Nancy Andreasen: biografía y estudios sobre esquizofrenia

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Paula Villasante
· 8 febrero, 2019
Los síntomas y signos de la esquizofrenia son muy diversos y complejos. En los últimos años, se han incrementado los esfuerzos con el fin de simplificar el pensamiento sobre la enfermedad. En este punto, le debemos mucho a la doctora que hoy os presentamos: Nancy Andreasen.

Nancy Andreasen es una doctora estadounidense, catedrática de Psiquiatría y Directora del Centro de Investigación de Neuroimagen. Ejerce también en el Centro de Investigación Clínica de Salud Mental en el Carver College of Medicine de la Universidad de Iowa.

Tal vez, si no estamos vinculados a la medicina o al psiquiatría, su nombre no nos diga mucho. Sin embargo, es una reconocida investigadora cuya labor ha contribuido enormemente en numerosos estudios relacionados con la esquizofrenia. Su vida académica, en realidad, no siempre estuvo ligada a la medicina, sino que, por el contrario, Andreasen estudió letras.

De hecho, posee un doctorado en literatura inglesa y está especializada en literatura renacentista. Llegó a trabajar como profesora en este campo, pero su vida dio un giro inesperado. Tras el parto de su primera hija, Andreasen entró en un grave estado de salud que la llevaría a una decisión: estudiar medicina. Su afán de conocimiento fue saciado y se terminó decantando por la psiquiatría.

Su investigación, sin embargo, no se limita únicamente a la psiquiatría, sino que abarca varias ramas; destacan: la creatividad, la espiritualidad, la neuroimagen, la genómica y la historia natural y los mecanismos neuronales de la esquizofrenia. Te invitamos a descubrir las aportaciones de esta interesante doctora.

Cabeza de una persona con una lupa sobre los mecanismos de su mente

Los “primeros” de Nancy Andreasen

¿Qué queremos decir exactamente con esto de los “primeros”? Andreasen ha sido una pionera en varios aspectos, una mujer que se ha atrevido a lanzar la primera piedra en numeras ocasiones. Así, su carrera ha estado profundamente marcada por estos “primeros”:

  • El primer estudio cuantitativo de Resonancia Magnética (RM) de la esquizofrenia.
  • El desarrollo de las primeras escalas para medir los síntomas positivos y negativos de la esquizofrenia.
  • Primer estudio empírico moderno de la creatividad que examinó los factores familiares y ambientales, la cognición y la relación con la enfermedad mental.
  • El primer estudio que combina técnicas genómicas con técnicas de neuroimagen.

La doctora también ha contribuido al área de diagnóstico psiquiátrico en los Grupos de Tareas DSM III y DSM IV. De hecho, fue responsable de construir las bases para el estudio de los trastornos de estrés al escribir la definición de trastorno de estrés postraumático (TEPT) para el DSM III.

Andreasen, además, fue presidenta de la Asociación Americana de Psicopatología y la Sociedad de Investigación Psiquiátrica. Actualmente, es miembro del Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias y de la Academia Americana de Artes y Ciencias.

Nancy Andreasen y su trabajo en la esquizofrenia

La Dra. Nancy Andreasen es una experta líder en el campo de la esquizofrenia. Ha realizado numerosos estudios de investigación que han contribuido a comprender sus mecanismos y mejorar su tratamiento.

La esquizofrenia es uno de los problemas de salud pública más importantes. Afecta al 1% de la población mundial y, según la Organización Mundial de la Salud, ocupa el noveno lugar entre todas las enfermedades médicas en términos de carga mundial de enfermedades: por encima del cáncer, el SIDA, las enfermedades cardíacas, la diabetes y otras enfermedades importantes.

Los signos y síntomas de la esquizofrenia son diversos: incluyen trastornos de la percepción, es decir, alucinaciones; pensamiento inferencial, en otras palabras, delirios; comportamiento dirigido a objetivos (avolición) y expresión emocional (embotamiento afectivo), entre otros. Sin embargo, ninguno de sus muchos signos y síntomas puede considerarse patognomónico o definitorio.

De este modo, cada síntoma está presente en algunos pacientes, pero ninguno está presente en todos. En este sentido, la esquizofrenia difiere de la mayoría de las otras enfermedades mentales que, generalmente, afectan a un solo sistema cerebral, como la enfermedad de Alzheimer (memoria) o la enfermedad maníaco-depresiva (estado de ánimo).

Los síntomas y signos de la esquizofrenia son muy diversos y complejos. Por ello, recientemente, se ha hecho un esfuerzo para simplificar el pensamiento sobre la enfermedad al subdividirlo en categorías naturales.

La reconceptualización de la esquizofrenia por la Dra. Andreasen

La reconceptualización moderna desarrollada por la Dr. Andreasen divide los síntomas en “positivos” y “negativos”. Define los síntomas positivos como una exageración de las funciones normales (la presencia de algo que debería estar ausente) y los síntomas negativos, por su parte, como una pérdida de las funciones normales (la ausencia de algo que debiera estar presente).

  • Los síntomas positivos incluyen: delirios, alucinaciones, habla desorganizada y comportamiento desorganizado.
  • Los síntomas negativos incluyen: alogia, avolición, anhedonia y embotamiento afectivo.

En el lenguaje de la neurociencia, la esquizofrenia es una enfermedad que afecta a los circuitos neuronales distribuidos, en lugar de células individuales o regiones individuales. Tales trastornos, a veces, se denominan síndromes de conexión errónea. La mayoría de las personas con esquizofrenia tienen la sensación subjetiva de que su capacidad de pensar y sentir se ha desorganizado o desconectado de alguna manera.

Las herramientas de neuroimagen nos han permitido estudiar cómo los cerebros de las personas con esquizofrenia funcionan de forma diferente. Estos estudios nos han demostrado que la experiencia subjetiva de “desconexión” o “desorganización” refleja un problema en la capacidad de las regiones cerebrales distribuidas para enviar mensajes de ida y vuelta de manera eficiente y precisa.

Por esta razón, la etimología del propio nombre de la enfermedad resulta más que apropiada. Literalmente significa “mente fragmentada o desconectada”. De manera que describe lo observado a través de las herramientas de neuroimagen.

Nancy Andreasen

Actualmente, Nancy Andreasen continúa su labor investigadora realizando estudios que contribuyen a nuestro conocimiento de la esquizofrenia y, en consecuencia, a mejorar su tratamiento. Estos incluyen estudios estructurales y funcionales de neuroimagen. También estudios de curso longitudinal y resultados, estudios que examinan los factores genéticos y genómicos y los integra con los estudios de neuroimagen.

En definitiva, nos encontramos ante una importante figura en el campo de la psiquiatría y, más concretamente, de la esquizofrenia. Una doctora que sigue incansable dedicada a la investigación, una doctora a la que le debemos enormes avances en dicho campo.

  • Andreasen, N. C., Berrios, G. E., Bogerts, B., Brenner, H. D., Carpenter, W. T., Crow, T. J., … & Lewine, R. R. J. (2012). Negative versus positive schizophrenia. Springer Science & Business Media.
  • Arndt, S., Alliger, R. J., & Andreasen, N. C. (1991). “The distinction of positive and negative symptoms: The failure of a two-dimensional model”. The British Journal of Psychiatry, 158(3), 317-322.
  • Meet Dr. Nancy Andreasen. Retrieved from http://www.nancyandreasen.com/