Ocho datos sorprendentes sobre salud mental

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 31 julio, 2014
Edith Sánchez · 31 julio, 2014

La salud mental es un segmento tratado de manera mediocre, cuando no pésima, en la mayoría de los países del mundo. Muchas personas no tienen clara la diferencia entre un comportamiento de los llamados “negativos” y una dificultad psicológica que debe tratarse.

Así mismo, los sistemas de salud ofrecen soluciones precarias a quienes consultan en busca de alivio para su malestar emocional. La mayoría de las veces, este tipo de problemas no llegan al consultorio del especialista, sino que se mantienen como un conflicto eterno en el mundo privado.

La Organización Mundial de la Salud ha entregado datos sorprendentes sobre diversas situaciones que tienen lugar en el mundo. Muestran claramente que es un tema al que no se le ha prestado la debida atención. Conoce estos sorprendentes datos.

* El 20% de los niños y adolescentes tienen trastornos mentales. El porcentaje es bastante alto, sobre todo si se toma en cuenta que en la mayoría de los países con bajos ingresos hay una gran carencia en las ofertas de atención para estas problemáticas. Se calcula que hay un psiquiatra infantil por cada millón de menores; en otros casos, la proporción llega hasta un profesional por cada cuatro millones de niños o jóvenes.

* El 23% de los años perdidos por discapacidad se debe a trastornos mentales.

* Novecientas mil personas se suicidan cada año en el mundo. En los países de ingresos medios y bajos se produce el 86% de las muertes por esta causa. Los suicidas son principalmente hombres, en edades que van de los 15 a los 44 años. La tasa más alta de suicidios se presenta actualmente en los países de Europa del este.
Después de una catástrofe natural, o de una guerra, los trastornos mentales aumentan hasta el punto de duplicarse.

* Los trastornos mentales aumentan el riesgo de sufrir otras enfermedades como problemas cardiovasculares, diabetes e infecciones. También ocurre lo mismo en la situación contraria: alguien que padece una enfermedad física tiende a desarrollar trastornos mentales.

* Las personas con algún tipo de trastorno mental son estigmatizadas y discriminadas. Ocurre en todo el mundo, incluso en países con elevado nivel educativo. Quien padece alguna dificultad en su mente o sus emociones, tiende a ser visto como un ser extraño e indeseable. Se le considera incompetente, pese a que la realidad demuestra que en la mayoría de los casos los trastornos son tratables. Esta es una de las principales razones por las que muchas personas no acuden a un profesional de la salud mental.

* En casi todos los países hay denuncias sobre violaciones a los derechos humanos de las personas con alguna dificultad mental o psicológica. Se trata de una condición que hace vulnerable a quien la padece. Las legislaciones no son claras, o suficientemente expeditas, en cuanto a los derechos de los pacientes.

* Una de cada cuatro personas en el mundo sufre o sufrirá algún tipo de trastorno mental a lo largo de su vida.

* Menos del 25% de las personas afectadas por algún trastorno mental o psicológico son diagnosticadas y tratadas adecuadamente. En otras palabras, el 75% de las personas que padecen enfermedades mentales no reciben una atención correcta. Esto, pese a que todos los trastornos de este tipo pueden ser tratados y curados en la mayoría de los casos.

Imagen cortesía de Jordán Francisco.