Haz tu propio plan de carrera, te decimos cómo

El plan de carrera es un instrumento que te sirve de brújula para avanzar en tu profesión. Vale la pena elaborarlo, porque además de orientarte, también te brinda más motivación. ¿Cómo hacerlo?
Haz tu propio plan de carrera, te decimos cómo
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 21 enero, 2023

El plan de carrera es una herramienta de orientación que te ayuda a proyectarte profesionalmente en el tiempo. Su función es la de aclarar tus objetivos, los medios que necesitas para lograrlos y el plazo para que los concretes. Lo usual es que se haga a cinco años, ya que, en tiempos de un mundo inestable y cambiante, un plazo mayor puede ser poco realista.

¿Por qué vale la pena hacerlo? Pues bien, un plan de carrera no te garantiza el éxito, pero sí es un instrumento que puede acercarte a tus objetivos profesionales. Será de gran ayuda en el momento de tomar decisiones laborales y académicas, ya que funciona como un mapa que te muestra el punto a donde quieres llegar, aunque a veces sea necesario cambiar la ruta.

Así mismo, el plan de carrera te orientará a la hora de definir estrategias para avanzar en tu profesión. Lo usual es que sean las empresas las que elaboren este tipo de instrumentos, pero esto no quita para que puedas tener uno hecho por ti. Así mismo, en un mundo en el que crece el trabajo autónomo, es importante que seas tú quien tome la iniciativa.

«Las empresas no dirigirán las carreras de sus empleados. Les proporcionarán oportunidades para que desarrollen su propia identidad y entornos de trabajo a los que puedan adaptarse para que, de este modo, ellos mismos se hagan cargo de sus propias carreras profesionales en el marco de la empresa».

-Tim Hall-

Mujer pensando
El plan de carrera ayuda a poner metas y fomentar la motivación.

El plan de carrera

Wayne y Noe, expertos en el tema, definen el plan de carrera como: «un proceso continuo por el que un individuo establece sus metas de carrera e identifica los medios para alcanzarlas». Responde a la pregunta: ¿cómo quieres verte profesionalmente en cinco años? En últimas, te da una ruta a seguir para avanzar en tu campo profesional.

Dice una máxima popular que «si no sabes hacia dónde te diriges, probablemente llegarás a otra parte». Y así es. Si solo te dejas llevar por el azar del día a día y no te fijas metas concretas, es posible que pierdas un tiempo valioso y después lo vas a lamentar.

El plan de carrera cumple con otra función muy importante: ofrecerte motivación. Tener claro hacia dónde quieres ir te ubica mentalmente en una postura más proactiva y autónoma. Veamos cómo elaborar tu plan de carrera.

Elaborar el plan de carrera paso a paso

En realidad, no hay un protocolo establecido para elaborar un plan de carrera, pero lo más razonable es adelantar cuatro pasos básicos. Son los siguientes.

1. Define tus objetivos

Lo importante aquí es que te fijes objetivos realistas, que se pueda alcanzar en cinco años, siendo razonables. Define un propósito general y luego subdivídelo en objetivos específicos para cada año. Deben ser muy concretos y medibles.

2. Análisis situacional

Para hacer un plan de carrera sólido, lo mejor es que elabores un análisis FODA (fortalezas, oportunidades, desafíos y amenazas). Se aplica a los medios que tienes para conseguir tus objetivos.

3. Detectar necesidades

Con base en tu análisis FODA, identifica lo que te falta para conseguir tus objetivos. Incluye aspectos como: formación complementaria, desarrollo de determinadas habilidades o competencias, ampliación de contactos profesionales, etc.

4. El plan de acción

Tu plan de carrera queda consolidado cuando elaboras un plan de acción. Este debe incluir los siguientes elementos:

  • Fases. Divide por fases el proceso que vas a adelantar. Dale un nombre a cada una de ellas. Podrías tomar como punto de referencia un año u otro lapso, dependiendo de tus objetivos.
  • Acciones. Con base en las fases establecidas, define tus metas. Deben ser muy concretas y medibles. Puedes establecerlas por mes, bimestre, semestre o como lo veas más conveniente.
  • Medición y resultados. Elabora una planilla en la que consignes la fecha límite para el logro de cada meta, junto a una casilla para hacer una evaluación de lo conseguido.
  • Reevaluación de objetivos. Llegado a este punto, es posible que te des cuenta de que los objetivos que te planteaste inicialmente no son los más adecuados. De ser así, replantéalos y ajusta tu plan de carrera.
Hombre pensando
El plan de carrera también ayuda a mejorar el desarrollo profesional.

Mejoramiento continuo

El plan de carrera también te hace otro gran aporte: favorece tu mejoramiento continuo. Cuando una persona no se autoevalúa con frecuencia y tampoco tiene claro hacia dónde va, es más factible que se estanque en algún punto, muchas veces sin darse cuenta.

De otro lado, hay que tomar en cuenta que ninguno de estos planes es tan perfecto como para que se cumpla al pie de la letra. Es posible que debas ajustarlo algunas veces en el lapso de esos cinco años. No hay problema: de eso se trata.

Te podría interesar...
Autoestima laboral: cómo sentirnos satisfechos con nosotros mismos en el trabajo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Autoestima laboral: cómo sentirnos satisfechos con nosotros mismos en el trabajo

La autoestima laboral tiene que ver con cómo nos sentimos, con nosotros mismos, en nuestro puesto o ámbito de trabajo. ¿Se puede cultivar?



  • De Faría, S. M. (2000). Plan de carrera basado en el modelo de competencias. Telos: Revista de Estudios Interdisciplinarios en Ciencias Sociales, 2(1), 107-114.
  • Portero Saldaña, A. (2021). Estudio de la necesidad de una formación complementaria en prevención de riesgos laborales para la comunidad UPC (Master's thesis, Universitat Politècnica de Catalunya).
  • Sarli, R. R., Gonzalez, S. I., & Ayres, N. Análisis FODA.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.