Philip Zimbardo: biografía del autor del Efecto Lucifer

Sonia Budner · 18 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 18 marzo, 2019
¿Cuáles son los motivos por los que una buena persona comete un acto atroz? ¿Por qué una persona inteligente puede llegar a hacer algo totalmente absurdo e irracional? Seguramente, estas preguntas rondaron la cabeza de Philip Zimbardo a la hora de desarrollar su famoso experimento en la prisión de Stanford. Sin embargo, Zimbardo contribuyó a la psicología de múltiples formas que van más allá de dicho experimento.

Philip Zimbardo es un psicólogo social e investigador polémico que se consagró de forma temprana. Su estudio de la prisión de Stanford fue solo el germen de su interés por descubrir por qué las personas se transforman en determinadas situaciones y se comportan de forma totalmente inesperada.

¿Cuáles son los motivos por los que una buena persona comete un acto atroz? ¿Por qué una persona inteligente puede llegar a hacer algo totalmente absurdo e irracional? Estas son las preguntas a las que este brillante psicólogo ha dedicado toda su vida. Una investigación que dio sus frutos y no hay duda de que encontró numerosas respuestas.

Sus aportaciones a la psicología han sido tremendamente significativas. Los efectos que el control absoluto puede tener en la conciencia de las personas o las consecuencias del pensamiento de culto y grupal fueron algunas de ellas.

También se involucró activamente en el estudio de la timidez, la motivación y las perspectivas humanas sobre el transcurso del tiempo. Acompáñanos a descubrir, en la medida de lo posible, a uno de los psicólogos más controvertidos y que, a su vez, más ha contribuido en los estudios contemporáneos.

Philip Zimbardo

Vida académica

Philip Zimbardo nació en Nueva York, el 23 de marzo de 1933. No tenemos muchos datos sobre su infancia, pero sabemos que fue un alumno brillante. En 1954, obtuvo una triple especialización en Psicología, Sociología y Antropología. Tan solo un año después, obtenía su doctorado en Psicología por la universidad de Yale.

Al terminar sus estudios, ejerció como profesor durante un breve período en Yale. Sin embargo, posteriormente, abandonó Yale para convertirse en profesor de Psicología en la Universidad de Nueva York, donde ejerció hasta 1967.

Tras su paso por Nueva York, impartió clases durante un año en Universidad de Columbia hasta que, en 1968, se estableció como miembro de Facultad de Psicología de la Universidad de Standford. Permaneció allí hasta el año 2003 y se mantuvo activo dando conferencias algunos años más.

La prisión de Stanford

Su experimento de la prisión de Stanford le lanzó a la fama en 1971. Utilizando los sótanos de la Universidad de Stanford, Zimbardo asignó al azar dos diferentes roles al grupo de estudiantes que colaboraron con él en el experimento. En total, fueron 24 estudiantes, todos varones.

Zimbardo creó un simulacro de prisión en el que algunos de los sujetos eran los prisioneros y otros adquirían el rol de guardianes. El experimento, que tenía prevista una duración de dos semanas, fue interrumpido y finalizado después de los primeros seis días. Las causas de esta prematura interrupción fueron las conductas y reacciones extremas de ambos grupos.

Los individuos que ejercían el rol de guardianes de la prisión comenzaron muy rápidamente a mostrar comportamientos absolutamente sádicos y crueles hacia los prisioneros del experimento. De la misma manera, los prisioneros iniciaron revueltas y muchos de ellos desarrollaron rápidamente conductas depresivas y de pérdida de esperanza.

Si este estudio estuvo envuelto en una falta de ética o no, es un asunto que, hoy en día, todavía se debate. A pesar de las voces que se alzaron en contra, posteriormente, Philip Zimbardo amplió los resultados de este experimento con el trazado de paralelismos con la prisión de Abu Ghraib. Con todo ello, publicó su libro El efecto lucifer: entender como las personas buenas se vuelven malas.

Prisión

Inventario sobre la perspectiva del tiempo

Philip Zimbardo diseñó un formulario para medir la perspectiva que una persona mantiene sobre el pasado, el presente y el futuro. Esta prueba mide cinco actitudes diferentes relacionadas con el paso del tiempo: el pasado negativo, el pasado positivo, el presente fatalista, el presente hedonista y el futuro.

Esta idea considera que las vidas de las personas están determinadas por la perspectiva que poseen del paso del tiempo. Para ello, enumeró una serie de paradojas que influirían en nuestro comportamiento personal y cultural.

Las paradojas, básicamente, se refieren a lo mucho que las personas, en general, desconocemos el poderoso efecto que el paso del tiempo tiene sobre nuestras emociones y pensamientos. Nuestra perspectiva del tiempo está determinada por nuestra experiencia personal que, además, constituye una perspectiva grupal y cultural que termina dando forma a una nación.

Philip Zimbardo, tras el experimento de Stanford

A pesar de ser conocido mundialmente por el experimento de la prisión de Stanford, los logros de Philip Zimbardo fueron muchos. En 1977, Zimbardo creó The Shyness Clinic, un centro para ayudar a las personas a superar su timidez y vencer ese obstáculo para desenvolverse en entornos sociales.

Su trabajo como consultor e investigador en este centro duró varias décadas. El control mental y el comportamiento de los grupos cultos fueron otras áreas de estudio a las que dedicó muchos años.

Fue nombrado presidente de la Asociación Americana de Psicología en 2002. Asimismo, fundó el proyecto Imaginación Heroica, una organización que estudia y alienta el heroísmo en nuestra vida cotidiana.

Además, estuvo detrás de una aclamada serie televisiva titulada Discovering Psychology, serie con la que pretendía acercar al público a los principios y teorías que estudia la psicología. Sin duda, fue un autor muy prolífico que, más allá de su famoso experimento, se adentró en diversas áreas que le permitían profundizar en sus investigaciones, publicó también numerosos libros fruto de las mismas.

Sus aportes a la psicología son enormes, resulta difícil delimitarlos y sus estudios nos han dejado datos y evidencias que han servido como punto de partida para numerosas investigaciones.

Philip Zimbardo es otro de nuestros psicólogos sociales preferidos. Ha sido audaz en sus investigaciones y ha logrado sacar a la luz muchos y sorprendentes datos sobre el ser humano que nos han ayudado a entendernos mejor como individuos y como sociedad.

  • Zimbardo, PG, y Leippe, MR (1991). Serie McGraw-Hill en psicología social. La psicología del cambio de actitud y la influencia social. Nueva York, Nueva York, Inglaterra: Mcgraw-Hill Book Company.