Personalidades de alto conflicto en las relaciones de pareja

Mantener una relación de pareja con una persona adicta al conflicto puede ser tan problemático como peligroso. En muchos casos, estamos ante alguien que puede estar sufriendo un trastorno de personalidad.
Personalidades de alto conflicto en las relaciones de pareja
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 31 enero, 2021.

Última actualización: 31 enero, 2021

Las personalidades de alto conflicto en las relaciones de pareja conforman un problema recurrente y complejo. Comportamientos extremos, amenazas, discusiones constantes, explosiones de ira y el sufrimiento convirtiéndose en ese ingrediente constante del día a día. ¿Qué debe hacerse ante este tipo de circunstancias? ¿Hay algún tipo de salida o estrategia efectiva?

Lo cierto es que el tema de la alta conflictividad es un aspecto de interés reciente en el campo de la psicología. El estudio de este tipo de personalidad empezó hace un par de décadas. Así, una de las figuras más destacadas en el análisis y conceptualización de este rasgo es sin duda el doctor Billy Eddy cofundador y presidente del High Conflict Institute.

Algo que nos señala en trabajos como 5 Types of People Who Can Ruin Your Life publicado en el 2018 es que esa tendencia al conflicto, al enfado, a la frustración y las discusiones está detrás de diversos trastornos de personalidad. Es importante considerar que este hecho puede ser altamente problemático a nivel de relación de pareja. Lo analizamos.

Pareja discutiendo

Características de las personalidades de alto conflicto en las relaciones de pareja

De pronto, un día, conocemos a alguien agradable. Casi sin darnos cuenta, nos enamoramos de una persona amable y carismática que nos pone el mundo entero a nuestros pies y que nos encandila de manera irremediable. Empezamos vida con él o ella y al poco nos damos cuenta de que algo falla. No tardan en aparecer los desacuerdos, las amenazas, las críticas en privado y también en público.

No importa lo que hagas o dejes de hacer, para estas personas todo estará irremediablemente mal. Las personalidades de alto conflicto están detrás de buena parte de los casos de violencia de género. También de muchas disputas laborales y casos de mobbing. De este modo, hay algo que debemos tener muy presente.

Buena parte de estas personas que evidencian un patrón duradero de comportamiento interpersonal disfuncional pueden presentar algún trastorno de personalidad en realidad. Los trastornos narcisistas de la personalidad, los histriónicos o los antisociales tienen como rasgo la tendencia a la conflictividad.

Comprendamos por tanto cómo son las personalidad de alto conflicto en las relaciones de pareja.

Mala gestión emocional

El comportamiento de estas personas es, por término medio, explosivo. La vida con ellos es como caminar por territorio minado, a la mínima se enfadan y lo hacen con un ataque de ira, desprecio y elevada negatividad. Son figuras con pésimas habilidades a la hora de comprender y manejar sus emociones y esto hace que procesen cualquier situación o problema de manera sobredimensionada.

Pensamiento de todo o nada

La personalidad de alto conflicto en las relaciones de pareja se define por ese pensamiento y actitud de todo o nada. Es decir, en el día a día no faltan expresiones y amenazas como “o me haces caso o te vas”, “o estás con tus amigos o estás conmigo”, “bueno, pues si no estás a gusto lo dejamos y ya está”.

Como bien sabemos, hacer vida con alguien definido por una forma de pensar y actuar tan polarizada es compleja y dolorosa.

Las amenazas como forma de comunicación

Otra característica recurrente en la persona de alto conflicto es la amenaza. En su forma de comunicación es común el uso de la coacción y esa violencia verbal que agrade y que aboca a la pareja a una situación de sufrimiento constante. De ese modo, algo que se aprecia con frecuencia son frases como “si vuelves a decirme eso me tiro por la ventana”, “en caso de que vuelvas a hacer aquello otro, cogeré a nuestro hijo y nos iremos de casa para siempre”.

Baja resistencia a la frustración y proyección de la culpa

El adicto a los conflictos es un intolerante, un niño de tres años incapaz de asumir que a veces las cosas no son como ellos quieren y desean. Viven eternamente frustrados y enfadados porque la pareja no hace lo que ellos o ellas esperan y esto les genera un profundo malestar.

Esa incomodidad externa debe salir al mundo externo de algún modo. Y, por lo general, se hace mediante el mecanismo del abuso psicológico y la vulneración emocional. Esto hace que sea frecuente que busquen culpar a la pareja de cualquier cosa, por inverosímil que sea.

Pareja discutiendo

¿Qué puedo hacer si mi pareja es una persona de alto conflicto?

El doctor Bill Eddy, experto en este tema citado al inicio, es abogado además de terapeuta. La conflictividad que genera este tipo de personalidad impacta en mayor grado en los escenarios de pareja como en entornos laborales. Según él, es importante saber reconocer este rasgo y actuar en consecuencia para salvaguardar nuestro bienestar. Para ello, nos da una serie de claves. Las analizamos.

Personalidades de alto conflicto en las relaciones de pareja: estrategias de actuación

Es ilustrativo saber que cerca del 80 % de las personas con personalidad de alto conflicto persistente pueden evidenciar algún trastorno psicológico. En la medida que sea posible, es recomendable en todos los casos orientar a la pareja para que solicite ayuda experta. Aunque como bien sabemos no siempre es fácil.

  • Lo esencial en primer lugar es tener claro que nosotros no somos responsables del malestar de la persona de alto conflicto. Liberarnos de toda culpa o responsabilidad de su infelicidad y enfados es prioritario. Solo así salvaguardamos la autoestima.
  • No intentes cambiar a la persona; no puedes. Lo que sí puedes hacer es variar la forma en que respondes ante tu pareja. Pon límites, ten claro qué estás dispuesto a tolerar y qué no. Después, actúa en consecuencia.
  • Evita tomar sus reacciones como algo estrictamente personal. En realidad, este perfil está en conflicto consigo mismo. Aunque claro está, su forma de actuar vulnera la calidad de afecto y las bases de una relación de pareja feliz.
  • Le pediremos cambios y estipularemos un tiempo determinado para demostrar avances. Si no sucede, tomaremos una decisión.

Las personalidades de alto conflicto deben ser plenamente conscientes de las consecuencias de su comportamiento. Nadie puede convivir con alguien que agrede con la palabra, que ve problemas a cada instante y que por estar en guerra consigo mismo lleva a la batalla a los demás. Todos tenemos un límite y si no percibimos avances ni voluntades, la mejor opción es la distancia.

Te podría interesar...
¿Por qué necesitas controlar a tu pareja?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Por qué necesitas controlar a tu pareja?

¿Sientes que necesitas controlar a tu pareja aunque esto esté dañando vuestro vínculo? Conocer las causas puede ayudarte a buscar soluciones.



  • Eddy, Bill (2018). 5 Types of People Who Can Ruin Your Life: Identifying and Dealing with Narcissists, Sociopaths, and Other High-Conflict Personalities.  J.P.Tarcher
  • Eddy, Bill (2012) High Conflict People in Legal Disputes. HCI Press