Síndrome de Frégoli: el delirio del enemigo disfrazado

¿Alguna vez has imaginado que alguien de tu entorno es un impostor? Quienes tienen síndrome de Frégoli viven convencidos de ello.
Síndrome de Frégoli: el delirio del enemigo disfrazado
Ebiezer López

Escrito y verificado por el psicólogo Ebiezer López el 29 octubre, 2021.

Última actualización: 29 octubre, 2021

¿Qué pasaría si un día te despiertas y empiezas a ver a tus seres queridos como extraños que quieren hacerte daño? Puede parecer una situación de película, pero quienes viven con el síndrome de Frégoli viven en esa realidad. Hablamos de una alteración poco frecuente, pero no por ello menos dolorosa y significativa.

Cuando se produce, la intervención no es sencilla y las consecuencias pueden ser variadas e importantes. Para quienes viven con este trastorno, la creencia de que están en peligro es constante y genera mucho sufrimiento.

En este artículo haremos una exploración más profunda de las características de esta fuente de sufrimiento, centrándonos en la evaluación y la intervención.

¿En qué consiste el síndrome de Frégoli?

Es un cuadro clínico neuropsiquiátrico cuyo síntoma principal es una alteración en la identificación de personas. El individuo afectado vive con el delirio de que hay una o varias personas a su alrededor que son en realidad otra persona disfrazada. De este modo, pueden afirmar que algún familiar es en realidad alguien intentando suplantar su identidad.

Otro aspecto resaltante del síndrome de Frégoli es que, por lo general, es de naturaleza paranoide. Entonces, ya el delirio no se trata solo de alguien disfrazado, sino de un individuo que busca hacer daño ocultándose. Es posible que ocurra con personas del entorno social cercano (familiares o amigos) o con completos extraños, incluso famosos.

Por otro lado, se observan otros síntomas, como problemas de autocontrol y poca consciencia de sí mismos. También aparece rigidez a nivel cognitivo (como es típico de los delirios) y deficiencias en las funciones ejecutivas (pensamiento, memoria, etc.). Además, hay dificultades en la memoria visual y con frecuencia aparecen alucinaciones visuales.

Siguiendo esta línea, este trastorno se clasifica dentro del grupo de los síndromes de falsa identificación. Allí se hallan otras alteraciones como el síndrome de Capgras o la paramnesia reduplicativa. En este sentido, se trata de afecciones que producen problemas en el momento de identificar personas, lugares, eventos, etc.

Mujer quitándose la máscara

Datos históricos

Este síndrome se estudió por primera vez en 1927 por parte de los psiquiatras franceses P. Courbon y G. Fail. Publicaron un artículo titulado “Syndrome d’illusion de Frégoli et schizophrénie” (Síndrome de ilusión de Frégoli y esquizofrenia). En el reporte detallaron el caso de una mujer de 27 años que vivía en Londres, quien frecuentaba el teatro.

La mujer en cuestión estaba convencida de que dos actrices de la época se disfrazaban como personas conocidas para perseguirla. Además, aseguraba que lo hacían con el fin de alterar sus ideas y conductas de diferentes formas. Por ejemplo, afirmaba que la obligaban a masturbarse o a faltar a su trabajo.

El nombre de la alteración se debe a Leopoldo Frégoli, un famoso actor italiano conocido por su habilidad polifacética a la hora de meterse en la piel de personajes muy distintos. Por otro lado, el síndrome de Frégoli ha sido inspiración para libros y películas famosas como Las mujeres perfectas.

Causas del síndrome de Frégoli

Dado que los casos estudiados son pocos en comparación con los realizados para otros cuadros, todavía no comprendemos bien sus causas y sus desencadenantes. Por lo general, la evidencia apunta a una combinación de causas orgánicas y psicológicas que da origen al problema.

Motjabai (1994) hizo una revisión de 34 casos de ilusión de Frégoli en literatura científica francesa e inglesa. En sus conclusiones menciona que, si bien hay déficits orgánicos subyacentes en algunos casos, la psicosis parece ser el contenido principal.

No obstante, otro trabajo hecho por Ventriglio et al (2020) explica que los modelos del siglo XX no son suficientes para explicar el cuadro. Muchos de estos se basan en mitos o teorías psicoanalíticas descartadas, y son pocos los que sugieren causas orgánicas.

Por otra parte, Sunitha, Rashmi y Sarawati (2018) describen en su artículo posibles causas como lesiones cerebrales y tratamiento con levodopa. Este último es un fármaco que se receta para el tratamiento del párkinson. Según estudios, el uso prolongado podría detonar el síndrome de Frégoli.

Cerebro

Tratamiento

Para el tratamiento, lo habitual es realizar una planificación que incluya fármacos y psicoterapia. Los fármacos recetados suelen ser antipsicóticos que regulan la liberación de dopamina, con el objetivo de reducir las alucinaciones y los delirios. Asimismo, el uso de anticonvulsivos puede ser útil, ya que a veces se aprecia el síndrome en sujetos con epilepsia.

En este punto, es importante señalar que el estudio de Ventriglio et al. describe que no hay evidencia robusta sobre el tratamiento con fármacos. Por lo tanto, acotan la necesidad de realizar más investigaciones sobre estos síndromes para desarrollar curas más efectivas.

Sobre la terapia psicológica, el uso de psicoterapia cognitivo-conductual es una de las alternativas más recomendables. En este caso, la intervención se centra en desarrollar una mayor consciencia de enfermedad y la reestructuración cognitiva con el objetivo de que la persona emplee su propio autocontrol cognitivo para enfrentarse al delirio.

En conclusión, el síndrome de Frégoli es una alteración que no ha sido bien estudiada a causa de su rareza. Por ende, es necesario realizar más trabajos sobre la afección que permitan aclarar los mecanismos implicados. A su vez, contar con más información servirá como base para elaborar tratamientos más específicos para la condición.

Te podría interesar...
El síndrome del impostor laboral, ¿en qué consiste?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El síndrome del impostor laboral, ¿en qué consiste?

El síndrome del impostor laboral aparece en las personas con mayores capacidades y valías. Analizamos este fenómeno tan recurrente.



  • Mojtabai, R. (1994). Fregoli syndrome. Australian and New Zealand Journal of Psychiatry, 28(3), 458-462.
  • Sunitha, P. S., Rashmi, P., & Saraswati, P. (2018). Fregoli Syndrome-A Review Article. International Journal of Advances in Nursing Management, 6(3), 269-278.
  • Ventriglio, A., Bhugra, D., De Berardis, D., Torales, J., Castaldelli-Maia, J. M., & Fiorillo, A. (2020). Capgras and Fregoli syndromes: delusion and misidentification. International Review of Psychiatry, 32(5-6), 391-395.