Secretos para triunfar en nuestro camino

14 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
No hay una receta infalible que desvele todos los secretos para triunfar, pero en este artículo te proponemos unas sencillas técnicas para ayudarte
 

¿Cuáles son los secretos para triunfar en nuestro camino? Llegados a este punto, todo el mundo sabe que transitar por la singladura de la vida no es precisamente fácil. De hecho, más que un camino de rosas, se asemeja mucho más al viaje a Ítaca. Por lo tanto, es imprescindible mantener un equilibro físico y mental. La resiliencia es fundamental, pues forja el carácter que es, a su vez, forjado en la adversidad. El dominio de nuestra mente es el Santo Grial de esta epopeya singular.

“Mantén tus creencias saludables porque tus creencias se vuelven tus pensamientos, tus pensamientos se vuelven tus palabras, tus palabras se vuelven tus acciones, tus acciones se vuelven tus hábitos, tus hábitos se vuelven tus valores y tus valores se vuelven tu destino”.

Esta frase sabia, atribuida Mahatma Gandhi, es justamente la idea principal que queremos transmitir. Si estamos buscando en este momento una transformación positiva en nuestra vida, es necesario replantearse cuál es el sistema de creencias que determinan nuestro modo de vivir. Así, de esta forma, sabremos qué decisiones tomar para dirigirnos hacia el rumbo indicado.

Tomar decisiones no es fácil, y evidentemente nuestra condición de seres humanos nos hace propensos a cometer errores. Ese “rumbo indicado” al que hacemos referencia es aquel que se encuentra en consonancia con las metas y sueños que perseguimos. Un destino que nos permitirá disfrutar cada experiencia al máximo a través del aprendizaje.

 

Secretos para triunfar en nuestro camino

No existe una receta perfecta para triunfar, pero toda gran obra empieza por una pequeña acción, o una nueva idea que germina como una semilla en nuestro interior. Por consiguiente, te ofrecemos unos sencillos pasos para acercarte a aquello que quieres.

1. Plasma tus ideas

Visualizarte cumpliendo tus objetivos te ayudará a desarrollar la perseverancia que tanto se necesita, e incluso fomentar la confianza en ti mismo. El ejercicio de proyectarte en determinadas situaciones que anhelas, contribuirá a mantener siempre tu mente enfocada en la meta que quieres llegar.

Por ejemplo, si sientes pasión por la escritura, intenta llevar tu imaginación a las palabras. ¡Abre esa puerta! Plasmar las ideas por escrito es una excelente forma de conocer ciertos aspectos de ti, necesarios para conseguir cambios positivos que te conducirán al triunfo.

2. Piensa en grande, uno de los mejores secretos para triunfar

A pesar de nuestras dudas o temores, en nuestra mente también se presentan afirmaciones positivas sobre nosotros que nos revelen el alcance de nuestro potencial, siempre por desarrollar. ¿Qué tal si esas afirmaciones fueran repetidas en voz alta con mayor frecuencia? Si todos los días enfocas tu atención en ellas, a nivel consciente, el resultado será efectivo porque entrarás en conexión con tu poder interior. ¡Practícalo!, el éxito está más cerca de lo que crees.

3. Sé agradecido

Por tu familia, por tus amigos, por tu trabajo, por lo que tienes o simplemente por estar vivo… Dar las gracias es un gesto que te ayudará a ser mejor. Si te concentras exclusivamente en lo que te falta, en las carencias, en los problemas, estás dejando de lado cualquier oportunidad de atraer lo positivo a tu vida.

 

La mente necesita nutriste de afirmaciones positivas, calma y equilibro emocional. A partir de ahora cambia la queja por la acción, en vez de enfocarte en lo negativo, hazlo en lo positivo. Sé agradecido, no esperes nada a cambio. Por último, exígete mucho a ti mismo, y poco a los demás… Te ahorrarás disgustos.

4. Proyecta tu paz

Estar en armonía contigo mismo se reflejará externamente. Tómate, al menos, unos cinco minutos para meditar cada día. Practica el silencio, respira hondo varias veces y exhala hasta que sientas el poder de la paz y la relajación en todo tu cuerpo. Muchas personas que practican diariamente esta actividad, sienten que son capaces de abstraerse del mundo para conciliar la paz que tanto necesitan.

Para concluir, retomemos la palabra de Gandhi: “Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”. Recuerda que toda práctica que implique una evolución de la consciencia será un alimento para el alma.