11 datos sorprendentes sobre salud mental

Los datos sobre enfermedades mentales son descorazonadores. Sin embargo, es necesario conocerlos para concienciarse y actuar.
11 datos sorprendentes sobre salud mental
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 12 septiembre, 2022

La salud mental es un segmento tratado de manera mediocre, cuando no pésima, en la mayoría de los países del mundo. Muchas personas no tienen clara la diferencia entre un comportamiento de los llamados “negativos” y una dificultad psicológica que debe tratarse.

Así mismo, los sistemas de salud ofrecen soluciones precarias a quienes consultan en busca de alivio para su malestar emocional. La mayoría de las veces, este tipo de problemas no llegan al consultorio del especialista, sino que se mantienen como un conflicto eterno en el mundo privado.

La Organización Mundial de la Salud ha entregado datos sorprendentes sobre diversas situaciones que tienen lugar en el mundo. Muestran claramente que es un tema al que no se le ha prestado la debida atención. Conoce estos sorprendentes datos.

1. El 20% de los niños y adolescentes tienen trastornos mentales

El porcentaje es bastante alto, sobre todo si se toma en cuenta que en la mayoría de los países con bajos ingresos hay una gran carencia en las ofertas de atención para estas problemáticas. Se calcula que hay un psiquiatra infantil por cada millón de menores; en otros casos, la proporción llega hasta un profesional por cada cuatro millones de niños o jóvenes.

2. El 23% de los años perdidos por discapacidad se debe a trastornos mentales

Depresiones, trastornos de ansiedad, trastorno bipolar, esquizofrenia y muchas más enfermedades son causa de incapacidad laboral. Si bien algunas de ellas no son compatibles con una actividad laboral normativa, otras muchas podrían curarse y prevenirse con una atención adecuada.

3. 900.000 personas se suicidan cada año en el mundo

En los países de ingresos medios y bajos se produce el 86% de las muertes por esta causa. Los suicidas son principalmente hombres en países de ingresos altos y mayores en mujeres que viven en países de ingresos medios o bajos. El rango de edad es más que preocupante: de 15 a 44 años. La tasa más alta de suicidios se presenta actualmente en los países de Europa del este.

Después de una catástrofe natural o de una guerra los trastornos mentales aumentan hasta el punto de duplicarse.

4. Los trastornos mentales aumentan el riesgo de sufrir otras enfermedades

Problemas cardiovasculares, diabetes e infecciones son algunos ejemplos. También ocurre lo mismo en la situación contraria: alguien que padece una enfermedad física tiende a desarrollar trastornos mentales.

5. Las personas con algún tipo de trastorno mental son estigmatizadas y discriminadas

Ocurre en todo el mundo, sin excepción. Quien padece alguna dificultad en su mente o sus emociones tiende a ser visto como un ser extraño e indeseable. Se le considera incompetente, pese a que la realidad demuestra que en la mayoría de los casos los trastornos son tratables.

Esta es una de las principales razones por las que muchas personas no acuden a un profesional de la salud mental.

6. En casi todos los países hay denuncias sobre violaciones a los derechos humanos de las personas con alguna dificultad mental o psicológica

Se trata de una condición que hace vulnerable a quien la padece. Las legislaciones no son claras, o suficientemente expeditas, en cuanto a los derechos de los pacientes. Además, parece ser que su vulnerabilidad invita a los más abusivos a aprovecharse y realizar malos tratos que, en personas sanas, no se atreverían.

7. 1 de cada 4 personas en el mundo sufre o sufrirá algún tipo de trastorno mental a lo largo de su vida

Este es otro de los datos sorprendentes sobre salud mental que la gente no suele conocer. Además de ser preocupante, nos indica una cosa: si no se nos ocurre nadie a nuestro alrededor que padezca una enfermedad mental es porque, probablemente, se le está invisibilizando.



8. Menos del 25% de las personas afectadas por algún trastorno mental o psicológico son diagnosticadas y tratadas adecuadamente

En otras palabras, el 75% de las personas que padecen enfermedades mentales no reciben una atención correcta. Esto, pese a que todos los trastornos de este tipo pueden ser tratados y curados en la mayoría de los casos.

9. La escasez de psicólogos y psiquiatras, una triste realidad

La ínfima escasez de trabajadores de la salud mental dentro del sistema de salud público raya lo ridículo: los países de ingresos bajos cuentan con 0,05 psiquiatras por cada 100.000 habitantes. En países con ingresos más altos, esta cifra se supera con creces (70 psiquiatras por cada 100.000 habitantes), pero aun así es ínfima.

10. El 50% de los trastornos comienzan antes de los 14 años

Y, para más datos sobre salud mental, el 75% comienzan antes de los 18. Por tanto, la detección precoz y la prevención de trastornos se hacen tan necesarios como la atención sanitaria, ya que muchos de ellos aparecen antes de la mayoría de edad.

11. 280 millones de personas padecen depresión en el mundo

Esto corresponde a un 3,8% de la población mundial. Si existe una pandemia entre las enfermedades mentales, sin duda es esta, resultado de los abusos cotidianos que el sistema ejerce sobre las personas.

Como ves, los datos sobre salud mental no son nada alentadores. Es mucha la lucha que queda por ejercer, pero no se debe cejar en el intento: cada vez son más las personas preocupadas por esto y que se han puesto en marcha para arreglarlo. No perdamos la esperanza y actuemos.

Imagen cortesía de Jordán Francisco.




Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.