Riesgos de las nuevas tecnologías

13 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Laura Rodríguez
Los riesgos de las nuevas tecnologías se multiplican a medida que nos hacemos dependientes de ellas. También lo hacen a medida que sustituyen a otras formas de contacto social más cercanas.

Los riesgos de las nuevas tecnologías son grandes desconocidos. El mal uso de las redes sociales y de Internet en los ordenadores y en el teléfono móvil, entre otros factores, supone un peligro real para todos los estratos de población, pero en especial para los más jóvenes. Pensemos, ¿realmente somos conscientes de los riesgos que suponen las nuevas tecnologías? ¿Sabemos cómo utilizarlas para no ponernos en riesgo?

Cabe destacar que las denominadas nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TICs) son un distintivo de la época actual y se han convertido en herramientas esenciales en las diferentes áreas de la vida. Esto es, para el área académica, laboral, social, de ocio…

En la mayoría de los ámbitos están presentes las TICS, pues incluyen las diferentes herramientas con las que nos manejamos hoy en día: servicios de contacto electrónico (e-mails, servicios de mensajería instantánea, chats), los teléfonos móviles, tablets y ordenadores, las plataformas online de difusión de contenidos, las redes sociales, entre otros.

En las próximas líneas, explicamos de forma breve las ventajas y los riesgos asociados a las nuevas tecnologías, destacando la importancia de hacer un buen uso de las mismas.

Niña con una tablet

¿Cuáles son las ventajas de las nuevas tecnologías?

Una de las grandes ventajas de las nuevas tecnologías es la accesibilidad. Otra la variedad de canales o líneas que pone a nuestra disposición para comunicarnos en instantes con cualquier punto del planeta. Por otro lado, con tan solo un clic obtendremos lo que buscamos, sin mucho esfuerzo. De esta manera, los buscadores se han convertido en una especie de enciclopedias.

Las nuevas tecnologías nos proporcionan un valioso soporte en muchos planos. A nivel de comunicación empresarial, por ejemplo, han supuesto toda una revolución. Ahora podemos realizar presentaciones que concentren en un lugar virtual común a personas que físicamente se encuentren en sitios muy alejados. En cuanto a la búsqueda de empleo, lo cierto es que podemos conectar y enviar nuestro currículum a cualquier empresa del mundo.

En el terreno personal, nos ayudan a relacionarnos y comunicarnos, sobre todo con personas que se encuentran lejos. Recordemos que hoy en día gran parte de la población se ha desplazado desde su ciudad de origen a otros lugares. También supone una herramienta eficaz para las conocidas relaciones a distancia, que utilizan las nuevas tecnologías como la forma principal de comunicarse.

A su vez, el uso de las redes sociales nos permite estar en contacto con las personas de tu entorno, saber más información sobre ellas. De alguna manera te acerca a los demás y puedes contactar con quien quieras cómo y cuándo elijas.

“La tecnología no es nada. Lo importante es que tengas fe en la gente, que sean básicamente buenas e inteligentes, y si les das herramientas, harán cosas maravillosas con ellas”.

-Steve Jobs-

Pareja mirando sus móviles

¿Cuáles son los riesgos de las nuevas tecnologías?

Uno de los más destacados el abuso o uso excesivo de las redes sociales, tal y como afirma los datos obtenidos por Statista, el tiempo medio que dedicamos a las redes sociales supera las dos horas diarias por persona. Unos resultados que ponen en relieve el excesivo abuso que se le dedica a las redes y a Internet. ¿Qué ocurre cuando pasamos demasiado tiempo conectados? Pues probablemente dejemos otras actividades de lado por estar inmersos en la misma: trabajo, amigos, familia, aficiones…

Es común observar, por ejemplo, a personas que se reúnen con amigos y familias sin prestarse el más mínimo caso: todos están conectados a la red, enganchados al mundo virtual en el plano mental. Así, en la reunión, los que sí están presentes mentalmente tienen que competir con la enorme cantidad de distractores presentes en el aparatito que todos llevamos con nosotros.

Dos de los graves riesgos de las nuevas tecnologías que destacamos son los conceptos de Grooming y Sexting. Dos fenómenos perjudiciales para los jóvenes que depositan cierta confianza a las personas que forman las redes sociales, sin ser conscientes de lo que esa confianza, a veces ciega, les pueda ocasionar. Tengamos en cuenta que no sabemos quién se puede encontrar realmente detrás de una pantalla.

Para concluir, es importante ser conscientes de los riesgos de las nuevas tecnologías. Especialmente aquellos que se derivan de su mal uso o abuso. Buenas ideas frente a ello son cuidar del contacto y la comunicación cara a cara o ser muy selectivos a la hora de compartir nuestros datos personales.