Sospechas de infidelidad: un grave impacto para el equilibrio psicológico

Ansiedad, insomnio y hasta enfermedades psicosomáticas... Cuando una persona sospecha de la infidelidad en la pareja (aunque esa inquietud sea infundada), el impacto sobre el equilibrio psicológico es muy elevado.
Sospechas de infidelidad: un grave impacto para el equilibrio psicológico
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 23 abril, 2021.

Última actualización: 23 abril, 2021

Este es un tema del que no se habla demasiado. Son muchos los que habrán buscado alguna vez en Internet aquello de “pistas de que tu pareja te puede estar engañando”. Sin embargo, no siempre se aborda el elevado desgaste mental que ocasionan las meras sospechas de infidelidad. Más allá de que esa inquietud sea o no infundada, ese impacto es más serio de lo que pensamos.

Hay quien lejos de tratar el tema con su pareja y abordar esa preocupación, opta por el silencio y la carcoma mental. Se limitan únicamente a poner la atención en pequeños aspectos hasta llegar a la obsesión e incluso la paranoia. Esa angustia que suscita el pensamiento constante alrededor de la traición, es la base en muchos casos, tanto de trastornos de ansiedad como de depresiones.

Asimismo, hay otro detalle. La mayoría podemos haber experimentado esta sensación; es normal y comprensible tener cierto miedo a perder ese vínculo con la persona amada. No obstante, el problema reside en que -por término medio- gestionamos muy mal esas sospechas de traición. De nada vale, por ejemplo, compartir con amigos nuestra inquietud y no hablarlo directamente con la pareja.

Tampoco es saludable guardarnos la quemazón de ese desasosiego. La suspicacia y la sospecha debe invitarnos a la acción, no a la pasividad de quien se limita a quedar aún más atrapado en el laberinto de la preocupación.

Chico y chica que sufren sospechas de infidelidad

Efectos psicológicos de la sospecha de infidelidad

No pecamos de exageración si afirmamos que la sospecha de infidelidad es una de las fuentes de estrés más elevadas. Es mucho más que vivir con la mosca detrás de la oreja. Es experimentar incerteza constante, preocupación en bucle y ansiedad persistente.

Uno no deja de darle vueltas a que tal vez nuestra relación se vaya a romper tarde o temprano o que, sencillamente, estamos siendo víctimas de una mentira.

De pronto el cerebro procesa una amenaza y entramos al instante en un estado de alerta e hipervigilancia muy elevado y agotador. Tanto es así que estudios muy recientes como los llevados a cabo en la Universidad de Nevada y la Universidad de Ohio, por ejemplo, nos señalan algo importante. La sospecha de infidelidad tiene un serio impacto psicológico de modo que la salud mental se puede ver muy afectada.

Lo analizamos.

Teoría del estrés transaccional: cuando nos sentimos incapaces de controlar una situación

Richard S. Lazarus fue un destacado psicólogo e investigador que pasó gran parte de su vida intentando comprender los procesos de estrés. A él le debemos, por ejemplo, la teoría transaccional del estrés, que nos habla de cómo una persona interacciona con un contexto y evalúa el impacto de lo que le sucede.

Así, en ocasiones, el estrés que experimentamos supera a nuestros recursos para afrontarlo y esto agrava el propio sufrimiento. Además, surge otro hecho y es la conciencia de que no tenemos control sobre lo que está sucediendo. De este modo, las sospechas de infidelidad trazan un tipo de realidad sobre las que uno siente que no tiene dominio alguno.

Si nuestra pareja nos está engañando verdaderamente, no podemos hacer nada para evitarlo y esa sensación eleva aún más la angustia.

El efecto de las sospechas de infidelidad son diferentes en hombres y en mujeres

El estudio de las universidades de Nevada y Ohio antes citado, y dirigidos por Daniel Weigel, señalan que existen diferencias de género a la hora de experimentar el impacto de las sospechas de infidelidad. Sin bien es cierto que todos lo vivimos con elevado sufrimiento, hay pequeñas particularidades que nos diferencian:

  • Las mujeres tienden a somatizar mucho más. Experimentan cefaleas, dolores musculares, agotamiento, problemas digestivos, inapetencia o mayor necesidad por comer, etc.
  • Tanto hombres como mujeres experimentan insomnio.
  • Los hombres también pueden somatizar, pero demuestran más conductas de riesgo, como beber alcohol, recurrir a las drogas, evidenciar comportamientos poco regulados como evidenciar mayor agresividad conductual o verbal, etc.

Por otro lado, también es común en ambos géneros que se derive en trastornos de ansiedad e incluso en depresiones.

chico y chica tristes debido a las sospechas de infidelidad

¿Qué hacer cuando sospecho que mi pareja es infiel?

Hemos hablado ya de los efectos para la salud mental de las sospechas de infidelidad. Sin embargo, ¿qué hacer si nos vemos en estas mismas circunstancias? Es importante reflexionar en los siguientes aspectos.

Aprender a manejar las sospechas de infidelidad

En primer lugar, tengamos constancia de algo muy simple: no es bueno alimentar la preocupación sin sentido ni dirección.

Optar por el silencio, la sospecha constante y la vigilancia obsesiva hacia nuestra pareja solo alimenta el malestar. Si algo nos inquieta se pone en voz alta, si tenemos una preocupación, se comparte.

  • Evitemos también hablar de nuestras sospechas con amigos o familiares. Difundir los miedos en ocasiones agrava aún más el problema. Empecemos hablando con nuestra pareja.
  • Intentemos frenar también el buceo cotidiano por los detalles más nimios en busca de posibles revelaciones. Lo mejor en todos los casos es abordar esa sensación de angustia de manera directa.
  • Es decisivo que fomentemos desde el principio un clima de confianza y complicidad. La sinceridad debe ser ese nutriente que vertebre cada situación. Si no lo percibimos, si intuimos más distancia que cercanía, tomaremos una decisión.
  • Por otro lado, si las sospechas de infidelidad son infundadas y no hay evidencia alguna de traición, es momento de llevar a cabo una necesitada introspección. ¿De dónde vienen mis miedos? ¿Por qué me siento inseguro en mi relación?

En ocasiones, factores como la baja autoestima someten al vínculo afectivo a esa sospecha obsesiva. El miedo al abandono es la sombra constante de quien no se quiere a sí mismo ni se cree digno de ser amado. Pensemos en ello.

Para concluir, pocas cosas pueden ser más agónicas que coexistir con las sombras de sospecha de quien cree que a la mínima va a ser traicionado. Los miedos nos limitan. Afrontemos de manera directa estas situaciones y construyamos siempre relaciones en las que fluya la sinceridad y la confianza en todo momento, esa es la clave.

Te podría interesar...
Mi pareja espera que adivine lo que le pasa
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Mi pareja espera que adivine lo que le pasa

Mi pareja espera que "adivine" lo que le pasa. Son muchos los que tienen este problema en su relación. Abordamos las causas y las estrategias



  • David Rodrigues, Diniz Lopes & Marco Pereira (2016): Sociosexuality, Commitment, Sexual Infidelity, and Perceptions of Infidelity: Data From the Second Love Web Site, The Journal of Sex Research
  • Weigel, Daniel & Shrout, M. Rosie. (2020). Suspicious minds: The psychological, physical and behavioral consequences of suspecting a partner’s infidelity. Journal of Social and Personal Relationships. 10.1177/0265407520975851.