El poder de las intenciones

Okairy Zuñiga · 27 abril, 2015

 

Te debe haber pasado que cuando piensas en algo comienzas a ver ese algo en todos lados. Quizás pensabas comprarte un teléfono, un coche o unas zapatillas, te gusta un modelo y piensas positivamente en él. Sales a la calle y lo ves en todos los sitios a los que vas. Cosa que hasta ese momento no te sucedía. Aunque para muchos puede ser una simple coincidencia, se trata de tus propias intenciones y tus anhelos más profundos.

 

¿Qué son las intenciones?

 

Las intenciones son el punto inicial y más importante de los sueños. Es lo que te da el poder creativo para cubrir tus necesidades, te ayuda a encontrar nuevas alternativas para conseguir el dinero para vivir como deseas, mejorar tus relaciones, amar y encontrar la fe que necesitas en tu vida.

Desde la acción más pequeña hasta la más relevante de tu vida va a depender de las intenciones. Las intenciones nacen cuando tu mente que se conecta con tu entorno. Cuando logras estar en sintonía con el universo y con tu entorno, todo aquello que deseas o piensas fuertemente sucede. O de alguna, manera obtienes una respuesta sobre ese tema. Lo importante es que te des cuenta, que sepas leerla y entenderla en el momento en el que se presenta.

 

¿Cómo aprovechar las intenciones?

 

Debes estar abierto a esta experiencia. Es muy beneficioso para ti. Verás cuánto poder tienen tus intenciones y entenderás las razones del pensamiento positivo, solo recuerda no depender de él. Puedes aprovechar la fuerza de tu mente y alcanzar tus metas. Te aconsejo que pienses en estos pasos para focalizar positivamente tus intenciones:

Piensa detalladamente en aquello que deseas.

Enfócate claramente en lo buscas y visualiza tu futuro tan real como puedas. No tiene por qué ser algo material, puede ser simplemente un cambio de rutina. “Quiero que desayunemos todos juntos” o “quiero pasar los fines de semana descansando”, cualquier cosa que tú quieras, pero que sea algo que te haga sentir bien y a gusto.

Sé tan claro como te sea posible

Trabaja en base a una idea concreta, breve y precisa. Puedes escribirla para recordarla y tenerla cerca para leerla con frecuencia. También puede ser una fotografía. Debes pensar en cosas posibles, ya que puedes lograr lo que deseas, pero no hacer milagros. No vas a ser más alto o más bajo pero si puedes tener un mejor estilo de vida que te ayude a adelgazar.

Piensa de forma positiva

Lo que desees trata de pedirlo positivamente. Con respecto a los ejemplos anteriores pídelos de esa manera. La forma incorrecta es “no quiero que desayunemos más separados” o “no quiero trabajar el fin de semana”. Trata de pedirlo positivamente y siempre usa el presente. Piensa que eso ya te está sucediendo. Es ahora cuando quieres ver el resultado, no el año que viene.

Piensa en lo que ya te está sucediendo y disfrútalo

Agradece al universo que te lo está enviando. Debes verte haciendo lo solicitado o usando lo que pediste. Tienes que materializarlo en tu mente. Y siempre agradece, piensa en eso y agradécelo.

Tienes que ser agradecido y reconocer cuando se cumplen tus deseos. Agradecer y valorar la fuerza de tus intenciones. Úsalas positivamente y lograrás muchas cosas buenas. Recuerda que la mejor forma de demostrar tu agradecimiento es ayudando a alguien más de forma desinteresada pero racional.

 

Forma un grupo fuerte con tus amigos o familiares

 

Rodéate de personas positivas y que realmente se alegran por lo bueno que les pasa a los demás. Así cada uno podrá compartir sus intenciones y pensar en ellas. El poder se multiplicará y lograrán resultados muy buenos. Además es muy sano tener un grupo que comparta y entienda el camino que tú estás transitando.

Trata de sólo imaginarte el final de la película. No trates de ver cómo te va a llegar. Si hay alguna señal que debas percibir. Recuerda que también debes crear un plan para acercarte de forma realista a aquello que buscas.

En tu lista puedes escribir más de una intención. Puedes hacer un dibujo o poner una foto. Visualízalo todas las mañanas y siente la felicidad de obtener el resultado. Luego trabaja en ello de forma activa. La vida va a devolverte tanta gratitud.