Solo quiero que me quieran

Okairy Zuñiga · 22 enero, 2015
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 5 febrero, 2018
El amor es una de las mayores necesidades del ser humano. Sin embargo, el amor puede representar un problema cuando va acompañado por problemas de autoestima o expectativas difíciles de alcanzar

Es probable que conozcas a alguien o que tú mismo tengas la necesidad de sentirte amado. ¿Alguna vez te has sorprendido diciéndote, «quiero amor» o «solo quiero que me quieran»? No es raro encontrar personas que se sienten mal después de terminar una relación porque no quieren dejar de sentirse amados. Pero, ¿Qué provoca este sentimiento? y ¿por qué algunos se preocupan más por ser amados que por la relación en sí?

Yo quiero que me quieran. Aunque quizás es porque tengo resaca de amor tras romper mi relación. Si es así, tal vez, debería darme un tiempo para estar conmigo antes de aventurarme a entrar en una nueva relación.

La necesidad psicológica del amor

Una de las necesidades básicas del ser humano es el amor. Los psicólogos no consideran que esto sea un problema siempre que no afecte considerablemente tu vida. Obviamente, esta afectación es negativa para la persona. Algunos ejemplos son:

Pareja después de discutir

  • Cuando tu necesidad de amor evita que tengas una vida feliz. ¿Te suenan familiares las frases tipo: “el amor no existe porque no he encontrado a alguien que me ame”?.
  • Tienes la duda exagerada de que alguien te pueda amar. Peor aún, pones a prueba el amor de los demás.
  • La necesidad de sentirte amado se ha convertido en la prioridad de tu vida. De hecho, haces todo lo posible por lograrlo.

Si lo anterior te suena familiar, realmente puede haber algo mal con la forma en la que entiendes el amor. Cuando todo lo que te preocupa es sentirte amado o encontrar a alguien que te ame, es necesario analizar qué situación del pasado te ha llevado a ello.

Es posible que si quiero que me quieran sufra de una baja autoestima, ya que no sé quererme a mí mismo/a. Porque si esa búsqueda de amor me genera aflicción, desasosiego, desesperación y dependencia, es probable que antes de pensar en un «quiero que me quieran» deba pensar en «quiero quererme a mí para poder querer a los demás»

¿Por qué algunas personas necesitan más amor que otras?

Los seres humanos somos muy diferentes. Somos el resultado de las experiencias, deseos y del pasado que vivimos. Algunas veces, todo esto se conjuga para hacerte una persona insegura o necesitada de probar que eres tan bueno como los demás. Entre las causas más comunes están:

  • La falta de amor en la infancia. Las primeras dos personas con quienes entramos en contacto son nuestros padres. Algunas veces, ellos son lejanos, fríos y distantes. Si creciste con este tipo de padres puedes comenzar a dudar de tu importancia. No es raro que al crecer, dudes del amor de tu pareja.
  • El orden de nacimiento. Los hijos únicos y los hijos menores suelen sentir menos la carencia de amor. La excepción a lo anterior sería si tus padres son distantes o fríos. Sin embargo, es más común que sean los hijos mayores quienes sienten esta falta de amor. Esto se debe a que de pequeños sintieron que fueron “destronados” por sus hermanos menores. Es común que al crecer, trates de construir relaciones muy intensas que sustituyan al amor que sientes que te faltó.
  • La necesidad de aceptación. Para algunas personas, sentirse amados es solo un paso más para sentirse aceptados. Estas personas suelen tener problemas de autoestima. Solo logran sentirse mejor si se saben amados. En este caso, lo mejor es fortalecer la autoestima. De lo contrario se pueden llegar a situaciones de codependencia o violencia.
Mujer dependiente

«¡Yo necesito sentirme amado! Quiero que me quieran»

Si te has encontrado diciendo cosas como “necesito que me amen”, «quiero que me quieran» y “no me siento amado” debes ver dentro de ti. Es importante que averigües si en realidad la otra persona no te demuestra su amor o si tienes necesidades psicológicas que afectan tu percepción. Si no encuentras el equilibrio emocional, el amor de tu pareja o tus seres queridos nunca será suficiente.

No te preocupes si ahora parece que tu pareja o las personas que te rodean no te dan suficiente amor. Primero debes entender el motivo de esta necesidad exagerada. Una vez que sepas las razones, te será posible encontrar la solución al problema.

La segunda cosa que debes hacer es mejorar tu autoestima. Esto te ayudará a depender de los demás para ser feliz y amarte a ti mismo. Finalmente, deberás cambiar tus ideas o patrones de comportamiento. Tendrás que evitar repetir las frases negativas con las que te autosaboteas. Ya sabes, esas que intensifican tu necesidad de ser amado o la idea de que no eres amado.

Pareja abrazada, solo quiero que me quieran, quiero amor

Si siempre piensas que tus seres queridos no te aman o que te tratan bien solo por amabilidad y no por amor, debes buscar una solución a este problema. Una vez que aprendes a ver distinto el amor y la necesidad que tienes, podrás mejorar tus relaciones. Estas serán más estables y completas.

  • Rojas, E. (2006). El amor inteligente. Salvat.
  • Sanpedro, P. (2005). El mito del amor y sus consecuencias en los vínculos de pareja. Disenso45, 5-20.
  • Ubillos, S., Zubieta, E., Páez, D., Deschamps, J. C., Ezeiza, A., & Vera, A. (2001). Amor, cultura y sexo. Revista Electrónica de Motivación y Emoción (REME)4(8-9), 8-9.