No me digas que me extrañas, dime dónde y cuándo vernos - La Mente es Maravillosa

No me digas que me extrañas, dime dónde y cuándo vernos

Arantxa Alvaro Fariñas 5 mayo, 2016 en Emociones 6430 compartidos
Chica joven sentada soñando

No me vale que me digas que me extrañas, que te apetece compartir tu tiempo conmigo, que añoras los momentos que compartimos, que hace tiempo que no nos vemos. Dime dónde y cuándo vernos. Tus palabras quedarán vacías si no me regalas un poco de tu tiempo.

Si no logras encontrar ni un momento para compartir conmigo, quizás no me extrañas, quizás has decidido seguir tu vida y olvidar la amistad o el amor que nos unió. Si no eres capaz de dedicarme un momento, no me digas que me extrañas porque no es cierto.

Yo sí te echo de menos

Has formado parte de mi vida, y aunque ya no estés a mi lado, aunque nuestra relación ya no sea la misma, no puedo evitar echarte de menos, recordar cómo fueron esos días que compartimos y que no volveremos a disfrutar, pero pueden ser otros días, otros momentos los que creemos juntos.

Mujer triste llorando

Extraño la forma que tenías de mirarme cuando sabías lo que estaba pensando, cuando estaba enfadada y tú ya conocías el motivo. Extraño decirte buenas noches aunque estuvieras a miles de kilómetros y para ti fuera aún de día.

Me gustaría volver a verte, porque aunque haya transcurrido mucho tiempo, yo siempre he pensado en ti, y deseo mirarte a los ojos de nuevo y saber que siempre has estado cerca, que has pensado en mí, que te ha preocupado cómo estoy.

Aprender a superar la añoranza

Echar de menos es un sentimiento muy humano y puede darse en muchas situaciones. Podemos echar de menos a un amigo que se ha ido a vivir a otro país, porque dejaremos de compartir muchas cosas, pero nos alegraremos de que sea feliz y siga su camino. Puede que la relación cambie, pero si se mantiene el contacto, la amistad perdurará.

Cuando vivimos una ruptura amorosa, es normal que pasemos de un estado inicial de rencor hacia la otra persona, a otro momento en el que quizás tendamos a idealizar la relación que tuvimos y a la otra persona. Pero es necesario sobreponerse a la nostalgia y pensar que si esa persona ya no quiere estar en nuestra vida, nos hará bien respetarlo.

Perfil de pareja en rosa y azul

Pero también podemos echar de menos a personas que han fallecido, o incluso nuestra infancia o lugares que vimos un día y no hemos vuelto a ver porque quizás han desaparecido, pero perduran en nuestra memoria. Son recuerdos bonitos que atesoramos y esa sensación de nostalgia nos llena la memoria de recuerdos agradables.

Pero esa nostalgia, no puede ser siempre parte de nuestra vida, porque debemos continuar disfrutando de cada pequeña cosa de nuestra existencia aquí y ahora. La añoranza se supera ocupando tu tiempo, disfrutando de las personas que te quieren, de las cosas que te hacen feliz. Piensa en todas las cosas buenas que tienes en tu vida, en todo lo que aprecias y en todas aquellas personas que están a tu lado, que realmente te echan de menos.

Escribe en un papel cada día, todo lo bueno que te ocurre, todo lo lo que te hace feliz, para leerlo y recordarlo cuando te sientas abatido. No dejes que la tristeza te invada, sal ahí fuera y disfruta de tu vida,que es única. Olvida a quien te ha olvidado, y no le des el lugar preferente que no merece. Un amigo o una pareja que te extraña de verdad te buscará.

Dime dónde y cuándo vernos

Mujer sobre un corazón roto

No importa que sea un rato o varios días, dime dónde y cuándo vernos y acudiré a compartir un rato contigo. Si me buscas, si me escribes, si quieres saber de mí, como yo lo hago, entonces sabré que realmente me extrañas, que el tiempo carece de importancia, que ha sido solo un lapso que hemos superado con nuestro cariño y nuestro amor. Dime dónde y cuándo vernos. Dime un lugar y una hora y acudiré para mirarte de nuevo a los ojos y saber que siempre has estado ahí.

Arantxa Alvaro Fariñas

Escritora y licenciada en derecho, apasionada por la literatura y por la psicología. Dejo volar mi imaginación para mantener los pies a unos centímetros del suelo y poder hacer realidad mis sueños.

Ver perfil »
Te puede gustar