¿Sabes qué es la inteligencia corporal cinestésica?

Paula Díaz · 16 mayo, 2015

En nuestra tradición cultural se ha ido realizando una separación en la relación cuerpo y mente, de la cual muchos no hemos sido hasta hoy conscientes. La inteligencia que engloba y trata la lógica, las matemáticas y el lenguaje verbal ha sido mejor considerada que la inteligencia corporal cinestésica durante años.

La inteligencia corporal cinestésica es la capacidad de usar el propio cuerpo con gran precisión, ayudándonos a propiciar la ejecución de nuestras metas y objetivos personales. El cuerpo es la principal parte activa que nos facilita el impulso necesario y nos dirige para pasar de la intención a la acción.

Asimismo, cabe destacar que esta competencia forma parte de la conocida teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner. El conocido profesor de Harvard popularizó este modelo en los años 80, revolucionado de algún modo, el campo de la educación y a su vez, del clásico concepto unitario de la inteligencia.

Según este principio, más allá de la clásica dimensión lógico-verbal, están esas áreas que hacen más rico el conocimiento humano y que a su vez, podemos potenciar. Así, Gardner distinguió hasta 8 tipos de inteligencia, como la lingüística, la musical, la artística, la matemática, la espacial, la natural, la intrapersonal y la inteligencia corporal cinestésica.

Veamos más datos a continuación.

“Aprende como si fueras a vivir toda la vida, y vive como si fueras a morir mañana”

-Charles Chaplin

Niños jugando y desarrollando la  inteligencia corporal

¿Qué es la inteligencia corporal kinestésica?

La  Universidad de Atenas realizó un interesante estudio en el 2016 donde investigar los beneficios de la inteligencia kinestésica en los niños de preescolar. Los resultados no pudieron ser más significativos: iniciar desde bien temprano a los pequeños en el conocimiento y control de su cuerpo impacta también en su desarrollo cerebral.

Esto es así por toda una serie de ventajas y procesos excepcionales con los que nos capacita este tipo de inteligencia:

  • La inteligencia corporal favorece la coordinación de la mente con el resto del cuerpo.
  • Mejora las procesos cognitivos al mejorar, por ejemplo, la coordinación mano ojo.
  • Mejora la motricidad fina y la gruesa.
  • Optimiza el control del propio cuerpo, de nuestra fuerza,  de la velocidad, del equilibrio, la precisión…
  • Un cuerpo coordinado mejora a su vez la conectividad cerebral y su potencial natural.

Asimismo, un aspecto importante que debemos considerar es el siguiente: la inteligencia cinestésica, unida a la inteligencia espacial y a la musical conforma ese trío con el cual potenciar al máximo nuestra inteligencia artística además de la matemática. Así, sus funciones cerebrales se fortalecen y crean mejores conexiones en áreas como los ganglios basales, el cerebelo y la corteza motora, el cerebelo y los ganglios basales.

Inteligencia lógica e inteligencia corporal

Para nuestro propio bienestar físico y psicológico es necesario que exista dicho equilibrio: la unión entre la inteligencia lógica y la corporal. Nuestro desarrollo depende de ello, más aún, el poder llegar llevar al máximo todos nuestros recursos físicos y psicológicos también de depende de ello.. La parte “reflexiva” o cerebral es igual de necesaria que la parte “activa” o cuerpo.

El desconocimiento que tenemos todavía a la hora de diferenciar, entender y potenciar cada una de las inteligencias nos está llevando a no saber desarrollar con amplitud nuestras capacidades innatas.

Por ello, nos será de gran ayuda ver y reflexionar sobre el siguiente vídeo. En él se nos explican los diferentes tipos de inteligencias, clasificadas por el psicólogo e investigador Howard Gardner, e información sobre qué es exactamente la inteligencia corporal cinestésica, también conocida como Kinestésica.

Como habéis podido escuchar en el anterior vídeo, dentro de este tipo de inteligencia hablamos de coordinación, equilibrio, habilidad, velocidad, fuerza, destreza… En resumen, se trata de confiar en los mecanismos táctiles y del movimiento humano para conseguir la información. Sabiendo que nuestro cuerpo es la principal herramienta para ser efectivos y productivos en todos los ámbitos de la vida.

También, como comentábamos anteriormente, este tipo de inteligencia nos permite la expresión de ideas y sentimientos, al producir un gran desarrollo en la capacidad de utilizar las manos para transformar elementos.

Podemos encontrarla en atletas, bailarines, cirujanos, artistas y artesanos, donde la precisión a la hora de controlar los movimientos corporales como forma de expresión es su principal característica.

Cuidar la inteligencia corporal cinestésica

Es importante tener en cuenta que para mantener en niveles óptimos y sanos nuestra inteligencia cinestésica tenemos que evitar hábitos nocivos, los cuales nos llevan a perder calidad en nuestras actividades.

Hombre haciendo deporte para cuidar su inteligencia corporal cinestésica

Una alimentación sana y hacer ejercicio serán los principales puntos a trabajar positivamente para ello. Muchas veces, los movimientos de nuestro cuerpo son una prueba de que lo que pensamos o de lo que decimos involuntariamente. Debido a esto, es recomendable tener control sobre el mismo y ser conscientes de lo que significan las señales y mensajes que nos manda.

Todas las personas podemos mejorar el desarrollo de esta inteligencia y conservar nuestra faceta de “inventores”. Un buen ejercicio que te permitirá trabajarla y mantenerla a tono puede ser el idear cosas para cubrir alguna necesidad.

No importa lo simples que puedan ser estos: objetos que te ayuden a agilizar hábitos de tu día a día como un separador de libro, una estantería realizada por ti para ordenar la ropa… El secreto de llevar a cabo estas tareas reside en el hecho de pensarlo y la intención de ponerlo en marcha.  

“La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.”

-William Shakespeare-

Cualquier ejercicio que tenga que ver con emplear tu cuerpo y creatividad mental se convertirá en un efectivo aliado para desarrollar este tipo de inteligencia y conectar con tu cuerpo y tu mente. Conseguir así el equilibrio pleno y conciencia que nos merecemos!