Pierre Janet y la corriente del análisis psicológico

Edith Sánchez · 29 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 29 marzo, 2019
Sin duda alguna, Pierre Janet fue una de las figuras que más aportó en el estudio del inconsciente. También fue uno de los principales instigadores de lo que, posteriormente, se convirtió en el antifreudismo.

Pierre Janet fue el fundador de una corriente francesa que sería conocida como análisis psicológico. Además, fue uno de los grandes teóricos del fenómeno conocido como automatismo psicológico y de la histeria. Sobre la base de sus tesis, se conformó lo que hoy es conocido como psicología dinámica, así como la psiquiatría dinámica.

En su momento, Pierre Janet fue célebre en todo el mundo. Sin duda alguna, fue uno de los pioneros en el estudio de los fenómenos inconscientes. Mantuvo una gran polémica con Sigmund Freud durante años, este hecho haría que su nombre fuera todavía más conocido. Al principio, calificó a Freud de farsante, decía que había plagiado sus ideas y les había cambiado de nombre. También sugirió que era un perverso, obsesionado con la sexualidad.

“Respecto de las faltas propias o ajenas, prevenirlas, repararlas y olvidarlas”.

-Pierre Janet-

Pierre Janet fue fundamental en Francia para lograr que la psicología se convirtiera en una disciplina independiente de la filosofía y la medicina. Janet fue fundador de la Asociación de Psicología en Francia que, más tarde, se convirtió en la Asociación Francesa de Psicología. Dicha institución fue la segunda que se creó en el mundo, después de la de Estados Unidos.

Mente de una persona con cuadrados negros

Los primeros años de Pierre Janet

Pierre Janet nació en Paris, el 30 de mayo de 1859. Provenía de una familia de clase media alta, de corte agnóstico y liberal. En su linaje, había un claro acento intelectual. Los Janet habían dado lugar a importantes eruditos, maestros, juristas y filósofos. El más célebre de ellos era Paul Janet, tío de Pierre, y de gran influencia en su vida.

Su madre tenía 21 años cuando él nació y su padre le doblaba la edad. Tuvo dos hermanos menores, Jules y Margarita. A los 15 años de edad, Pierre Janet sufrió una fuerte depresión y, como consecuencia, se vio obligado a interrumpir sus estudios. Se dice que enfrentó una ‘crisis religiosa’. Después de un tiempo, se sobrepuso y se entregó al estudio de la Filosofía, con interés particular en la Psicología. En aquel tiempo, la segunda era una rama de la primera.

A los 22 años, comenzó a trabajar como profesor de Filosofía en el Liceo El Havre. Sin embargo, dedicaba la mayor parte de su tiempo libre a un voluntariado en el hospital del mismo nombre. Estaba haciendo una investigación sobre diversos fenómenos psicológicos, en particular, sobre las alucinaciones verbales. Era el tema de su tesis doctoral en Letras.

La hipnosis y los automatismos

A raíz de sus investigaciones, entró en contacto con un médico apellidado Gilbert. Este le habló acerca de un caso notable: Léonie. Pierre Janet se obsesionó con el caso de esta mujer durante años. Janet intentó y probó que podía hipnotizarla frecuentemente, tanto teniéndola cerca, como a distancia. También que era posible sugestionarla para que siguiera cualquier instrucción que se le diera.

A raíz de este episodio, surgió un escrito que llegó a las manos de Charcot, quien quedó impresionado con el tema. Más adelante, Pierre Janet comenzó a desarrollar un trabajo clínico regular con los pacientes histéricos en El Havre. En 1889, publicó su libro El automatismo psicológico.

Posteriormente, Janet estudió Medicina y comenzó a escribir acerca de sus investigaciones y los temas que más le fascinaban: la hipnosis, el automatismo, el inconsciente y temas similares. Más tarde, se convirtió en profesor de La Sorbona y sus conocimientos eran aplaudidos y aclamados en el resto del mundo. Impartía conferencias y comenzó a adquirir popularidad entre los sectores de la investigación.

Cabeza de una persona con una lupa sobre los mecanismos de su mente

Un encarnizado debate

Sigmund Freud era más joven que Pierre Janet y comenzó sus investigaciones con posterioridad. También fue cercano a Charcot y se interesó por los fenómenos histéricos. Sin embargo, las conclusiones a las que llegó difieren mucho de las de Janet. Este último nunca le dio mayor importancia a la sexualidad y tampoco desarrolló alguna técnica similar a la de la asociación libre del psicoanálisis.

A medida que Freud fue cobrando importancia, Pierre Janet comenzó a denunciarlo por plagio. Este fue el germen de un antifreudismo que ha pervivido hasta la actualidad. Lo cierto es que la obra de Freud comenzó a brillar con luz propia y otros nombres quedaban relegados a la sombra. Se cuenta que, en abril de 1937, Janet le pidió a Freud que lo recibiera en su casa, pero este se negó. Jamás le perdonó la difamación de la que fue objeto.

Pierre Janet murió el 27 de febrero de 1947, a los 88 años, víctima de una congestión pulmonar. Había adquirido un gran prestigio mundial al momento de su deceso.

Su trabajo sigue iluminando la labor de muchos psicólogos y psiquiatras. Antes de morir pidió que fueran quemadas las fichas de los más de 5.000 pacientes que había atendido. Fue un gesto que daba muestra de su gran celo y ética profesional.

  • Domenjó, B. A. (1991). «Pierre Janet, un contemporáneo de Sigmund Freud. La noción del inconsciente». Anuario de psicología/The UB Journal of psychology, (50), 99-108.