Psicoterapia analítica funcional: características, usos y ventajas

La psicoterapia analítica funcional (o en inglés, FAP), es un enfoque terapéutico basado en el conductismo radical de B.F. Skinner. Le otorga especial relevancia a la relación terapéutica y al lenguaje. ¿Qué usos y ventajas tiene?
Psicoterapia analítica funcional: características, usos y ventajas
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 26 Abril, 2021.

Última actualización: 26 Abril, 2021

La psicoterapia analítica funcional (Functional Analytic Psychotherapy, FAP) es un enfoque terapéutico en la línea del conductismo radical de B.F. Skinner, psicólogo estadounidense considerado para muchos el padre del conductismo.

La FAP se basa en el análisis de las funciones de la conducta verbal en las relaciones interpersonales. Es un tipo de terapia que le otorga un valor especial a la relación terapéutica entre paciente y terapeuta, entendiéndose esta como contexto de cambio. Es una intervención que por sí misma resulta eficaz para varios trastornos, y también ha demostrado su utilidad como enfoque terapéutico complementario.

Se combina, por ejemplo, con la terapia cognitiva para la depresión de Beck, la terapia de activación conductual para la depresión y la terapia de aceptación y compromiso. Pero, ¿qué más sabemos de la FAP? ¿Cómo surgió? ¿Qué la caracteriza?

Origen de la psicoterapia analítica funcional

La psicoterapia analítica funcional (en inglés, Functional Analytic Psychotherapy, FAP) tiene sus orígenes en la década de los "90. Robert J. Kohlenberg y Mavis Tsai (1989, 1991) fueron dos psicoterapeutas que, partiendo de la utilización de la terapia cognitivo-conductual, encontraron que algunos de sus clientes experimentaban mejoras que iban más allá de los objetivos iniciales del tratamiento.

La importancia de la relación terapéutica

Estas mejorías tenían que ver, sobre todo, con el desarrollo de habilidades para mantener relaciones íntimas con otras personas.

Kohlenberg y Tsai se preguntaron por las causas de este fenómeno, y observaron que estos progresos sucedían en aquellos casos en los que se había establecido una relación terapéutica intensa y comprometida.

Hombre en terapia

¿Qué es la psicoterapia analítica funcional?

Es a partir de esas observaciones de Kohlenberg y Tsai que nace la psicoterapia analítica funcional. La FAP es un tipo de terapia que se engloba dentro de la “psicoterapias contextuales de tercera generación". Es concebida como una forma de terapia basada en el conductismo radical de Skinner.

Enfatiza la explotación de las oportunidades de aprendizaje que surgen en el contexto de la relación terapéutica establecida entre el terapeuta y el cliente en la propia sesión. Así, desde este tipo de terapia se entiende que una relación terapéutica posibilita el establecimiento de contingencias de reforzamiento naturales y curativas que favorecen las mejorías clínicas.

Paralelismos con el psicoanálisis: transferencia y significados ocultos

El énfasis en la relación terapéutica de la psicoterapia analítica funcional hace que este tipo de terapia tenga algunos paralelismos no buscados con las aproximaciones psicodinámicas.

Esto sucede sobre todo en relación al concepto de transferencia del psicoanálisis, aunque en la FAP se entiende la transferencia como un conjunto de respuestas generalizadas en la relación terapéutica debidas a la similitud entre la situación clínica y las relaciones dadas en el pasado.

También se establecen paralelismos entre la FAP y la aproximación psicodinámica, en la idea de que puede haber “significados ocultos" bajo la superficie de afirmaciones del cliente durante la sesión de consulta.

Características de la FAP

La FAP muestra un interés por los problemas clásicos de la psicoterapia, y es un acercamiento a otros enfoques y orientaciones psicológicas. En realidad, se trata de una aproximación integradora que puede ser combinada con otros modelos psicoterapéuticos.

Analítico-funcional

¿Por qué se denomina analítico-funcional? Porque ello supone hacer énfasis al análisis funcional de la conducta; no tanto respecto a conductas específicas y moleculares del paciente, sino más bien a grupos de patrones conductuales que obedecen a una misma relación funcional (denominados “clase funcional") y teniendo en cuenta el análisis funcional de la conducta verbal.

Relación terapéutica como contexto de intercambio

En la FAP, además, resultan de especial interés las contingencias que se producen en la relación terapéutica entre paciente y terapeuta.

La relación terapéutica se entiende como un contexto de intercambio verbal en el que ocurren problemas importantes, las llamadas conductas clínicamente relevantes, que se relacionan con los problemas que el cliente tiene en su vida, eso es, fuera de la sesión.

Psicóloga haciendo psicoeducación con el paciente

Usos de la psicoterapia analítica funcional

La psicoterapia analítica funcional se aplica en una gran variedad de problemas y trastornos psicológicos. Es una terapia útil para problemas relacionados con el estado de ánimo, la autoestima, las relaciones personales, los trastornos de la personalidad, los trastornos relacionados con traumas…

Se aplica tanto en la población adulta como infantojuvenil, y puede resultar muy útil para trabajar los trastornos de conducta, entre otros trastornos propios de la infancia y la adolescencia.

En sí misma la FAP es una terapia efectiva, aunque, como decíamos en la introducción, también es recomendable como complemento a otras terapias. Así, se utiliza sobre todo en combinación con la terapia cognitiva de Aaron Beck y con otros tipos de terapia.

Ventajas

La psicoterapia analítica funcional es un tipo de terapia que puede ser beneficiosa en aquellos casos donde la relación terapéutica deba adquirir una relevancia especial. Aunque este tipo de vínculo siempre es necesario para obtener éxito terapéutico, lo cierto es que la FAP le da un valor especial, y lo entiende como factor necesario para el cambio.

De esta manera, en la FAP no es que la relación terapéutica sea un factor que conduzca al cambio, sino que esa relación es el propio contexto donde se produce ese mismo cambio.

Por otro lado, la FAP es una terapia muy beneficiosa para problemas que están muy definidos y donde el conductismo puede servir para cambiar patrones de conducta muy arraigados en la persona. Además, le otorga también especial relevancia al lenguaje, con el que se pueden conseguir también muchos cambios en el paciente.

La psicoterapia analítica funcional es un tipo de terapia que tiene sus raíces en el conductismo. En ella, la relación terapéutica es un factor necesario para el cambio, el contexto mismo donde este se produce. Se aplica a problemas y trastornos diversos y está muy orientada al análisis de las funciones de la conducta verbal que se da en el seno de las relaciones interpersonales, dentro y fuera de consulta.

Te podría interesar...
La psicoterapia basada en la mentalización: orígenes e historia
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
La psicoterapia basada en la mentalización: orígenes e historia

La psicoterapia basada en la mentalización es uno de los enfoques psicoterapéuticos más utilizados para tratar el trastorno límite de la personalidad o TLP.



  • Almendro, M.T. (2012). Psicoterapias. Manual CEDE de Preparación PIR, 06. CEDE: Madrid.
  • Kohlenberg, R.J. y Tsai, M. (2008). Psicoterapia Analítica Funcional. Creación de relaciones terapéuticas intensas y curativas. Colección Ciencia Biomédica. Universidad de Málaga.
  • Smith, L. D.; Woodward, W. R. (1996). B. F. Skinner and behaviorism in American culture. Bethlehem, PA: Lehigh University Press.