Spencer Kagan y el trabajo cooperativo estructurado

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña Herrera el 7 diciembre, 2018
Raquel Lemos Rodríguez · 7 diciembre, 2018
El trabajo cooperativo estructurado ha demostrado ser una alternativa al aprendizaje tradicional. Descubre qué es y cómo implementarlo.

Spencer Kagan es un reconocido autor que ha llevado a cabo múltiples investigaciones sobre el trabajo cooperativo estructurado. Esta forma de trabajo en equipo se aleja de la manera en la que se transmiten conocimientos en la gran mayoría de los colegios e institutos de hoy día. De hecho, es una forma novedosa de aprender en grupo, mientras se desarrollan habilidades necesarias para el crecimiento personal.

Tras sus investigaciones, Kagan llegó a realizar una propuesta sobre lo que se conoce como trabajo cooperativo estructurado. Este organizaba el método cooperativo de una manera mucho más flexible y eficaz. Además, permitiría trabajar con temas complejos y genéricos de forma dinámica. En un artículo realizado por el propio autor en el Kagan Online Magazine, nos explica que el motivo por el que escogió la palabra “estructuras” es porque estas son como juegos que son fáciles de aprender y de jugar. Profundicemos.

Los principios del trabajo cooperativo estructurado

Cuando Spencer Kagan diseñó las estructuras de su propuesta de aprendizaje cooperativo pensó en 4 principios básicos que debemos tener presentes si queremos ponerla en práctica. En realidad, son elementos fundamentales de este tipo de aprendizaje.

alumnos llevando a cabo el trabajo cooperativo estructurado

  • Interdependencia positiva: se logra cumpliendo con la responsabilidad de llevar a cabo la tarea asignada de manera individual. Además, hay que ponerse de acuerdo con el grupo en las respuestas y estrategias para conseguir una determinada meta.
  • Responsabilidad individual: lo que hace uno de los participantes del grupo repercutirá positiva o negativamente en los demás. Cada uno de los miembros es responsable de llevar su tarea a cabo por el bien de los demás.
  • Participación equitativa: todos los miembros del grupo deben tener la oportunidad de participar en igualdad de condiciones. Además, el trabajo debe estar correctamente distribuido para que un miembro no tenga más que los otros.
  • Interacción simultánea: todos los participantes del equipo deben dialogar, compartir sus opiniones y tomar decisiones en conjunto. Si no hay esto, el grupo puede disolverse y no llegar a la meta propuesta.

“No hagáis una lección de aprendizaje cooperativo. Con las estructuras podéis conseguir que el aprendizaje cooperativo forme parte de cualquier lección”.

-Spencer Kagan-

Así, el trabajo cooperativo estructurado permite:

  • Desarrollar habilidades de trabajo en equipo.
  • Mejorar la resolución de problemas.
  • Mejorar la capacidad para defender un punto de vista determinado.
  • Aprender a escuchar a los demás y respetar sus ideas, así como expresar las propias.

Las ventajas de las estructuras Kagan

Las estructuras Kagan permiten poner en práctica determinados juegos que trabajan con una serie de principios específicos y que tienen un fin claro en las aulas. Cada uno de ellos se pueden aplicar a clases como matemáticas o lengua, lo que es fantástico para introducir el trabajo cooperativo incluso en aquellas materias en las que puede resultar impensable. Algunos de los nombres de las estructuras Kagan tienen nombres tan curiosos como “el folio giratorio” o “los pares discuten”.

Algo muy importante que nos enseña el trabajo cooperativo estructurado es que permite enseñar a alumnos diferentes. En la educación estándar que todos podemos ver en los colegios e institutos se utiliza una estrategia educativa orientada a solo un tipo de alumnos. Pero ¿qué ocurre con aquellos que son más creativos? ¿O para quienes memorizar conceptos para “vomitarlos” después en un examen  es un imposible? Las estructuras de Spencer Kagan son una gran solución que permiten un aprendizaje mucho mejor.

“Las estructuras de aprendizaje cooperativo optimizan el nivel de participación y el compromiso de los alumnos”.

-Spencer Kagan-

Niños en grupo en la escuela el trabajo cooperativo estructurado

La necesidad de la implementación del trabajo cooperativo estructurado

Los profesores pueden pensar que desarrollar una clase basada en el aprendizaje cooperativo estructurado puede ser más tedioso. Sin embargo, en realidad supone mucho menos trabajo de preparación y los resultados son más eficaces. Aunque en muchos centros haya una manera de proceder determinada, sería importante introducir algunas de las estructuras Kagan, para comprobar los grandes resultados que dan.

La educación que podemos considerar “tradicional” favorece el aburrimiento en el aula, que los alumnos se pregunten “¿para qué me sirve estudiar esto?” y fomenta una competitividad insana.

Además, ser el mejor de la clase memorizando el temario para captar la atención del profesor no permite el desarrollo de las habilidades que contienen las estructuras Kagan. Competencias muy importantes para el futuro de todos esos jóvenes que les permitirán tener relaciones saludables y desarrollar mucho mejor su trabajo.

  • Bouzas, P. G. (2002). Repercusión del aprendizaje cooperativo sobre el rendimiento y desarrollo personal y social de los estudiantes. Revista de ciencias de la educación: Organo del Instituto Calasanz de Ciencias de la Educación, (192), 505-522.
  • Kagan, S. (2003). Breve historia de las Estructuras Kagan. Kagan Online Magazine1(800), 3-20.
  • Prenda, N. P. (2011). El aprendizaje cooperativo y sus ventajas en la educación intercultural. Hekademos: Revista educativa digital, (8), 63-76.