Sinestesia tacto-espejo, una forma de conectar con los demás

10 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
La sinestesia tacto-espejo es una condición curiosa recientemente descubierta. Las personas que la poseen son capaces de sentir el dolor y otras sensaciones que experimentan los demás. ¡Increíble!

Cada día estamos en contacto con los demás, con nosotros y con la naturaleza pero.., ¿conectamos de manera profunda? Muchas veces hacerlo no es tarea fácil; sin embargo, podríamos de decir que, en cierta manera, para las personas con sinestesia tacto-espejo sí lo es.

En este artículo, exploraremos esta forma de conexión inigualable. Para comenzar conoceremos qué es la sinestesia, posteriormente profundizaremos en las características de la sinestesia tacto-espejo y finalmente veremos cómo se puede medir este fenómeno.

Cerebro con ráfaga de colores

Sinestesia, ¿qué es?

¿Te imaginas la música de algún color? ¿Te imaginas llegar a diferenciar sabores dependiendo de las palabras? Las personas con sinestesia llegan a hacerlo. Según la Real Academia Española de la Lengua, se trata de una «Imagen o sensación subjetiva propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente».

Es decir, que la sinestesia consiste en una suerte de alteración sensorial. En ella, un estímulo propio de un sentido genera sensaciones típicas de otro sentido. A pesar de que el fenómeno pueda parecer extraño, esta manera de sentir no es patológica ni obedece a ningún cuadro médico.

Existen diferentes formas de sinestesia, veamos algunas de ellas:

  • Sinestesia grafema-color. Consiste en ser capaz de asociar las letras a colores. Por ejemplo, la «a» se puede asociar al rojo, la «b» al amarillo, la «c» al verde, etc.
  • Sinestesia sonido-color. Es la capacidad de oír un sonido y asignarle un color.
  • Sinestesia léxico-gustativa. Es una forma de sinestesia en la que las personas asocian las palabras al gusto. En otras palabras, asocian las palabras a los sabores.
  • Sinestesia de personificación. Cuando las personas son capaces de percibir la personalidad de las letras y los números.

El campo de las sinestesias es un campo que cada vez se investiga con mayor profundidad; por ello, hay descubrimientos de sinestesia recientes, por ejemplo, la sinestesia tacto-espejo, descubierta en el 2005.

Características de la sinestesia tacto-espejo

También, se le llama sinestesia toque-espejo. Consiste en la experimentación de sensaciones táctiles tras observar que otras personas son tocadas. Parece increíble, ¿verdad? Veamos las características principales de este curioso tipo de sinestesia:

  • Activación de la corteza somatosensorial generando la sensación de que la persona está siendo tocada.
  • Como si fuera en el propio cuerpo: es la sensación que experimentan las personas con sinestesia tacto-espejo.
  • Consciencia: una condición para reconocer que se trata de una sinestesia tacto-espejo es que sea una experiencia consciente.
  • Un estímulo diferente a lo habitual es el que induce la respuesta. 
  • Automaticidad: las experiencias se dan sin ser pensadas previamente.

Ahora bien, las teorías sobre la causa de este tipo de sinestesia son muchas. Las principales tres son:

  • Espejo sensorial. Se trata de una teoría que sugiere que las personas cuentan con sinestesia tacto-espejo cuando las activaciones del sistema de espejo somatosensorial suceden por debajo del umbral normal.
  • Teoría del sistema visual y somatosensorial. Esta teoría apunta a que las personas con sinestesia tacto-espejo cuentan con el sistema visual y somatosensorial directamente conectado.
  • Teoría de las células bimodales. Plantea que hay células bimodales que al observar el tacto se activan tanto para los estímulos táctiles como para los visuales.

También, se estudian las neuronas espejo, las cuales parece que vendrían siendo más en las personas con sinestesia tacto-espejo. Por lo tanto, en las personas no sinestésicas activarían solo respuestas imitativas, mientras que las personas con este tipo de sinestesia las experimentan como si fuesen reales.

Por otra parte, la sinestesia tacto-espejo se ha asociado con la empatía. Parece que las personas con este tipo de sinestesia cuentan con mayor activación en los sistemas de espejo, lo cual hace que desarrollen mayor nivel de empatía.

Hombre cogiendo las manos de una mujer

¿Se puede medir la sinestesia tacto-espejo?

Diversas investigaciones se han esforzado en medir esta sinestesia a través de diferentes métodos para comprenderla mejor. Por ejemplo, a través de resonancia y la termografía. Gracias a estos investigadores conocemos de forma más profunda cómo funciona la sinestesia tacto-espejo.

Blakemore, Bristow, Bird, Frith y Ward, en su artículo «Somatosensory activations during the observation of touch and a case of vision-touch synaesthesia» publicado en la Revista de Neurología Brain, muestran el experimento que diseñaron. Consistió en investigar el sistema neural involucrado en la percepción del tacto a través de resonancia magnética.

Lo realizaron en 12 personas sin sinestesia y en «C», una mujer con sinestesia tacto-espejo. Analizaron la actividad neuronal, para la observación del tacto del rostro o el cuello humano, con objeto de investigar la tipografía somatosensorial en ambos casos.

Como resultado obtuvieron que los patrones de activación de «C», diferían de las personas control (no sinestésicos) en tres sentidos:

  • Las activaciones en la corteza somatosensorial fueron significativamente mayores.
  • Se activó el área premotora izquierda en «C» en mayor medida que en las personas no sinestésicas.
  • La corteza de la ínsula se activó en «C», pero no en las personas sin sinestesia.

A través de estas mediciones lograron demostrar que «C» cuenta con un sistema de espejo para el tacto que se encuentra por encima del umbral para la percepción táctil de forma consciente.

Por otro lado, en su tesis doctoral Elvira Salazar decidió analizar si la observación de estímulos dolorosos y táctiles generan una asimetría corporal en el termograma del observador. Es decir, aplicando una técnica que permite registrar de forma gráfica la temperatura, llamada termografía, se plantearon observar la asimetría.

¿Por qué? En situaciones normales debería haber simetría a menos de que exista una patología y querían saber si al no tenerla y observar situaciones de dolor y tacto podría darse asimetría en la termografía.

Así, encontraron una medida objetiva, la asimetría térmica, para estudiar las manifestaciones fisiológicas de la sinestesia tacto-espejo más allá de patrones de actividad cerebral, la experiencia subjetiva y los marcadores conductuales.

La sensación táctil tras observar es tan profunda en las personas con sinestesia tacto-espejo que se dice que quienes la poseen son más empáticos. ¡Una impresionante forma de conectar con los demás! Ahora bien, esperamos que diversos estudios nos sigan acercando a esta y otras sinestesias para conocer más sobre este asombroso fenómeno.

  • Blakemore, S.J. Bristow, D., Bird, G., Frith, C., & War, J. (2005). Somatosensory activations during the observation of touch and a case of vision touch synaesthesia. Brain, 128 (7), 1571-1583.
  • Salazar, E. (2012). Aplicación de la termografñia a la psicología básica. Tesis doctorral. Universidad de Granada.