La personalidad divertida, rasgos psicológicos que la definen

La personalidad divertida no es ingenua o despreocupada. Ha aprendido a mirar la vida desde otra óptica, una más relajada donde hacer incluso el día a día mucho más fácil a los demás. Todos podríamos adoptar alguna de sus características.
La personalidad divertida, rasgos psicológicos que la definen
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 01 mayo, 2021.

Última actualización: 01 mayo, 2021

La vida es corta y a veces excesivamente complicada. Uno no sabe qué va a pasar mañana y cuándo cree tenerlo todo bajo control, llega el destino -siempre caprichoso- y lo desbarata. ¿Qué hacer ante este panorama tan caótico a veces? Los científicos lo tienen claro: un modo de ganar en salud psicológica es desarrollando una personalidad divertida.

No es broma, tampoco una ironía. Poner algunas pinceladas de sentido del humor en nuestro carácter mejora el ánimo. Adoptar cierta flexibilidad mental, aplicar un poco de ironía a los días grises y unas gotas de ese entusiasmo que contagia a los demás de alegría y positividad, lejos de hacer daño, sienta realmente bien.

Sin embargo, ¿cómo hacerlo? ¿Qué hacer si tenemos una personalidad algo taciturna, introvertida o incluso poco social? ¿Cómo desarrollar un carácter algo más distendido? Lo cierto es que puede costar, pero todos nos beneficiaríamos si adoptáramos un enfoque más relajado, chispeante y divertido. Veamos cómo.

post-it con sonrisa representando a la personalidad divertida

¿Cómo es la personalidad divertida?

La personalidad divertida no es ingenua, no se toma las cosas en broma ni es tendente a caer en el chiste fácil. En realidad, estamos hablando de un perfil tan interesante como reluciente.

Para empezar, la persona alegre, luminosa en su carácter y original en su trato, siempre evidencia una destacada brillantez intelectual. Es decir, en buena parte de los casos, el sentido del humor va de la mano de una buena inteligencia.

No es fácil encontrar a hombres y mujeres que hagan uso de ese delicado, pero certero sentido del humor que lejos de caer en la burla o la crítica, alegran verdaderamente el corazón.

Tener a alguien cerca con estas características revierte en nuestro bienestar. Ahora bien, pero ¿qué características definen su personalidad? ¿Si quisiéramos aplicar o imitar alguna de sus rasgos ¿en qué deberíamos fijarnos?

Estas son las líneas de carácter que perfilan a las personas divertidas.

La personalidad saludable define a quien que sabe reír sin miedo

Para descubrir a la personalidad divertida podemos hacer un mapeo a través de la teoría de los 5 grandes rasgos según Goldberg. Este modelo o taxonomía de los rasgos de la personalidad humana nos pueden servir para comprender un poco más a dicho perfil.

  • Son personas extrovertidas, con mucha energía, disfrutan de la conexión social y son, por lo general, muy auténticos en todo lo que hacen, dicen y sienten. No tienen vergüenza, son espontáneos y muy hábiles para aprovechar el aquí y ahora de manera distendida.
  • Evidencian además una buena estabilidad emocional. Lejos de caer en el neuroticismo o sentir en exceso el peso de la ansiedad o la preocupación, por lo general, manejan bastante bien estos estados.
  • Tienen una mente muy abierta, disfrutan aprendiendo cosas nuevas, son inteligentes, creativos y se deleitan al conectar con diferentes puntos de vista.
  • Son diligentes, disciplinados, correctos y muy educados. La idea de que la diversión es sinónimo de caos no encaja en la personalidad divertida. Cuando la diversión va de la mano del bienestar hay orden y equilibrio. 
  • La amabilidad es otra de sus características. Son empáticos y solidarios.

En este caso, jamás hacen uso del humor que hace daño o denigra.

Amigos comiendo en un restaurante desarrollando la personalidad divertida

Cómo desarrollar un carácter más “divertido” para ganar en salud psicológica

Somos conscientes de que ser divertidos, chispeantes y hábiles para sacar sonrisas en los demás es un arte que no todos podemos disponer. Sin embargo, la personalidad divertida alberga múltiples fortalezas psicológicas que todos podemos integrar para sentirnos mejor.

No es difícil, no supone variar nuestro carácter, sino albergar recursos y habilidades que nos permitirán sentirnos mucho mejor y afrontar de manera más hábil el estrés cotidiano.

Cómo desarrollar las fortalezas psicológicas de la personalidad divertida

Sentido del humor, creatividad e inteligencia siempre van de la mano. De hecho, trabajos como los realizados en la Universidad de Tel Aviv destacan cómo mejoran los entornos de trabajo cuando se trabaja en los empleados su creatividad y también el sentido del humor. Una cosa revierte en la otra y a la inversa.

  • Por tanto, un primer camino para desarrollar una personalidad divertida es aplicando la flexibilidad mental. Ser capaces de ver la realidad desde múltiples prismas, ser originales a la hora de pensar, decidir y crear nos beneficiará de infinitas maneras.
  • Otra forma de ganar en unos rasgos más abiertos y distendidos es centrarse en el aquí y ahora. Lo que importa está en el presente, el pasado alimenta la tristeza y el rencor y la mirada que solo se focaliza en el futuro, tiembla de ansiedad y preocupación. Centrémonos en el ahora.
  • Cambiar el diálogo interno, ser amable con uno mismo, aplicar un filtro más distendido. Ser positivos no va de ser ingenuo, sino de saber qué merece nuestra atención y qué no, en comprender que lo que preocupa debe resolverse y lo que no tiene solución, se acepta.
  • Intentar dar lo mejor de uno mismo a los demás. Aprender a sacar sonrisas a los demás, a dejar de preocuparse por lo que dirán. Se vive mucho mejor siendo auténtico, buscando la conexión y no la distancia.

Para concluir, bien es cierto que nadie puede cambiar su forma de ser de hoy para mañana. Sin embargo, facilitar esos cambios que revierten en el bienestar psicológico siempre es una buena idea. Hacerlo no duele, sino todo lo contrario…

Te podría interesar...
Cómo cultivar el cuarteto de la felicidad
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Cómo cultivar el cuarteto de la felicidad

El cuarteto de la felicidad es un conjunto compuesto por cuatro neurotransmisores que, desde el punto de vista biológico, incrementan el bienestar.



  • Eliav, Emuna & Miron-Spektor, Ella & Bear, Julia. (2017). Humor and Creativity.
  • Geher, G., Betancourt, K., & Jewell, O. (2017). The link between emotional intelligence and creativity. Imagination, Cognition, and Personality.
  • Kaufman, S.B., Kozbelt, A., Bromley, M.L., & Miller, G.F. (2008). The role of creativity and humor in human mate selection. In G. Geher & G. Miller (Eds.), Mating intelligence: Sex, relationships, and the mind’s reproductive system. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum.