Mitos y verdades sobre las relaciones sexuales - La Mente es Maravillosa

Mitos y verdades sobre las relaciones sexuales

Yamila Papa 6 abril, 2014 en Psicología 3 compartidos

Sin embargo, esto no es posible en un 100% por varias razones. En primer lugar porque no hay una “pareja perfecta”. Lo que si existe son dos personas que se complementan lo mejor que pueden y consiguen una vida hermosa juntos.

En relación al sexo, todavía hay mucho más que aprender o que saber. Dejémonos de sentir mal si “no tenemos relaciones tres veces a la semana”, si “siempre utilizamos las mismas posiciones en la cama” o si “debes hacer todo lo posible para que el fuego no se apague entre las sábanas”. Sin dudas, la vida de esa manera, es muy complicada y difícil de conllevar.

Todo lo relacionado al amor, el matrimonio, la pareja y la sexualidad está plagado de ideas falsas sobre lo que “debería ser”. Cuán saludable, real y sostenible es tu relación íntima en el corto, mediano y largo plazo no es algo que se pueda analizar en una revista de tendencias y moda, por ejemplo. Como así tampoco en una película o una novela.

Esto nos produce la necesidad de “estar locamente enamorados” o “tener sexo todos los días”. Y en la vida real, no es tan así. También nos exigen que dejemos de lado sentimientos como las dudas, los celos, la ansiedad si tenemos a nuestra pareja “ideal”.

Entonces, es fácil creernos lo que dicen las historias de princesas. El romance se presenta como si fuera lo más maravilloso del mundo pero también que si no haces las cosas como “se debe” hay algo mal en ti o en la otra persona, tienen que hablar, han de cambiar sus defectos, etc.

En las revistas o en la televisión no dicen muchas verdades sobre las parejas, básicamente, porque “no venden”. Hay muchos mitos que giran en torno a este tema y es preciso derribarlos. ¿Por qué? Básicamente porque de esta manera podremos vivir más plenamente y disfrutar del día a día. Todos sentimos alguna vez frustración, temor, odio, ansiedad y estrés. Eso no quiere decir que nos vaya mal.

Verdades sobre la sexualidad que no desean admitir

Es preciso dejar de lado la fantasía y ajustarse únicamente a la realidad. Centrarse en lo que realmente importa, darnos cuenta de los errores que dañan y no en lo que debemos ser para “vivir felices y comer perdices”. En cuánto al sexo, estas son las 4 verdades que no todos saben:

-La intimidad sana funciona entre los dos: cada pareja decidirá qué es lo que esto significa. Para algunas puede ser tener relaciones todos los días, para otras, una vez por semana. Es que no todos se “conectan” de la misma manera, las parejas son un mundo propio y nadie tiene por qué decir cuántas veces hay que hacer cada cosa (no sólo hablando de sexo).

-Generalmente, uno tiene más necesidades que el otro: esto quiere decir que es probable que uno sea el que casi siempre toma la iniciativa, que busca divertirse, disfrazarse, usar juguetes, etc. El hecho de tener más o menos “apetito” no significa que no ames a tu pareja, sino que no todos son iguales. El reto es encontrar siempre el equilibrio para que no sea siempre el mismo el protagonista.

-Las relaciones sexuales no sólo ocurren en el dormitorio: una cultura más bien tradicional dirá que el único sitio donde está “permitido” tener relaciones sexuales es en la cama matrimonial. Pero esto no es tan así. Ahí si tenemos que aceptar lo que nos dicen las revistas, que vale la pena utilizar otros ambientes del hogar de vez en cuánto. Y no sólo para la intimidad, sino también para los besos, las caricias, las lindas palabras y las demostraciones de afecto. Si la nota dice “¿estás teniendo suficientes relaciones?” lo puedes tomar desde el punto de vista del romanticismo o del amor también.

-Tener sexo no es sólo llegar al orgasmo: otro de los tópicos más habituales en los test. Se cree que si ambos integrantes de la pareja no llegan al clímax, entonces la relación sexual “no cuenta”. Esta es sin dudas, una perspectiva muy limitada. También debemos incluir los besos, las caricias, tocar, “degustar”. En otras palabras, disfrutar del encuentro, que suele escasear tanto en estos tiempos por las obligaciones y el estrés.

La mayoría de las parejas que llevan un tiempo juntas experimentan diferentes momentos. Si bien es cierto que al principio la pasión lo inunda todo, con el correr de los años, se transforma en otro sentimiento, el del amor puro. ¿Por qué? Porque se conocen más, se han explorado cientos de veces, saben los gustos del otro, se aceptan tan cuál son, etc.

Entonces, si lees un artículo donde te dicen que una pareja para estar bien debe tener sexo de lunes a domingo, ten en cuenta que eso ni siquiera es “lo ideal”. Puede ser posible para algunos pocos (afortunados podrían decir) pero es imposible que se mantenga en el tiempo, o al menos, es difícil. Respeta tu relación, no dejes que esas supuestas investigaciones digan cuánta pasión tiene que haber entre tus sábanas, vive momentos inolvidables con tu pareja más allá de lo que piensen los demás y sobre todo, disfruta de tu relación dejando de lado los “estándares establecidos”.

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar