La teoría de la preparación de Seligman

¿Estamos filogenéticamente preparados para temer más unos estímulos que otros? Seligman afirma que sí. Conoce su teoría.
La teoría de la preparación de Seligman
Cristina Girod de la Malla

Escrito y verificado por la psicóloga Cristina Girod de la Malla el 19 Mayo, 2021.

Última actualización: 19 Mayo, 2021

Las fobias son reacciones de miedo desproporcionadas ante estímulos inofensivos o ante estímulos no completamente inofensivos, pero controlables. Sobre cómo se adquieren y mantienen las fobias existen infinidad de teorías, todas acertadas en parte. ¿Cómo se explica que algunas fobias sean más frecuentes que otras? La teoría de la preparación nos lo explica.

La teoría de la preparación de Seligman explica que nacemos preparados para temer más a unos estímulos que a otros. Para ello se basa en dos conceptos centrales, la preparación y la predisposición para la adquisición de las fobias, conceptos en los que ahondaremos a lo largo del artículo.

La teoría de la preparación: características generales

Seligman elabora su teoría de la preparación en respuesta a la teoría de la equipotencialidad, que enunciaba que todos los estímulos tienen la misma facilidad para condicionarse. Contra esto, Seligman afirma que estamos filogenéticamente preparados para temer más unos estímulos que otros.

Significa que estamos preparados para condicionar ciertos estímulos con mucha más facilidad que otros. Esto ocurre por un proceso evolutivo, como resultado de la necesidad de los organismos de adaptarse al medio. Por ello, es más probable que temamos estímulos peligrosos que amenazan a la supervivencia de la especie, en lugar de tener estímulos inofensivos.

Mujer con mucho miedo

Características de las fobias

Seligman afirmó que las fobias poseen estas cuatro características:

  • Selectividad: las fobias están limitadas a un determinado rango de estímulos (ciertas situaciones o estímulos provocan miedo con mayor facilidad que otros). Esto parece estar relacionado con la supervivencia de la especie.
  • Fácil adquisición: las fobias se pueden adquirir en un solo ensayo.
  • Resistencia a la extinción: es uno de los aspectos más característicos de las fobias. Se refiere a la resistencia a la extinción de respuestas condicionadas a estímulos que solemos etiquetar rápidamente como peligrosos frente a aquellos que necesitan varios ensayos.
  • Irracionalidad: una de las características de las fobias es la desproporción o falta de consonancia entre la peligrosidad real del estímulo y la repuesta de ansiedad.

Conceptos centrales: preparación y predisposición

Por un lado, la preparación hace referencia a los procesos evolutivos de las especie. Según lo preparados que estén los estímulos para condicionarse, podemos encontrar tres tipos de estímulos:

  • Estímulos preparados: son aquellos que están biológicamente muy preparados para aprenderse como peligrosos y nocivos. Este aprendizaje puede producirse de manera automática y en un solo ensayo.
  • Estímulos no preparados o apreparados: son los estímulos que no se aprenden de manera automática como peligrosos, sino que requieren de varios ensayos de asociación o condicionamiento.
  • Estímulos contrapreparados: son los estímulos imposibles de aprender como nocivos, a pesar de continuados ensayos de asociación.

Por otra lado, la predisposición se refiere a los aspectos de la propia persona y de su desarrollo ontogenético que la hace más propensa a sufrir una fobia.

La ampliación de la teoría de la preparación del grupo de Öhman

El grupo de Óhman amplió la teoría de la preparación y distinguió que las fobias según su origen filogenético o evolutivo. Distingue entre miedos comunicativos y miedos no comunicativos.

Los miedos no comunicativos son aquellos que no tienen función social ni comunicativa. Mientras que los miedos comunicativos son aquellos que sí cumplen una función social entre especies, que transmiten un mensaje entre especies. Dentro de los miedos comunicativos podemos encontrar las fobias animales, o interespecíficas -comunes a diferentes especies-, y las fobias sociales, o intraespecíficas.

Los miedos animales (interespecies) tienen su origen en el sistema conductual de defensa contra los depredadores y generan respuestas de evitación o escape desencadenadas por procesos automáticos. Esta respuesta provoca una gran activación del sistema nervioso autónomo simpático.

Los miedos sociales (intraespecies) son aquellos que surgen por procesos de dominancia-sumisión en el contexto de la misma especie. Al estar implicados procesos menos automáticos, más reflexivos, se producen respuestas que dependen de procesos controlados, y no siempre producen respuestas de activación simpática.

Hombre con miedo a las arañas

Un gran ejemplo de la teoría de la preparación: el efecto García

El efecto García, que Seligman sufrió en sus propias carnes, explica por qué rechazamos un alimento que en algún momento nos sentó mal. Esta aversión condicionada al sabor se produce en un solo ensayo 0 una sola ocurrencia (fácil adquisición) y es suficiente para que se mantenga la respuesta de evitación. Además se mantiene en el tiempo (la resistencia a la extinción de la que hablaba Seligman).

García y Koelling, en sus investigaciones, descubrieron que no todos los estímulos se condicionaban con la misma facilidad. Por ejemplo, un dolor de estómago era fácilmente asociable a un alimento/bebida, pero muy difícil de asociar a un estímulo de otras naturaleza, como por ejemplo una luz o un sonido.

Además de ponerle nombre a este descubrimiento, Seligman sufrió el efecto García en sus propias carnes. Su experiencia demostró que esta asociación entre alimento-malestar estomacal es tan fuerte y tan resistente a la extinción que ni la razón puede vencer a esta y otras fobias (las fobias son irracionales).

Te podría interesar...
La delicada línea que separa a los miedos de las fobias
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
La delicada línea que separa a los miedos de las fobias

Muchas personas diferencian entre miedos y fobias, aunque en realidad ambas parten de lo mismo, temores muchas veces infundados.