutina diaria saludable

Tener unas pautas cotidianas que estructuren nuestras horas nos permitirá tener un mayor control sobre nosotros mismos y sobre la gestión del tiempo.

  • Es necesario cuidar de los ciclos de sueño-vigilia. Despertarnos y acostarnos a las mismas horas es muy recomendable.
  • Integrar el ejercicio físico a diario es saludable, así como cuidar de la propia alimentación
  • Repartiremos las horas de búsqueda de empleo con las de la interacción social, el ocio y el descanso.
  • Es importante dedicar tiempo cada día para desarrollar una nueva habilidad o trabajar en un nuevo proyecto ilusionante.

Nuevos proyectos de futuro

Sabemos que los tiempos cambian y que el futuro va a ser cada vez más demandante. En ocasiones, ser capaces de innovar y pensar en nuevos proyectos puede servirnos de poderoso revulsivo. Es posible que nuestra categoría laboral ya no sea tan atractiva o demandada, por tanto, nunca está de más empezar a formarnos en nuevos ámbitos.

Si sabemos cuáles son nuestros puntos fuertes podemos sacarles partido para pensar en proyectos interesantes. Si además nos apoyamos con otras personas, esa idea puede volverse más motivadora.

La necesidad de la terapia psicológica ante el miedo a no volver a encontrar trabajo

Ante las situaciones de desempleo crónico es vital el apoyo social y psicológico. Esta es una realidad cada vez más común que afecta a muchos colectivos de nuestra sociedad. Es necesario que diseñemos mecanismos de atención cercana y eficaz para atender la salud mental de estas personas.

Si estamos ahora mismo pasando por esta situación, no dudemos en dar el paso. Son muchos los que están transitando por lo mismo, no estamos solos y merecemos poder afrontar esta realidad con todos los recursos y apoyos posibles. Estar bien mentalmente nos permitirá dar con nuevas soluciones y lograr tarde o temprano, una oferta de trabajo de calidad. Tengámoslo presente.

Te podría interesar...
El empleo temporal causa tanta ansiedad como el desempleo
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El empleo temporal causa tanta ansiedad como el desempleo

Varios estudios muestran que los efectos nocivos del empleo temporal son tan graves o incluso más, que los del desempleo.



  • Navarro-Abal, Y., Climent-Rodríguez, JA, López-López, MJ y Gómez-Salgado, J. (2018). Afrontamiento psicológico de la pérdida del empleo. Estudio empírico para contribuir al desarrollo de las personas desempleadas. Revista internacional de investigación ambiental y salud pública , 15 (8), 1787. https://doi.org/10.3390/ijerph15081787
  • Smári J, Arason E, Hafsteinsson H, Ingimarsson S. Unemployment, coping and psychological distress. Scand J Psychol. 1997 Jun;38(2):151-6. doi: 10.1111/1467-9450.00021. PMID: 9210858.
  • Kawohl, W., & Nordt, C. (2020, May 1). COVID-19, unemployment, and suicide. The Lancet Psychiatry. Elsevier Ltd. https://doi.org/10.1016/S2215-0366(20)30141-3