Stanislaw Lem, un viaje a lo más profundo de tu mente - La Mente es Maravillosa

Stanislaw Lem, un viaje a lo más profundo de tu mente

Pedro González Núñez 26, Noviembre 2016 en Libros 310 compartidos
Stanislaw lew

Me gustaría proponerte un viaje por la obra y la mente del hombre que un día dijo que “las ideas, como las pulgas, saltan de un hombre a otro. Pero no pican a todo el mundo”. Su nombre es Stanislaw Lem.

Tal vez pronunciado así no te suene de nada. Sin embargo, es posible que conozcas algo de su obra. Su libro más famoso, “Solaris”, fue llevado al cine por el cineasta ruso Andrei Tarkovski y más tarde por Steven Soderbergh, en un film protagonizado por George Clooney.

Si lo conoces, sabrás que Stanislaw Lem fue un célebre escritor de novelas de ciencia ficción. ¿Crees que no tiene cabida en un blog como La Mente es Maravillosa? A continuación verás que aquí encaja perfectamente, pues toda su obra está impregnada de un profundo carácter filosófico, sociológico e incluso humorístico.

¿Quién fue Stanislaw Lem?

Antes de analizar las creaciones de Stanislaw Lem, es pertinente conocer al hombre tras el genio. Este fue un escritor polaco que supo incluir en sus textos un tono satírico, además de pura filosofía, en toda su obra. No en vano llegó a vender más 27 millones de ejemplares de libros como “Solaris” o “Ciberíada”, traducidas a más de 40 idiomas.

Lem fue y es uno de los grandes exponentes de la ciencia ficción. Y no es extraño, dado que todos sus escritos están plenamente involucrados en las consecuencias de las nuevas tecnologías, la comunicación, la comprensión entre razas o la propia naturaleza de la inteligencia.

Cara de robot

Sin embargo, Lem, estudiante de medicina, era más un científico e investigador que un escritor. No obstante, para evitar los rigores del encorsetamiento del ensayo o la filosofía, prefirió dotar a su obra de un toque fantástico. Gracias a ello pudo llegar a muchos más lectores en todo el mundo. No en vano sus textos son entretenidos y divulgativos, pero a la vez complejos y profundos.

Su gran genio le llevó a graduarse con honores en la Universidad Politécnica de Breslau. También logró alcanzar la excelencia en otras instituciones como Opole, Lwów o la SFWA, la Asociación de Escritores Norteamericanos de Ciencia Ficción y Fantasía.

Obra de Stanislaw Lem

Stanislaw Lem fue capaz de dotar a su obra de un profundo tono humorístico y satírico. Sin embargo, esto no ocultaba su enorme pesimismo ante la condición humana. De ahí que gran parte de sus escritos versen sobre la comunicación entre nuestra raza y otras formas de vida. Como puedes imaginar, los resultados de esta comunicación solían ser bastante nefastos, dado el criterio del autor.

En sus primeros libros encontramos fábulas utópicas relacionadas con el socialismo. No olvidemos que datan de los años 50, tiempo en que este escritor vivía en su Polonia natal, bajo la férrea mirada de la URSS comunista. Con el paso del tiempo, Lem se desencanta del pensamiento comunista. En ese momento, sus novelas comienzan a tener un sentido filosófico más profundo. De hecho, ahora es cuando crea sus mejores obras, caso de “Solaris”, en 1961, o “El Invencible” de 1964.

Ambas obras maestras de Stanislaw Lem versan sobre la incapacidad de comunicación de la raza humana. El contacto con otras inteligencias y la falta de comprensión provoca una lucha de supervivencia del más fuerte. No suele ser el ser humano el vencedor en estas guerras.

Otros apuntes a la filosofía de Stanislaw Lem

Caben destacar otras obras interesantes entre la bibliografía de Lem. Por ejemplo, el sesgo psicológico encontrado en “Retorno de las estrellas”, donde narra la incapacidad de un astronauta para adaptarse a una sociedad totalmente nueva tras haber viajado por el espacio a la velocidad de la luz.

Astronauta

La psicología de sus personajes y su incapacidad para adaptarse a los cambios son constantes en su obra y pensamiento. Especialmente relevantes resultan en textos como “Ciberíada”, que muestran fábulas sobre robots y la integración de estos en las sociedades actuales.

No cabe duda de que la obra de Stanislaw Lem goza todavía hoy, cuando más cerca estamos de las estrellas y la cibernética, de una actualidad muy palpable. Se avecinan cambios drásticos en las sociedades modernas debido a la veloz evolución tecnológica, y hemos de estar preparados como raza.

Por desgracia, Stanislaw Lem nos dejó en 2006, tras una larga afección coronaria. Sin embargo, su extensa obra sigue estando a nuestra disposición para aprender de ella. En nuestra mano está que seamos capaces de abrir nuestras mentes, ser más comunicativos y aceptar los cambios que inevitablemente llegan cada día a nuestro mundo.

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »