STAXI-2: un inventario para evaluar la ira

29 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
Una mala regulación de la ira puede generarnos serios problemas de salud, física y emocional. El STAXI-2 es un instrumento que nos ayuda a evaluar la presencia de la ira y la gestión que la persona hace de la misma.
 

A pesar de ser una de las emociones básicas, común a todos los seres humanos, la ira ha quedado relegada en cuanto al estudio de sus componentes y sus formas de afrontamiento. En este contexto, el STAXI-2 es un completo instrumento de evaluación que aborda la ira en todas sus facetas. Y así aporta información relevante en diferentes ámbitos de la psicología.

La ira, y su manejo, ha demostrado estar estrechamente relacionada con las enfermedades vasculares, la hipertensión y el patrón de conducta tipo A. Fue este hecho el que motivó la investigación de este concepto y la construcción de un instrumento capaz de medir las variables involucradas.

La ira también cobra una gran relevancia en la psicología clínica (al estar vinculada con diversos trastornos de ansiedad y del estado de ánimo) y en otras áreas como la psicología del trabajo o la educativa.

En definitiva, la presencia de esta emoción y las habilidades de cada persona para relacionarse con ella, tienen una influencia en su salud, tanto física como psíquica.

 
Puños de un hombre enfadado

STAXI-2: ¿qué evalúa?

El Inventario de Expresión de Ira Estado-Rasgo (STAXI-2) realiza un análisis profundo y concienzudo de todas las facetas que componen esta emoción. Consta de seis escalas que permiten profundizar en la experiencia personal que cada individuo tiene de la ira:

  • Estado de Ira: esta escala aborda el estado emocional psicobiológico que se produce en momentos determinados. Estos sentimientos subjetivos se generan al percibir una injusticia, un trato inadecuado o una frustración a nuestros planes. Pueden variar en intensidad, desde un ligero enfado a una intensa furia, en función de la percepción que el individuo tiene de la situación.
  • Rasgo de Ira: mide la tendencia individual a experimentar ira. Es decir, la predisposición a juzgar una amplia variedad de situaciones como frustrantes y generadoras de rabia. Las personas con altas puntuaciones en rasgo de ira suelen experimentar estados de ira con más frecuencia.
 
  • Expresión externa de Ira: evalúa el modo en que la persona manifiesta su ira, bien sea a través de palabras o de conductas agresivas. Y analiza la frecuencia con que estas expresiones se producen.
  • Expresión interna de Ira: esta escala da cuenta de las veces en que el individuo experimenta la emoción, pero no la exterioriza. Es decir, la suprime.
  • Control externo de Ira: evalúa con qué frecuencia se evita manifestar la ira hacia objetos o personas del entorno.
  • Control interno de Ira: versa sobre la capacidad del sujeto para manejar su emoción internamente, a través del sosiego.

¿Qué información proporciona?

La información que proporciona este instrumento permite inferir la mayor o menor tendencia a experimentar ira o a percibir las situaciones como frustrantes.

Nos informa de las principales estrategias que pone en marcha el individuo cuando entra en contacto con esta emoción. Nos permite comprobar si sus actos son funcionales o constituyen un mal manejo, que pueda derivar en problemas de salud.

 

Además de las puntuaciones correspondientes a cada una de las escalas, este test proporciona un índice general de Expresión de la Ira. Se obtiene a través de las respuestas proporcionadas por el sujeto a las últimas escalas y permite realizar una distinción entre personalidad normal o problemática.

Mujer enfadada por quejas

Aplicación del STAXI-2

Este instrumento puede utilizarse en adultos y adolescentes a partir de 16 años (siempre que cumplan unos requisitos mínimos de comprensión lectora).

Para evaluar la ira en poblaciones de menor edad, existe el STAXI-NA, una prueba especialmente adaptada.

El STAXI-2 es un inventario de aplicación sencilla y relativamente rápida. Completarlo suele llevar aproximadamente unos 10-15 minutos. Para ello se le presenta al individuo un ejemplar a cumplimentar, con 49 ítems. Debe responder a ellos, mediante una escala de 4 puntos, en función de la frecuencia o intensidad con que experimenta y expresa la ira.

 

La aplicación puede realizarse de forma individual o colectiva, en función del ámbito en que se esté empleando. Como antes comentábamos, este inventario puede resultar de utilidad, por ejemplo, para medir burnout laboral, estrés en el profesorado o conductas agresivas en los alumnos.

En definitiva, se trata de un instrumento muy completo con una extensa labor de investigación que soporta su validez. Su utilidad traspasa el área de la salud para el que fue diseñado y abre las puertas a la evaluación de la ira y sus repercusiones en otros campos.

 
  • Miguel-Tobal, J. J., Casado, M., Cano-Vindel, A., & Spielberger, C. D. (2001). Inventario de Expresión de la Ira Estado-Rasgo STAXI-2. Madrid: TEA Ediciones.
  • Spielberger, C. D., & Tobal, J. J. M. (2001). STAXI-2: Inventario de Expresión de Ira Estado-Rasgo. TEA.