Mindfulness y sexo: ¿cómo se relacionan? - La Mente es Maravillosa

Mindfulness y sexo: ¿cómo se relacionan?

Sara Clemente 4 enero, 2018 en Sexualidad 416 compartidos
Pareja en la cama mirándose de frente

Los ejercicios de meditación y de respiración consciente pueden mejorar la calidad de las relaciones sexuales. El resultado de aunar mindfulness y sexo se traduce en un placer más intenso, así como en erecciones y orgasmos más duraderos.

El mindfulness consiste en la práctica de la atención plena y la concentración en el aquí y ahora. Un tipo de meditación consciente que contribuye a aumentar el bienestar emocional y psicológico. Por eso, si aplicamos esta técnica milenaria al terreno sexual, los beneficios que obtenemos son igualmente notables. ¿Quieres saber cómo extraer todo el potencial de este tándem?

El problema: la mente errante

Si en alguna ocasión practicando sexo con tu pareja estabas disperso, distraído o centrado en otras cosas, quizás estas líneas te ayuden. Muchas veces no somos capaces de quitarnos las preocupaciones de la cabeza, a pesar de estar en un momento íntimo con nuestra pareja. Los pensamientos parecen dirigirse solos hacia diferentes frentes, problemas y preocupaciones.

Por ejemplo, una discusión que has tenido con tu compañero de trabajo, un asunto pendiente, las malas notas de tus hijos, la comida del fin de semana con tus suegros… Cualquier cosa puede venirte a la cabeza hasta en el momento más insospechado e inorportuno. Por eso dejamos de hacer el amor, para simplemente desconectar un rato.

El estrés extermina el placer.
Compartir

Pareja en la cama muy seria

Cómo vivir el sexo de forma más consciente

Los maestros de este llamado “mindfulness sexual” creen que se tiende a banalizar la sexualidad cada vez más. Según ellos, el acto íntimo se vuelve una mera masturbación con el cuerpo del otro. Algo frívolo y superficial. Pero con la práctica de la atención plena esta puerilidad desaparece.

Con el mindfulness esta desconcentración se desvanece durante el encuentro sexual. Te permite enfocarte únicamente en el momento presente, en ese instante mágico con tu pareja. De modo que te hará disfrutar de él con plenitud y experimentarás sensaciones más placenteras.

La focalización en el aquí y ahora permite volver a experimentar la intensidad de las primeras caricias. Somos energía. Y el mejor sexo es el que ocurre entre dos personas que se encuentran conectadas.
Compartir

Cómo aunar mindfulness y sexo

Con el objetivo de clarificar ciertas dudas que te hayan podido surgir, te proponemos algunas formas de incorporar el tándem mindfulness y sexo a tu vida. Acciones y comportamientos que puedes llevar a cabo con tu pareja para disfrutar y experimentar las ventajas que ofrece.

Besa de forma consciente

La próxima vez que veas a tu pareja trata de concentrarte únicamente en el beso que le estás dando. Cierra los ojos. Nota el grosor de sus labios, su textura, su temperatura, el sonido… Trata de transmitirle que sois solo uno, que el momento es por y para vosotros. Has que ese beso sea la manifestación del deseo, amor y pasión que tenéis el uno del otro.

Pareja besándose

Respira profundamente

Durante la estimulación y las distintas fases de la respuesta sexual, la respiración juega un papel crucial. No solo porque permite mantener el ritmo que requiera el coito en sí, sino porque muestra el grado de excitación de ambos. 

Los cambios en la fisiología del otro te permiten obtener información privilegiada. Por eso, si observas cómo vuestra frecuencia respiratoria va cambiando a lo largo del encuentro, serás capaz de compenetrarte mucho mejor con tu pareja. Sabrás qué le excita más o cuándo va a alcanzar el clímax.

Disfruta de tus 5 sentidos

Nos preocupamos poco por disfrutar de los pequeños instantes con nuestras parejas y más por el momento en que va a llegar el orgasmo. Por eso, se suele tratar de retardar la eyaculación o preocuparse por la erección.

Mindfulness y sexo se unen para que puedas apreciar cada roce en tu piel. Puedes probar a fijarte minuciosamente en cada detalle del otro: el pequeño lunar de su espalda, la suavidad de sus manos, el suave olor de su cabello, cada sonido que emite… Es el aquí y el ahora en su más pura esencia.

Mantener los sentidos en sus niveles máximos no es sencillo. Pero si lo consigues, además de estar en sincronía completa con el presente consciente, podrás aprovecharte de la potencia que brinda a tus emociones y sensaciones.

Pareja en el coche

Orgasmos más duraderos

Poco a poco, el mindfulness aumentará la rapidez de tu excitación y prolongará la duración del orgasmo. Algunos expertos hablan de ¡hasta los 15 minutos! Una posible explicación es una mayor estimulación de la ínsula, una estructura cerebral muy relacionada con el amor y el deseo sexual.

El sexo es un tema sensible y algo complicado de tratar. Su subjetividad y su consideración como un tema tabú impiden hablar con naturalidad del mismo. Pero el aspecto sexual de una relación no se debe olvidar, con independencia de la importancia que le otorgue cada miembro de la misma.

La calidad de tus encuentros sexuales permite testear el estado de tu relación. Una pareja que no tiene ganas de intimar suele arrastrar un problema más profundo. Por tanto, el sexo puede ser indicador de una condición subyacente.

Mindfulness y sexo son el perfecto tándem para una relación satisfactoria. Disfrutar de cada momento con tu pareja es fundamental para ir construyendo peldaños en vuestro proyecto de vida juntos.

Sara Clemente

"El impulso fue el Periodismo, mi ilusión y energía emocional es la Psicología. Primo la deportividad, el respeto y la educación."

Ver perfil »
Te puede gustar