Nuestra perspectiva, llave de nuestro éxito o de nuestro fracaso

Nuestra perspectiva, llave de nuestro éxito o de nuestro fracaso

Jorge Baas Rodríguez 16 marzo, 2014 en Psicología 0 compartidos


Como seres humanos tenemos algo que nos distingue del resto de los seres vivos y a ese “algo” se le llama perspectiva: la capacidad de ver el mundo con otros ojos, la posibilidad de hacer todas las cosas nuevas con nuestra pura visión.

El problema de muchas personas es que tienen una perspectiva equivocada de la vida o la miran desde un mal ángulo: siguen pensando en sus errores, hablando de sus intentos fallidos y de su mala situación, sin aprender, como en una eterna condena. A veces critican la mala vida de otras personas pero ellos tampoco hacen nada diferente a lo que censuran.

Algunas personas solo observan el mundo y se imaginan lo que harían, solo se imaginan el éxito, y eso estaría bien si el éxito también fuera imaginario.

Lo cierto es que siempre va a haber obstáculos en nuestras vidas, ningún marinero se hizo experto en aguas tranquilas, pero cuando sientas que no puedes dar un paso más, utiliza tu imaginación, imagínate el éxito que habrá después del dolor, imagínate eso en lo que te quieres convertir.

Cuando las cosas se ponen difíciles, algunos comienzan a ver el mundo como una conspiración en su contra, nada a su alrededor se parece al éxito y, así, muchas personas se rinden diciendo que nada les funciona. Otros dirán que quieren lograr sus metas pero solo lo quieren a medias, no lo quieren tanto como quieren quejarse, no lo quieren tanto como quieren estar deprimidos y no lo quieren tanto como quieren tener miedo. Esta no es una perspectiva saludable y no implica hacer algo por conseguir tus sueños; y cuando no haces nada, estos se alejan.

Parte de la vida trata de conseguir nuestros sueños, de ser felices, y es verdad, que muchas veces será difícil continuar pero debes mantener tu perspectiva positiva. Sigue imaginando, sigue viviendo, sigue pensando que quizás no pudiste lograrlo hoy pero que un día lo lograrás, observa el mundo desde otro ángulo. Es impportante que mantengas la fe en ti mismo, se capaz de ver y creer aun cuando todo a tu alrededor te diga lo contrario. Si todo empeora, si te sientes acabado y quieres rendirte, adhiérete a tu fe y visualiza que un día será diferente. Así que cuando falles, vuelve a intentarlo, regresa e inténtalo de nuevo, aprende de todos tus errores e inténtalo de nuevo todas la veces que sea necesario.

Todo puede comenzar con una nueva perspectiva, por ejemplo: si yo tengo una botella de agua y la vacío, le pongo semillas de girasol y la agito, entonces ya tengo un instrumento musical; si yo en lugar de agua le pongo café, ya tengo una botella de café, y si la lleno de agua y le pongo una flor, ya tengo una maceta. Yo puedo convertir la botella de agua en lo que quiera de la misma manera puedo convertir mi vida hacia el éxito cuando yo quiera, yo elijo de qué llenarla. Solo aquellos que se animan a ver la vida desde una nueva perspectiva y se arriesgan, podrán saber que tan bien les puede ir. Sin importar los problemas que atravieses o tu situación, si tu lo decides puedes cambiarlo y puedes estar donde tu quieres si tu de verdad lo quieres.

Te propongo que te visualices en el futuro, piensa en la enorme cantidad de cosas que podrías lograr entonces (un entonces que empieza ¿por qué no?,ahora!). Visualizate siendo la persona que de verdad quieres ser y logrando todo lo que siempre has querido lograr. Tómate el tiempo necesario e imagina lo mucho que vas a lograr.Ahora recuerda: la mayor locura en esta vida, es hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes, de modo que estás donde estás debido a tus decisiones y si quieres estar en otro lugar, entonces algo debes cambiar.

Y tú ¿Hacia dónde vas a dirigir tu vida?

Jorge Baas Rodríguez

Ver perfil »
Te puede gustar