¿Qué es la vida?

Darle un sentido a la vida es una necesidad inherentemente humana, pero no es algo sencillo. Te acompañamos a responder la gran pregunta: ¿qué es la vida?
¿Qué es la vida?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 05 mayo, 2022

¿Qué es la vida? Probablemente te hayas realizado esta pregunta en multitud de ocasiones. En especial durante la adolescencia y cuando atravesamos un periodo de crisis a nivel personal solemos cuestionarnos el por qué de nuestra existencia, qué hacemos aquí, qué sentido tiene lo que nos ocurre. Te adelantamos que no existen respuestas tajantes o unívocas al respecto; sin embargo, queremos proponerte algunas ideas sobre las que puedes reflexionar.

Cuánto nos asaltan este tipo de dudas existenciales, las respuestas basadas en la biología no satisfacen nuestro deseo de saber. Y es que lo que verdaderamente nos estamos preguntando es cómo afrontar el día a día e integrar con coherencia las situaciones que se nos presentan. Darle un sentido a la vida es una tarea individual; y, para ello, la reflexión resulta fundamental.

¿Es posible definir la vida?

Definir aquello que llamamos “vida” ha sido, por siglos, una empresa infructuosa tanto para la ciencia, como para la filosofía. Y es que si bien hay características generales que distinguen a los organismos vivos, el debate se amplía cuando hablamos, por ejemplo, de los virus o de la inteligencia artificial. Es decir, no hay un acuerdo científico acerca de lo que determina la vida, ni parece que lo habrá en el futuro.

En este sentido, tal vez deberíamos alejarnos del afán por las definiciones y acercarnos a preguntas que, para nosotros, puedan llegar a ser más importantes, como: ¿qué hacer con la vida que ya nos ha sido otorgada?, ¿cómo logro darle sentido a mi existencia?, ¿hay algo que he venido a aprender en mi paso por el mundo?…

¿Qué es la vida?

Para la gran mayoría de las personas la vida no es más que una sucesión de días demasiado similares. La rutina y la monotonía tiñen la experiencia de muchos de individuos, conduciéndolos finalmente a una sensación de apatía e insatisfacción profunda. Y es que levantarse, trabajar, ocuparse de la casa, dormir y volver a comenzar no parece un objetivo lo suficientemente relevante como para dotar la existencia de significado.

En efecto, estar vivo es una experiencia mucho más profunda, compleja y completa, aunque a veces lo olvidemos. No obstante, depende de cada uno de nosotros adoptar un enfoque que vaya más allá. A continuación te dejamos con algunas ideas al respecto.

La vida es incertidumbre

La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te vas a encontrar“. ¿Recuerdas esta célebre frase de la película Forrest Gump? En realidad, encierra una verdad muy profunda, y es que nuestro día a día está impregnado de incertidumbre. En un segundo nuestro estado de salud, financiero o económico puede transformarse por completo; probablemente tú mismo hayas experimentado giros en tu narrativa vital que nunca esperaste.

Sin embargo, recuerda que cuando nada es seguro todo es posible; por ello, abraza el cambio, fluye con él y no te aferres a situaciones o personas. Tu propia compañía es tu única certeza.

Mujer feliz consigo misma

Es aceptación

Aunque con frecuencia nos resistamos a aceptarlo, vivir requiere de aprender a aceptar. Tal y como dijo John Lennon “la vida es lo que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes“; por ello, de nada sirve desgastarse tratando de controlar el porvenir o luchando contra un presente que no nos satisface. La aceptación nos reporta paz, nos devuelve nuestra energía y nos permite afrontar los desafíos desde una posición en la que no se alimenta el sufrimiento.

Una aventura

Si lográsemos tomar perspectiva respecto a aquello que nos ocurre comprenderíamos que la vida es una auténtica aventura. Tenemos un planeta por explorar, un rico mundo emocional por experimentar y un sinfín de posibilidades. Si algo es seguro es que todos vamos a morir; entonces, ¿por qué no exprimir al máximo este tiempo que se nos ha regalado? Ama, ríe, llora, siente, fascínate, ilusiónate, escribe para tu historia un guion que merezca ser recordado.

Mujer acostada sobre el césped

La vida es un constante aprendizaje

Esta es una de las mejores actitudes que podemos adoptar si lo que buscamos es el bienestar psicológico. Inevitablemente a lo largo de los años cometerás errores y atravesarás situaciones desagradables. Dañarás a otros y te dañarán, fallarás en tus propósitos, te desmoronarás y habrás de reconstruirte. En todos los casos, habrá un aprendizaje por adquirir, un conocimiento a tu alcance que te ayudará a desarrollarte y a expandirte como ser humano.

No busques la perfección, procura no juzgar, perdona y perdónate. Todos estamos aprendiendo a vivir, nadie nace enseñado.

Mujer oliendo una flor

La vida es lo que nosotros hacemos de ella

Como reflexión final, queremos recordarte que tu vida será lo que tú decidas hacer de ella. Es innegable que hay aspectos que no están bajo nuestro control y que más de una vez veremos cómo nuestra capacidad para tolerar la frustración se pone a prueba. Aún así, si hay algo que nadie podrá arrebatarte es tu capacidad para decidir tu actitud ante lo que sucede. El optimismo, la esperanza y la gratitud son valores que nos reportan innumerables beneficios y que está en nuestra mano cultivar y aplicar. Tú puedes escoger.

Te podría interesar...
Si quieres vivir, pon un pie delante de otro
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Si quieres vivir, pon un pie delante de otro

La acción en pro de nuestras metas es lo que le da sentido a nuestras vidas. Te explicamos cómo encontrar esa meta y cómo conseguirla



  • Martínez Martí, M. L. (2006). El estudio científico de las fortalezas trascendentales desde la Psicología Positiva. Clínica y salud17(3), 245-258.
  • Luciano, M. C., & Valdivia, M. S. (2006). La terapia de aceptación y compromiso (ACT). Fundamentos, características y evidencia. Papeles del psicólogo27(2), 79-91.