¿Qué es el currículum en espiral?

Raquel Lemos Rodríguez · 2 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 1 diciembre, 2019
El currículum en espiral de Jerome Bruner tiene un objetivo concreto: enseñar el contenido de manera que pueda asimilarse gradualmente. ¿Quieres saber más sobre este método?

El currículum en espiral se basa en la metodología de enseñanza propuesta por el Método Matemático Singapur. Su objetivo es que el alumnado profundice en los conocimientos de una manera progresiva. Pero, ¿cómo se puede conseguir todo esto?

El Método Matemático Singapur es una metodología diseñada por el INE de Singapur que pretendía que el alumnado aprendiese matemáticas sin la necesidad de memorizar. Se centra en el porqué y el cómo, con la idea de que las respuestas ayuden a mejorar la comprensión del conocimiento, facilitando de paso la memorización.

Pues este método tiene mucho que ver con el currículum en espiral. Fue descubierto por Jerome Bruner, un psicólogo que hizo importantes aportaciones al campo de la docencia y el aprendizaje. Entre ellas, esta propuesta metodológica que descubriremos a continuación.

Jerome Bruner
Jerome Bruner

Currículum en espiral: de lo amplio a lo profundo

El currículum en espiral aborda el aprendizaje de una forma en la que el alumnado puede ir del conocimiento general al conocimiento especializado. La manera en la que lo consigue es debido a un aprendizaje continuo que evita que los conceptos caigan fácilmente en el olvido.

Para conseguirlo, se empieza con conceptos muy simples que se irán complicando a medida que el alumnado avanza en el aprendizaje. Esto se logra dado que el currículum en espiral se adapta a las posibilidades que tiene el alumnado. Así, todos pueden avanzar y llegar a comprender mejor los conceptos de la asignatura.

No obstante, algo esencial para que el currículum en espiral funcione es que, de forma recurrente, el alumnado vuelve a los mismos temas generales del principio, es decir, a lo amplio. ¿Qué se intenta lograr con esto? Que cuando regresen a lo profundo, sean capaces de hacer análisis y representaciones diferentes de lo que habían analizado anteriormente.

Lo que pretendía Bruner con este currículum era que los estudiantes contaran con alimento para su curiosidad. Inspiración para ampliar sus conocimientos, volviendo -con otra mirada- a los ya adquiridos. Así, ellos mismos podían razonar/revisar las conclusiones a las que habían llegado previamente.

«Hay que evitar que los alumnos se aburran en las escuelas».

-Jerome Bruner-

Los errores y los callejones sin salida

A Jerome Bruner le preocupaban muy poco los errores. De hecho, los consideraba una buena forma en la que los estudiantes podían aprender. Por eso, en el currículum en espiral tanto los errores como los callejones sin salida son bienvenidos.

No importa lo que se tarde en aprender un concepto. Para Bruner prima el interés y la satisfacción de estimular las hipótesis de cada alumno.

Comprender que cometer errores no debe producir vergüenza, sino ser una forma de reorientar las hipótesis y seguir investigando es un aprendizaje importante que promueve el currículum en espiral. Sin duda, una forma de enseñar diferente a los alumnos, pero que arroja resultados muy positivos.

Profesora con alumnos en clase

Ejemplo del currículum en espiral

Ahora que ya sabemos más sobre el currículum en espiral, vamos a poner un breve ejemplo de cómo se llevaría a cabo el aprendizaje. Podemos empezar por un objetivo muy sencillo destinado a niños pequeños, como puede ser reconocer y clasificar a los animales.

El primer punto sería clasificar a los animales y analizar las semejanzas o diferencias que hay en cada uno. Más adelante, el alumnado podría empezar a familiarizarse con los hábitats donde está cada animal y su conducta. Por último, se llegaría a estudiar la anatomía o fisiología de los animales.

Esto es muy fácil. A medida que se avanza con los hábitats, se volverá sobre los conceptos ya aprendidos para que los alumnos puedan relacionar lo que antes sabían con lo que acaban de comprender. Así, pueden entender realmente qué están estudiando y sentirán una mayor curiosidad por saber más.

Al final, el currículum en espiral permite trabajar de una manera donde se le permite al alumno pensar por sí mismo, para sacar conclusiones y reparar errores. Una manera en la que se fomenta la investigación, la comprensión y se deja de lado la tentación de aprenderse los conceptos de memoria -sin entenderlos- para pasar un examen. ¿Crees que sería posible implantarlo en el modelo educativo actual?

  • Bruner, J. (2011). Aprendizaje por descubrimiento. NYE U: Iberia.
  • Bruner, J. S. (2006). In Search of Pedagogy Volume I: The Selected Works of Jerome Bruner, 1957-1978. Routledge.
  • Good, T. L., & Brophy, J. E. (1996). Psicología educativa contemporánea. McGraw-Hill.