11 señales de baja autoestima

La baja autoestima se presenta de diferentes modos: algunas veces se expresa como un diálogo interno negativo; en otras, como comparaciones desfavorables... Si quieres conocer más indicadores, ¡sigue leyendo!
11 señales de baja autoestima
Sara González Juárez

Revisado y aprobado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 17 mayo, 2023

Tener una buena autoestima es fundamental para el bienestar emocional y para tener relaciones de calidad con los demás. Si tu autoestima es baja, no solo tendrás dificultades para relacionarte con otros, sino que aumentará el riesgo de padecer depresión.

Detectar las señales de baja autoestima puede ayudarte a mejorar la forma en la que te relacionas contigo (diálogo interior) y con los demás. Identificar estas señales también puede ayudarte a encontrar una salida a estados de tristeza, decepción o incluso a tomar las riendas si te sientes con un bajo estado de ánimo.

«La peor soledad es no estar cómodo contigo mismo».

-Mark Twain-

11 señales de baja autoestima

La baja autoestima puede expresarse de distintas maneras y puede ser diferente de una persona a otra. Hay quienes tienen una baja autoestima en varias áreas de su vida, mientras que otros pueden tenerla en un dimensión específica, como en su rendimiento laboral o imagen corporal.

Las señales de baja autoestima pueden ser más o menos intentases según el individuo y las circunstancias. Por ejemplo, ante un fracaso o una experiencia negativa, esta tiende a ser baja durante un tiempo, sin embargo, vuelve a la normalidad a medida que el individuo va superando lo sucedido.

A continuación te presentamos 11 señales de baja autoestima. Es importante aclarar que no todas las personas con problemas de autoestima muestran las mismas señales y que algunas pueden expresar más unas que otras.

1. Cuestionas lo que los demás dicen o hacen por ti

Un indicador de baja autoestima y que a menudo está detrás de esos pensamientos negativos sobre ti es la de cuestionar los sentimientos, las palabras y las acciones de otras personas hacia ti. Lo que los demás hacen, dicen o sienten respecto a ti te causa incertidumbre.

Una de las señales de baja autoestima es que cuestionas las cualidades positivas que los demás destacan de ti.

No cabe duda de que a todos nos gusta sentirnos amados y comprendidos. Sin embargo, como proponen artículos, las personas con baja autoestima tienden a sobrevalorar lo que dicen o hacen los demás y a cuestionarlo sistemáticamente. Piensan que hay algo sospechoso detrás de las buenas palabras o de las muestras de aprecio.

Esto es lógico. Tras ello hay un pensamiento inconsciente muy coherente: ¿cómo va a quererme otro más de lo que me quiero yo? ¿Cómo va a respetarme alguien más de lo que me respeto yo? ¿Cómo va a ser alguien más amable conmigo de lo que lo soy yo conmigo?

2. Estás siempre a la defensiva

Como afirman en el Journal of Personality and Social Psychology, estar centrado en la autoprotección o estar siempre a la defensiva es otra de las señales de baja autoestima. La inseguridad y la falta de confianza en ti te mantienen en un estado de alerta injustificado . Eso no solo hace que aumenten tus niveles de estrés, sino que no te deja ser objetivo respecto a lo que ocurre en tu entorno.

Ese estar a la defensiva no te deja entender con claridad lo que la gente te dice o te pide, y te hace sentir incertidumbre por lo que los demás piensan. También genera un estado de miedo y tristeza que no te deja disfrutar de lo que te rodea. Al estar a la defensiva, es fácil que tu actitud hacia los demás se trasforme en grosera, desagradable o tensa, cuando no violenta.

Por otra parte, al estar siempre a la defensiva actúas prediciendo lo peor, con lo que tu reacción puede ser desmesurada e incluso estar fuera de lugar. Eso suele ocasionar conflictos que, en el peor de los casos, terminan haciendo realidad tus peores temores y reafirmando tu punto de vista.

3. Intentas evitar el conflicto fingiendo que todo está bien

Sin embargo, también puede ocurrir que quieras evitar un conflicto y, para ello, finjas que todo está bien. Es decir, en vez de defender algo justo o algo que te conviene o interesa, en ocasiones prefieres renunciar con tal de evitar problemas.

Una razón por la que huyes del conflicto es por la angustia que te genera. Los resultados de un estudio publicado en Psychiatry Research sugieren que las personas con baja autoestima sienten mucha angustia por los problemas interpersonales. 

El miedo a que los otros se enfaden o a que te hagan de menos por defender tu opinión o reclamar lo que te corresponde te lleva a aceptar lo que te digan o a asentir para tenerlos contentos. Y en ese proceso aumenta la sensación de que tu opinión no importa o de que lo que tú deseas no le interesa a nadie.



4. Te comparas con todo el mundo, aunque no haya nada que comparar

El hábito de compararse con todo el mundo es otra de las señales de baja autoestima, tal como se a firma en publicaciones del European Journal of Psychology. En realidad, la comparación social no es negativa. El problema es que las personas con baja autoestima se exceden en la comparación, especialmente, en aquellos aspectos en los que salen mal parados.

Es más, un sujeto con baja autoestima se compara incluso aunque no tenga nada que comparar y se regodea en el resultado. Como consecuencia, no solo decae la autoestima, sino que surgen sentimientos como la envidia, la sensación de sentirse abandonado o incluso de ser víctima de una injusticia. Todo esto solo sirve para socavar más y más el amor propio.

Otra de las señales de naja autoestima es que te comparas con lo demás de tal forma que siempre salen perdiendo.

5. Consideras tus logros una cuestión de buena suerte

Es cierto que muchas de las cosas que conseguimos se pueden deber a un golpe de buena suerte, al menos en parte. Sin embargo, no todo es cuestión de suerte. Saber aprovechar las oportunidades es fundamental para materializar ese golpe de suerte en un logro.

Sin embargo, si tu autoestima es baja, no serás capaz de reconocer tu propio valor en lo que has conseguido. Por eso mismo, no valoras tus capacidades o tus esfuerzos. Es más, no consideras a los demás capaces de valorarlos ni entiendes los cumplidos que te hacen para felicitarte o alabarte. En cierto modo, esa actitud de otorgar a la suerte la responsabilidad de tus logros hace que te sientas incapaz y desmotivado, a la deriva.

6. Te sientes solo

Otra de las señales de baja autoestima es que evitas el contacto social. Esto se debe a que no tienes confianza en ti durante las interacciones y te sientes inadecuado. Los bajos niveles de autoestima se relacionan con sentimientos de soledad, principalmente, en la adolescencia, así lo indica un artículo publicado en Journal of abnormal child psychology.

Cuando tu autoestima no es alta, piensas que no tienes algo que ofrecerle a los otros, por lo tanto, evitas los encuentros sociales. Creer que no tienes nada valioso que aportar hace que le temas al rechazo, pues, consideras que nadie desea estar con alguien que no ofrece cosas buenas.



7. Diálogo interno negativo

La baja autoestima se manifiesta también a través del diálogo interno negativo. Cuando te hablas a ti mismo de manera peyorativa, te insultas, ofendes o desmotivas, tu autoestima empieza a descender, y a medida que lo hace, tus diálogos se tornan más negativos.

Así pues, existe una relación estrecha entre el diálogo negativo y la baja autoestima. Ambas forman un ciclo de retroalimentación autodestructivo. Entre más persiste una, más se mantiene la otra. El autodiálogo negativo es el lenguaje de tu autoestima, escúchalo y sabrás qué tan baja la tienes.

8. Autocríticas excesivas

Otra de las señales de baja autoestima son las autocríticas excesivas. Eres muy duro contigo mismo, con tus defectos y virtudes. Sueles tener una visión negativa de ti mismo y criticas de manera negativa las cosas que haces, sean buenas o malas. De hecho, en diferentes publicaciones se ha analizado la forma en que se da la autocrítica y cómo se relaciona con el crecimiento y la destrucción personal.

Esta forma de relacionarte contigo mismo te hace sentir incompetente, defectuoso, incapaz. Como te siente merecedor de todas tus autocríticas, el aprecio que tienes por ti disminuye con el tiempo. Por lo general, tus críticas terminan reafirmando más y más, esto hace que tu patrón de pensamiento negativo se fortalezca.

9. Evitas los desafíos por temor a fracasar

La evitación de los retos se debe a que percibes que no eres bueno, que no eres capaz ni hábil para lograrlo. Puedes tener todo a tu disposición para conseguirlo, pero te sientes incompetente, sientes que no puedes con el desafío. 

Una de las señales de baja autoestima es el temor a fallar. Cuando eludes los desafíos, también huyes de la posibilidad de triunfar, y al hacerlo, renuncias a la confianza que tienes en ti. Esto hace que tu autoestima descienda más, porque no logras ver cuan capaz eres.

10. Tienes una visión negativa del futuro

Otra de las señales de baja autoestima es que no percibas un futuro alentador para ti, ya que tus ideas negativas interfieren en el proceso. La sensación de incompetencia, la desvalorización de ti mismo y la falta de confianza, te arrebatan la esperanza de un mañana mejor.

Como solo puedes anticipar consecuencias negativas para tu vida, el futuro se convierte en una posibilidad indeseable que con el tiempo termina materializándose. Esto es así porque tus pensamientos hacen que te comportes de tal manera que confirmes lo que crees.

11. Eres complaciente con la gente

No todas las personas con baja autoestima son complacientes, pero pueden llegar a serlo en interacción con otros factores como la personalidad. En este contexto, la complacencia aparece como consecuencia de la autovaloración negativa que tiene la persona de sí misma.

Como no te valoras lo suficiente, necesitas del aprecio de los demás, ya que de ti mismo no puedes conseguirlo. Al requerir de la validación y la aceptación externa, terminas complaciendo a los demás para conservarlos en tu vida. Los comportamientos complacientes también pueden surgir del temor a entrar en conflictos con las otras personas. Para evitar problemas mejor cedes a lo que quiere el otro.

Conclusión

En este artículo hemos revisado varias señales de baja autoestima, entre las que destacan el diálogo interno negativo, las actitudes defensivas, el temor a los conflictos y al fracaso. Aunque estos indicadores son fáciles de reconocer, no deben utilizarse a la ligera.

La autoestima es un constructo complejo en el que interviene otras variables. La mejor forma de analizarla y de identificar los problemas asociadas con ella, es observarla en el contexto de vida de la persona, entenderla desde la historia de cada sujeto.

Te invitamos a que reflexiones sobre tu vida y sobre el valor que te atribuyes. ¿Te sientes familiarizado con alguna de estas señales? Si crees que tienes problemas de autoestima, te recomendamos visitar un profesional de la salud mental.

Te podría interesar...
5 hábitos que cuidan de tu autoestima
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
5 hábitos que cuidan de tu autoestima

Un buena autoestima nos da valor, nos infunde fuerzas, nos hace enfrentarnos al mundo con las dudas y seguridades que reconocemos. Con todo esto, ¿...


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza. Para mayor información consulta nuestra política editorial.